Hay que llegar a un acuerdo pronto porque el tiempo conspira contra el proceso de paz: Santos

Octubre 29, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co / Colprensa
Hay que llegar a un acuerdo pronto porque el tiempo conspira contra el proceso de paz: Santos

El presidente Juan Manuel Santos instaló la Cumbre Iberoamericana No. 25, en donde dijo que dio órdenes específicas a Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo para que no se paren de la mesa con el Centro Democrático hasta evacuar todos los puntos.

El mandatario le ordenó al jefe negociador, Humberto de la Calle, y al alto comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, no pararse de la mesa hasta no tener resueltos todos los puntos con el uribismo para alcanzar el nuevo acuerdo de paz.

Durante la instalación de la cumbre Iberoamericana No. 25 en Cartagena, el presidente Juan Manuel Santos advirtió que el tiempo conspira contra el proceso de paz y el cese al fuego pactado es muy frágil.

“Hemos trabajado día y noche, sin descanso, para avanzar en ese diálogo incluyente con todos, todos los sectores de la sociedad: los que promovieron el NO, los que apoyaron el SÍ y los que no votaron”, agregó.

Este fue el  espacio que escogió el presidente Juan Manuel  Santos para informar que las órdenes dadas al jefe negociador, Humberto de la Calle, y  al alto comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, es que deben trabajar hasta que se evacúen todos los puntos con el uribismo.

“Hoy mismo, en este preciso momento, se están reuniendo nuevamente en Bogotá, el expresidente Uribe y delegados de su partido con los negociadores del Gobierno. Hice venir específicamente de La Habana al jefe negociador, Humberto de La Calle, y al comisionado de paz, Sergio Jaramillo, a esta reunión y les di instrucciones de que no se pararan de la mesa hasta no evacuar todos los puntos”, dijo el presidente.

Lea también: Gobierno y uribismo se reúnen este sábado para hablar de nuevo acuerdo de paz

La cumbre, que inició con el discurso de la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, reúne a 22 países miembros y tiene como tema central  ‘Juventud, emprendimiento y educación’, pero  el resultado del plebiscito del 2 de octubre en Colombia y la fase de renegociación en la que se encuentran el Gobierno y los diferentes sectores del No, han ocasionado que uno de los temas principales sea la construcción de paz, y en especial, el apoyo a la adminsitración del presidente Santos para que continúe con sus esfuerzos.

Por ello, el primer mandatario colombiano insistió en que esta cumbre también es una cumbre de la paz: “dijo hace unos días nuestra estimada secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, que ella hubiera querido que esta cumbre se llamara 'de la paz', pero que tal vez ahora toca llamarla 'por la paz'. Yo diría, apreciada Rebeca, que esta cumbre, que se reúne en un momento crucial de la historia de Colombia, es una cumbre por la paz, pero es también, es decir no ha dejado de ser, la Cumbre de la Paz”.

Santos fue enfático en decir que el ‘acuerdo de Cartagena’, seguirá siendo la base de una transformación sin precedentes en la historia y aseguró que la paz definitivamente será una realidad.

“Con ajustes, con clarificaciones, que se harán en un término muy breve, vamos a conseguir que un conflicto de 52 años, que ha dejado más de 200 mil muertos y 8 millones de víctimas y desplazados, llegue a su fin”.

Y uniendo ese deseo de paz, en su discurso de instalación,  dijo que la inspiración son los jóvenes, el eje central de la versión número 25 del encuentro: “son los jóvenes los que cada día llenan calles y plazas, escriben en foros y pancartas, hacen proclamas y manifestaciones artísticas, exigiendo su derecho a vivir en paz"

"Esa es la representación de lo que queremos en esta Cumbre: que los jóvenes de Iberoamérica que se calculan en unos 160 millones de personas entre los 15 y los 29 años, tomen las riendas de su destino y se sientan acompañados por los Estados, por sus gobiernos, en su búsqueda de la realización y la felicidad”, agregó.  

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad