Iglesia responde al Icbf que protección de los niños es una "prioridad"

Febrero 23, 2017 - 03:57 p.m. Por:
Elpais.com.co
Cardenal Rubén Salazar

El arzobispo de Bogotá, cardenal Rubén Salazar.

Elpais.com.co | Colprensa

El arzobispo de Bogotá, el cardenal Rubén Salazar Gómez, indicó que la protección de los niños, niñas y adolescentes en Colombia es una prioridad para la iglesia Católica.

La declaración del sacerdote se da como respuesta a una carta que le envió la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), Cristina Plazas, en la que le solicitaba expresar el rechazo y la no tolerancia  a los casos de abusos de menores.

Esto tras la polémica generada por la posición de la Arquidiócesis de Cali para eximirse de responsabilidad de un caso de pederastia en la que señala “culpa exclusiva de las víctimas indirectas” hablando de la responsabilidad de los familiares en el abuso contra los cuatro niños, que se presentó en 2009 en la Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, del barrio Alfonso Bonilla Aragón, de donde era párroco William de Jesús Mazo.

Salazar reiteró que la Iglesia mantiene la clara y leal consigna de “cero tolerancia”, ante cualquier caso de abuso a menores por parte de algún miembro de la Iglesia Católica.

“Esto nos impulsa, como Iglesia, a asumir clara y lealmente la consigna “cero tolerancia” ante cualquier caso que sea denunciado ante nuestros delegados de protección de menores y a tomar todas las medidas para que los responsables sean castigados tanto canónica como civilmente. Si se comprueba el abuso, un sacerdote jamás podrá volver a ejercer su ministerio”, explicó.

El prelado recordó que desde la Arquidiócesis de Bogotá se ha implementado una oficina de protección de menores, que busca a través de programas, talleres y proyectos formativos, trabajar en la prevención y cuidado de los menores.

“Realizamos un serio trabajo formativo para que todos nuestros establecimientos asuman decididamente una “cultura del buen trato” y salvaguarda de las niñas, niños y adolescentes a los cuales servimos” señala la misiva.

Salazar explicó que para evitar estos casos, la Iglesia asume su compromiso de tener mayor rigor en la selección de candidatos que ingresen al seminario y velará para que se cumplan los protocolos de protección y los debidos procesos canónicos y jurídicos de abusadores de menores.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad