Henrique Capriles invitó a sus compatriotas en Bogotá a mantenerse en pie de lucha

Mayo 30, 2013 - 12:00 a.m. Por:
EFE / El País

Henrique Capriles hizo un llamado a sus compatriotas para que sigan luchando por la verdad en el tema de las elecciones y le pidió al Gobierno Colombiano que no se deje chantajear por las declaraciones de los miembros del gobierno venezolano.

El excandidato presidencial venezolano Henrique Capriles invitó a sus compatriotas en Colombia a que mantengan la lucha porque los cambios en su país son imparables y vaticinó que habrá nuevas elecciones, durante una reunión en Bogotá donde fue aclamado a los gritos de "presidente"."En este momento la lucha nuestra no puede decaer. Ahora hay que luchar más, todos los días hay que luchar", dijo Capriles, quien señaló que con el resultado de las elecciones presidenciales del 14 de abril comenzó un cambio en Venezuela. "El 14 de abril no solamente ganamos sino que Venezuela cambió, el 14 de abril se abrió un nuevo ciclo en nuestro país, y ese cambio ya no hay forma de detenerlo porque además, por primera vez en estos 14 años, ese dique, esa suerte de paÍs dividido se rompió", agregó el gobernador del estado Miranda.El dirigente denunció una vez más el "secuestro institucional" que, dijo, ocurre en su país, y aseguró: "la crisis política que hay en Venezuela se resuelve haciendo elecciones limpias"."En algún momento van a tener que darse un nuevo proceso electoral, va a venir un nuevo proceso electoral", expresó.Capriles, se dirigió a varios decenas de centenares de venezolanos que se reunieron en un auditorio en Bogotá para escucharlo en un ambiente festivo, como si se tratara de una campaña electoral.Una niña de unos cuatro años pasó de brazos en brazos de los presentes hasta llegar a la tarima donde le entregó un dibujo al líder de la oposición, que retribuyó con un beso a la mano de la pequeña en medio de una ovación."Se ve, se siente, Capriles presidente", corearon varias veces los asistentes al acto.Capriles agregó que la lucha de la oposición no es para llegar al poder y ocupar un cargo, sino para "tener la responsabilidad de llevar la bandera del cambio, del progreso" a un país que, dijo, a pesar de tener una ingentes riquezas, "se ha ido quedando atrás" con respecto al resto de América Latina.Tras reiterar que le "robaron" las elecciones de abril, aseguró que "la legitimidad no la da una banda presidencial o una foto, la legitimidad la da el voto popular".Los temas musicales de las dos últimas campañas presidenciales venezolanas animaron desde muy temprano a los asistentes que lucían camisetas con el nombre del candidato, la "vinotinto" de la selección de fútbol, gorras, bufandas y banderas del país caribeño.Al encuentro con Capriles acudieron venezolanos de todas las edades, pero sobre todo jóvenes como Laura Kaswalder, una estudiante nacida en Maracay, estado Aragua, que vive en Colombia desde hace casi cuatro años y que participó en el acto como voluntaria.Una camiseta con la frase "No soy oposición, soy la solución", con la foto de Cariles, lucía orgullosa Gloria Amparo Escolar de Peña, un ama de casa caraqueña que decidió mudarse a Bogotá con sus hijos en el 2003 cuando, dijo, "empezó la crisis". Capriles le pidió a los colombianos no dejarse chantajear Durante su intervención en Bogotá, Capriles hizo un llamado a los colombianos que "no se dejen chantajear" por las declaraciones de miembros del Gobierno de su país que calificaron su reunión con el presidente Juan Manuel Santos como una "conspiración". "Yo, desde aquí, rechazo no solo esas declaraciones sino además le digo a nuestros hermanos colombianos: no se dejen chantajear por el Gobierno venezolano", dijo Capriles, también gobernador del estado Miranda, en una rueda de prensa en Bogotá.El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, tildó de "agresión" la entrevista de Capriles con Santos, mientras que el canciller Elías Jaua habló de "una conspiración abierta contra la paz en Venezuela" que alcanza "los más altos poderes del Estado colombiano".Al ser preguntado por estas declaraciones Capriles primero se disculpó en nombre de sus compatriotas por lo que llamó "bravuconadas" y "declaraciones destempladas" de ambos funcionarios y dijo que Colombia, como país soberano, "tiene el derecho de recibir a quien quiera"."No le doy mayor relevancia (a lo dicho por Cabello y Jaua), le diría a Colombia que no preste atención a esta situación". Capriles rechazó el anuncio de Jaua de que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió el regreso de su representante en La Habana para las negociaciones de paz del Gobierno colombiano con las Farc, Roy Chaderton, para evaluar la participación de Caracas en esos diálogos."Nosotros, los venezolanos, queremos la paz de Colombia, lo que dijeron parecía era un chantaje a Colombia. Si usted cree en la paz, desinteresadamente trabaja por la paz", expresó.El excandidato presidencial venezolano dijo que desde Caracas "se pretende someter el diálogo (de paz) a condiciones, pero el diálogo no puede estar condicionado". "Lo que el Gobierno quiere es tapar la profunda crisis de legitimidad, económica y social que hay en nuestro país", enfatizó.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad