Identidad, el 'coco' de los jóvenes caleños

Agosto 24, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Luiyith Melo García | Reportero de El País

Una investigación más amplia con chicas preadolescentes y adolescentes entre 10 y 18 años de la ciudad de Cali, resalta la preocupación de las jóvenes por engordar y a menudo consideran que han comido demasiado

Tras un año de intervención en un colegio público de Cali, la sicóloga Linda Teresa Orcasita, de la Universidad Javeriana, halló varios aspectos que dan cuenta de la problemática mental de los jóvenes.Un primer aspecto fueron los rasgos de ideación suicidas, sobre todo cuando los muchachos no se siente comprendidos y escuchados y no hay una red de apoyo. Algunos se inflingen lesiones en las muñecas de los brazos o marcan su cuerpo.En criterio de Orcasita, esta es una forma de representar la soledad y la ausencia de apoyo de personas cercanas. Y pasa cuando el chico no logra captar la atención de alguien o sentirse apoyado emocionalmente. En algunos casos se asocia también a la presión de grupo. Por eso es necesario estar alerta a los cambios que presentan los jóvenes de un momento a otro; estar atentos a qué programas de televisión ven, cuáles son los amigos que tienen, cuáles son las ideas que les transmiten sus amigos y, sobre todo, enseñarles a valorar su cuerpo y a sí mismos por lo que son.El consumo de sustancias psicoactivas en estas etapas iniciales (marihuana o alcohol), puede producir a futuro fuertes trastornos de la salud mental como depresión y ansiedad. Es un factor de riesgo que debe detectarse a tiempo para intervenirlo.También hay presión de amigos que suelen generar trastornos de alimentación como anorexia, bulimia, porque el joven está creando su identidad y se deja influenciar por lo que piensa el otro sobre si está gordo o flaco, y responden también a lo que transmiten los medios como ideal del cuerpo.Una investigación más amplia con chicas preadolescentes y adolescentes entre 10 y 18 años de la ciudad de Cali, resalta la preocupación de las jóvenes por engordar y a menudo consideran que han comido demasiado.Solo 2, 5% de las entrevistadas reportaron el empleo de agua y laxantes para adelgazar. No obstante, el 5,6 % reportaron uso de pastillas para adelgazar y 7,1 % admitieron que vomitan como medida para reducir de peso.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad