Hay una actuación criminal en mi contra: Luis Carlos Restrepo

Diciembre 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortiz, reportero de El País
Hay una actuación criminal en mi contra: Luis Carlos Restrepo

Luis Carlos Restrepo, ex comisionado de Paz de Colombia.

Ex comisionado de Paz dijo que la defensa de Mancuso a Carlos Alonso Lucio demuestra que “ese señor hace parte de esa estructura”.

El ex alto Comisionado para la Paz Luis Carlos Restrepo está indignado. Dice que la fiscal General de la Nación, Viviane Morales, actuó de una manera “visceral y apresurada” cuando anunció que le iba a imputar cargos de peculado por apropiación, concierto para delinquir, fraude procesal, fabricación, tráfico y porte de uniformes privativos de las Fuerzas Militares y armas, justo en el momento en que él le envió una carta poniéndole en conocimiento las actuaciones de Carlos Alonso Lucio (esposo de la titular del ente acusador) en el proceso de paz con los paramilitares. Para Restrepo es evidente que hay una “campaña criminal” en su contra y dice que no entiende por qué la Fiscal afirma que la está chantajeando.En diálogo con El País, el ex comisionado denuncia que no tiene garantías y pone en tela de juicio las actuaciones de la Fiscal General.¿Por qué dice que es una retaliación de la Fiscal la imputación de cargos en su contra?Porque inmediatamente recibe mi carta, la señora Fiscal convoca una rueda de prensa en la que, sin ningún fundamento, dice que la estoy chantajeando, lo cual es una mentira y una injuria contra mí. En la misma diligencia anuncia que me imputa cargos, sabiendo que ella no es la competente en mi caso porque ni siquiera estuvo presente el Fiscal 16, que es el que lleva mi proceso.Entonces ¿qué pasó? Ella relaciona una cosa con la otra; es evidente que la decisión de la señora Fiscal fue tomada a partir del momento en que recibió mi carta. Trata de engañar al país sugiriendo que la estoy chantajeando y entonces, como respuesta para mostrarse dura, imputa una cantidad de delitos que solamente faltó el de lesa humanidad, sabiendo que la Fiscalía no tiene ningún argumento para imputarme delitos de esos. Es claro que la Fiscal actuó con rabia contra mí porque yo respetuosamente le informé sobre unos hechos que creí necesarios que ella conociera.¿Qué lo motivó a enviarle esa carta?Porque mi nombre ha estado en un debate público en relación con Carlos Alonso Lucio, porque el tema de la participación de él en el proceso de paz, como asesor de los paramilitares, fue de conocimiento público, nunca se lo había cuestionado como se está haciendo ahora.Entonces, al hacerse referencia a mi nombre y a mis actuaciones consideré que lo pertinente era poner en conocimiento de las autoridades competentes, en este caso ella, estos hechos y como se lo digo en la carta para que ella conozca de manera directa.La Fiscal dice que no entiende por qué usted esperó más de siete años para hacer esas denuncias...Lo que yo no entiendo es por qué el país hasta ahora hace ese debate, es decir lo pudo haber hecho al comienzo. Lo que quiero decir es que no estoy haciendo ninguna denuncia, le estoy relatando unos hechos a la señora Fiscal que ella consideró que podían ser de violación penal y objetos de investigación, ella fue la que los calificó como aparentemente delictivos.Dos, el debate en torno a Lucio no lo planteé yo, lo han hecho otras personas y las referencias a mi nombre han sido por otras personas y yo fui la cabeza del proceso de paz. ¿La actuación de la Fiscal al imputarle cargos, es una cortina de humo?Lo que creo es que ella tuvo una actuación visceral, no mantuvo la neutralidad ni la objetividad que debe tener como Fiscal General y en el momento en que requirió una carta respetuosa de mi parte, respondió de manera apresurada y paranoica acusándome falsamente de estar constriñendo la justicia y chantajeándola. Hasta hoy no ha mostrado las pruebas que tiene para demostrarle al país de que yo la estaba chantajeando. Simple y llanamente en un ataque de rabia anunció que me imputaba cargos. Pienso que fue un apresuramiento y eso me preocupa enormemente porque ella es la cabeza del ente acusador y desde su oficina con calumnias e injurias me muestra como un hombre que obstruye la justicia. Creo que hay un sesgo y la justicia no puede actuar de esa forma.Usted en su momento dijo que en la supuesta falsa desmovilización del frente ‘Cacica La Gaitana’ de las Farc, el engañado fue el Estado...Totalmente, hay unos delincuentes que han confesado que engañaron al Gobierno, básicamente los miembros de una familia: los señores Pacheco Ramos. Por supuesto sí engañaron al Gobierno y a una cantidad de instituciones incluido a mí, así como a la inteligencia del Ejército, después engañaron a la Fiscalía porque los señores fueron sometidos a investigaciones y este organismo avaló la condición de desmovilizados y les otorgó los beneficios jurídicos, y cuando ya había quejas públicas de que podría haber fallas en esa desmovilización, la Fiscalía dijo que no había fallas. Durante casi cinco años, hasta finales del 2010 esos señores actuaron en el Ministerio de Defensa y les daban credibilidad. Hay muchos engañados, pero la pregunta es ¿cómo lo hicieron, cómo engañaron a tantas entidades? Si hubo engaño, ¿quién o quiénes son los responsables?He pedido la información de inteligencia del Ejército sobre este tema, pero me la han negado, dicen que está en reserva y que solo en 40 años la desclasifican. Yo le pido al presidente Juan Manuel Santos que desclasifique esa información y la que tenga relación con la operación que ellos llaman ‘Cacica Gaitana’, que la entregue al país y se conozca cómo fue que engañaron a la inteligencia oficial. Que la Fiscalía entregue la información que hizo sobre los desmovilizados que no la han querido incorporar al proceso y no me la han querido entregar. Si quieren que se sepa la verdad, entreguen todo eso o reconozcan que hay personas que engañaron al Estado y en ese caso yo soy víctima.Entonces, ¿de dónde salen los cargos que le imputa la Fiscal?No tengo la menor idea. Tengo la mayor curiosidad del mundo para saber cómo van a justificar cargos de esos. No hay un sólo indicio, ni siquiera de esos desmovilizados que han estado bajo protección de la Fiscalía. En lo que yo conozco no han dicho ‘me reuní con el Comisionado’, para que digan ahora que yo incurrí en concierto para delinquir, en fabricación, porte de armas, tráfico. Esto me parece surrealista, totalmente descabellado, sin fundamento. Es una arbitrariedad y si la van a cometer, el país se va a enterar.El ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso, en un comunicado desde su sitio de reclusión en Estados Unidos, desmintió lo dicho por usted sobre la actuación de Lucio en el proceso de paz y lo acusa a usted de mentir.Lo que hace el señor Salvatore Mancuso es respaldar a Lucio totalmente, lo defiende y dice que fue un hombre importantísimo dentro del proceso, hace referencia a la entrega de dineros, no sé por qué hace esa referencia.Él sale a defenderlo, lo que yo siempre he dicho, que siempre lo ha defendido dentro del proceso, a tal punto que nosotros tuvimos un enfrentamiento en la mesa por eso y Mancuso terminó rompiendo la mesa de diálogo. Entonces, al final lo que Mancuso hace es lanzar infamias sobre mí, cosas a las que ya no le paro bolas porque todo el país sabe que estos señores paramilitares me odian porque están en los Estados Unidos por mi actuación, pero es supremamente claro el respaldo que le da Mancuso a Lucio, él demuestra claramente que ese señor trabaja con esa estructura.Usted toca el punto de la extradición, ¿será que los paramilitares le están pasando cuenta de cobro y la Fiscalía les podría estar ayudando?Yo no sé. Sería muy grave que la justicia estuviera haciendo ese eco a esos delincuentes. Hay una persona que los oyó en la cárcel de Itagüí, es el señor Gustavo Adolfo Muñoz, director de una ONG de secuestrados, que puede dar el testimonio ante las autoridades de cómo estos señores dijeron que se vengaban de mí, que no me podían matar pero que me iban a acabar jurídicamente. Hay una venganza criminal en mi contra.En sus recorridos como Comisionado, ¿usted vio en algún momento a Viviane Morales, de pronto, acompañando a Lucio en sus correrías?No jamás. Me vine a enterar en estos días, a través de los medios, por boca de la misma Fiscal que ella estuvo en Ralito en conversaciones con las autodefensas. Me parece extraño, porque yo era el representante del Gobierno en ese proceso y toda la gente que fue en el marco de la legalidad le informó al Gobierno qué iba a hacer e incluso pidió acompañamiento. Me asombra que la doctora Morales dice que fue a un evento público y yo no me di cuenta. Personas que han ido a contactarse con elementos de grupos ilegales sin autorización del Gobierno han terminado en la cárcel, muchos de los congresistas están pagando penas solamente por haber cometido ese error. Sería bueno que la Fiscal le informara al país con qué criterios fue y que nos dijeran cómo es la justicia en Colombia, es decir que en algunos casos sí se les permite a algunas personas entrar en contacto con los ilegales sin autorización y en otros no. En estos casos me parece que la ley se vuelve ambigua.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad