Hostilidades son normales en medio de procesos de paz, según analistas

Hostilidades son normales en medio de procesos de paz, según analistas

Febrero 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Los expertos sostienen que el curso del conflicto no debería afectar el proceso al punto de llevarlo a la ruptura.

Las negociaciones de paz se iniciaron en medio del conflicto armado y aunque el deseo de los colombianos es que las acciones guerreristas de las Farc cesen, estas se mantendrán e incluso se podrían recrudecer hasta que se firme un acuerdo final. A esa conclusión llegan algunos analistas, académicos y políticos, quienes coinciden en que hay que “rodear al Gobierno Nacional” para que no se levante de la mesa.John Marulanda, analista internacional de seguridad en defensa, dice que el Gobierno está haciendo lo correcto al no aceptar el cese de hostilidades y continuar con sus acciones militares, así ello signifique que las Farc van a responder de la misma manera. Según él, la guerrilla no ha logrado mostrar acciones contundentes ni antes, ni durante, ni después de iniciar las conversaciones de paz.“En estos tres meses las Farc no se han podido reacomodar. Las cifras de deserciones y de bajas siguen siendo a favor de las Fuerzas Militares. Ellos no están mostrando una nueva habilidad, por lo que el Gobierno debe continuar con su posición”, agregó Marulanda.El excombatiente del M-19 y analista del conflicto armado, Diego Arias, sostiene que el curso del conflicto no debería afectar el proceso al punto de llevarlo a la ruptura, porque precisamente hay que dirimir todas las diferencias hasta que sean innecesarios los enfrentamientos. “La decisión de las Farc de ‘reservarse’ el derecho de retener miembros de la Fuerza Pública es desalentador, pero al fin y al cabo, en este caso, es un hecho muy propio de la guerra”, agregó.A quienes se preguntan cuál será el punto que rompa la delgada línea de la paciencia del presidente Juan Manuel Santos, Arias comentó que el diálogo no se debe cancelar ni con el secuestro de un policía o un atentado contra un alto dirigente de la Fuerza Pública o de la guerrilla. “Lo que sí es imperativo de exigirle a las Farc es el inmediato, total y permanente respeto por la población civil”.La exsenadora Cecilia López también indicó que hay que seguir negociando, no al precio que sea, pero sí mantenerse hasta donde sea posible. “Creo que el país tiene que rodear al Gobierno y exigir que las Farc no hagan este tipo de chantajes porque necesitamos superar este capítulo. La guerra sigue por ahora, hemos tratado de hacer toda clase de esfuerzos y quien va a perder en el terreno internacional es la guerrilla”, comentó López.Mientras que el exmagistrado Carlos Gaviria reconoció que se sabía “de antemano que los ataques de parte y parte se iban a presentar”, pero también es necesario reconocer que hay buena disposición para lograr algún tipo de entendimiento para parar el conflicto que vive Colombia desde hace medio siglo. “Esto no quiere decir que el acuerdo esté a la vuelta de la esquina y menos con las cosas que han pasado como los secuestros, que son tan desagradables y nos hacen perder el optimismo”.El presidente del Senado, así como la presidenta del Polo Democrático se refirieron a las acciones de la guerrilla y al camino que deben tomar los diálogos de paz.Roy Barreras, presidente del Congreso, insistió en que la delegación del Gobierno debe centrarse en la orden presidencial de “seguir trabajando en acuerdo para terminar conflicto. A todos los colombianos nos debe doler la guerra de indignar el secuestro, pero a nadie debe sorprender que sigan ocurriendo lamentables actos producto del conflicto armado”.A su turno, Clara López, presidenta del Polo Alternativo Democrático, aseguró que ante el fuerte cruce de pronunciamientos entre los negociadores del Gobierno y de la guerrilla existe la necesidad de recurrir a la mediación, “antes de ahondar aún más las diferencias”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad