Iglesia rechaza fallo que le ordena pagar indemnización

Julio 07, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa l Elpais.com.co

El clero debería pagar $600 millones a una familia porque un sacerdote asesinó a dos de su miembros. Al parecer las víctimas eran la supuesta amante del religioso y la hija de ambos.

El presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Vicente Córdoba, manifestó este miércoles su desacuerdo frente al fallo del juez único promiscuo de Belén de Umbría, Risaralda, que ordenó a la Diócesis de Pereira y a la Conferencia Episcopal indemnizar con 600 millones de pesos a la familia de la mujer y la niña que fueron asesinadas por el sacerdote José Francey Díaz.Según monseñor Córdoba, "se obró más por derecho laboral que por un derecho penal. El sacerdote debe pagar por sus problemas y no la Diócesis de Pereira y la Conferencia Episcopal con 600 millones de pesos, como si esto fuera una empresa" , afirmó monseñor Córdoba.Monseñor Córdoba manifestó que el demandante tuvo las "agallas" para demandar no solo a la Diócesis de Pereira sino a la Conferencia Episcopal. "Le faltó demandar al Vaticano, porque según el demandante dependemos laboralmente todos como en cadena. Esto no es una empresa, ni hay dependencia laboral, ni hay decretos laborales, ni hay acuerdos. Se me hace muy raro que el juez lo tomó como si la Conferencia fuera el patrón, la Diócesis la gerencia y el sacerdote un empleado y eso no es así" , puntualizó.Esta sería la primera vez que existe un fallo contra la iglesia por su presunta responsabilidad civil en un homicidio cometido por un sacerdote. Sin embargo, monseñor Córdoba dejó claro que ni la Diócesis de Pereira ni la Conferencia Episcopal podían prever el accionar del sacerdote.En efecto, monseñor Córdoba afirmó que la Diócesis de Pereira ya apeló el fallo, teniendo en cuenta que de ser efectuado, la iglesia no tendría cómo pagar la millonaria suma. Añadió que las parroquias colombianas se sostienen de ayudas que provienen del extranjero. "De dónde saca la Conferencia Episcopal 600 millones de pesos para darle a una familia que demanda" , cuestionó el Secretario de la Conferencia Episcopal.El hechoEl sacerdote José Francey Díaz fue condenado a 23 años de prisión después de que aceptó haber asesinado a María del Carmen Arango, de 31 años, su supuesta amante, y a María Camila Diaz, de 5 años, a quien había reconocido como su hija.Según los testimonios de los familiares de las víctimas, la mujer amenazó al sacerdote con llevar el caso ante las autoridades eclesiásticas, como represalia por una supuesta infidelidad del sacerdote y por eso Díaz cometió el doble homicidio.Las dos mujeres fueron asesinadas a garrote en el domicilio parroquial de sacerdote, en Mistrató, Risaralda. Después trasladó los cuerpos a una zona rural entre Belén de Umbría, localidad de Risaralda, y Anserma, donde les prendió fuego.Los hechos ocurrieron en febrero del 2007. Ahora el clérigo se encuentra recluido en la cárcel para hombres de Manizales pagando su condena, que le fue rebajada a la mitad por haber aceptado la responsabilidad del crimen.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad