“Hay que acabar con la reelección presidencial”: Horacio Serpa

Noviembre 23, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Judith Gómez Colley, editora de Poder.
“Hay que acabar con la reelección presidencial”: Horacio Serpa

Horacio Serpa, líder del partido Liberal.

El exministro y militante del partido Liberal dice que ese debe ser un compromiso del su colectividad. “Seremos la primera fuerza en el Congreso”.

Al exministro del Interior Horacio Serpa Uribe, aunque habla en tono fuerte, se le nota más mesurado, pero eso sí sin dejar de defender con vehemencia sus ideas y las de su Partido Liberal.Esta semana Serpa estuvo en Cali, donde se refirió a su deseo de postularse al Senado, de su colectividad, de la resistencia que genera y de la reelección presidencial. Usted dijo que si no era cabeza de lista del Partido Liberal al Senado no será candidato ¿Se sostiene en eso?Sí, porque aunque reconozco que cualquiera puede encabezarla y hay muchas figuras en el partido, con el que tengo las mejores relaciones, pero considero que mi experiencia sirve para los propósitos del país y del partido. No es solo una cuestión de edad, es de edad, dignidad y gobierno. ¿Se siente irrespetado por la puja que hay por la cabeza de lista?No, porque el Partido Liberal es el partido de los libres criterios, de la oportunidad de plantear cosas, es un foro de hombres libres, pero me parece que es bueno que el país sepa que yo no estoy por cuestión de vanidad en la política. Esto lo planteo con mucha humildad, sin prepotencia, sin ninguna amenaza de que me retiro del partido. Tengo medio siglo en Partido Liberal, soy un militante y quiero es ser útil, servirle al país y al liberalismo, pero a un liberalismo social, comprometido con la democracia, transformador. Eso es lo que necesita Colombia y estoy al servicio de esa causa. Dice que está por encima de las vanidades, pero ¿no hay vanidad al decir ‘si no soy cabeza de lista, no voy’?No. Es que yo no lo digo así, yo digo: si hay otras prioridades en el partido, las respeto. Así no me interesa, y sigo sirviéndole al país en otras cosas. Estoy haciendo muchas cosas, presido la sociedad económica de amigos del país, estoy en la academia, soy director de la revista virtual ‘Hola Política’, escribo permanentemente, estoy escribiendo tres libros de política porque uno tiene que escribir de lo que sabe.¿Y va a escribir todo lo del Proceso 8000, todo lo que pasó en esa época?Con todo. Claro. Ese libro se llama ‘El país que me tocó vivir’. Es interesante.Volviendo al tema del Partido Liberal, piensa que se faltó a las reglas de juego cuando se había dicho que usted sería cabeza de lista y luego llega Viviane Morales y propone encuesta?No, no tengo ningún motivo de malestar, al contrario, de afecto, respeto y admiración por Viviane y otros dirigentes del liberalismo. No estoy con ningún ánimo pendenciero, a cambio de ponernos a hacer escaramuzas o dificultades en el interior del partido, este debe pensar en el país, cómo le servimos a Colombia. Yo estoy en eso.¿Por qué su nombre genera tanta resistencia en sectores del liberalismo y del país?No creo que tenga muchas resistencias en el interior del liberalismo, sino en otros sectores de la opinión pública colombiana, por ejemplo, en el paramilitarismo, la extrema derecha, los corruptos, en la mano negra. Esos son mis contradictores y por eso tengo definidos mis compromisos con el país. A propósito de todo esto, la próxima semana en Bogotá, voy a participar en un evento político para decirle a Colombia lo que estoy pensando del país. No es nada nuevo pero lo voy a decir con énfasis y voy a decir: Oiga, si el Partido Liberal está en esto, yo estoy ahí; si los sectores democráticos están en aquello, yo estoy ahí. Quiero participar y no me han dejado. Tengo muchas cosas que decir, que proponer, que hacer, que desarrollar. No me han dejado, me han bloqueado en tres aspiraciones presidenciales. Viven haciéndome escándalos todos los días. ¿Y de esa resistencia forma parte la foto con Luis Alberto Gil? La hipocresía y el maniqueísmo, el fariseísmo de muchos se nota en la tal foto, ¿qué tiene de malo? ¿de qué me puedo avergonzar? Una foto que me tomaron el sábado en la tarde a plena luz del día, delante de 500 personas, ¿ahí que hay de oculto? Nada, es una mentira. Pretendieron hacer un escándalo, no tengo nada que ver con la persona que se arrimó a la foto , es mi contradictor político. Esa es una manifestación clarísima de lo que pretenden hacerme y todas las otras cosa. El día que anuncié que quería ir al Senado, dos después horas me hicieron un escándalo periodístico y hace 8 días, cuando se planteó una polémica, en la que yo no intervine, sobre la cabeza de la lista, armaron otro escándalo, pero voy a seguir hablando.¿Está satisfecho con el papel del Partido Liberal, que después de 12 años de sequía, disfruta de las mieles del poder, no teme que termine como el conservador?Está disfrutando a medias de las mieles del poder, porque es un poder muy repartido en una mesa de Unidad Nacional. Me gusta que el partido esté allí donde se examinan las cosas del país. No lo digo desde el punto de vista burocrático ni de la mermelada, sino que gobernar es una posibilidad muy importante en la política, es su objetivo esencial. Hoy el liberalismo no tiene la perspectiva de una candidatura presidencial, porque el doctor Santos está gobernando con una agenda liberal, porque le abrió un espacio al partido, porque la reelección ya está consagrada en la Constitución, pero, si el liberalismo, en la Convención aprueba apoyarlo, como va a suceder, debe hacer dos cosas: comprometerse con el país a que se elimine la reelección, y dos, aspirar a la Presidencia en 2018.Al decidir apoyar al doctor Santos debe hacerlo con un pliego de propuestas, eso no puede ser incondicional, hay afecto, hay solidaridad, pero el Partido Liberal tiene que presentarse con unas propuestas y compromisos con el país. Primero, el tema de la reelección, segundo, apoyar el postconflicto, comprometerse a que haya un nuevo sistema de salud, una reforma integral de la justicia; comprometerse a luchar por la verdadera autonomía de las entidades territoriales y la descentralización. Lograr modificar a fondo el Plan de Desarrollo; el modelo de desarrollo de Colombia está desactualizado. ¿Definitivamente se debe acabar la reelección presidencial? Sí, hay que acabar la reelección presidencial. Los congresistas deberían comprometerse desde ahora. El Partido Liberal tiene que tener un compromiso contra la reelección y explicar por qué vamos a apoyar a Santos. Pero no debe haber una reelección más, aumentemos un año más al periodo presidencial, propongo 5 años sin reelección, así lo dije hace 22 años en la Constituyente.¿No teme que el uribismo le quite espacio al liberalismo en las elecciones al Congreso?Al contrario, veo al Partido Liberal ganando mucho espacio en el Congreso. Va a ser la primera fuerza política de Colombia en marzo, lo juro. ¿Siente que el Proceso 8.000 es su estigma?No, es una cosa que quedó ahí, sobre la base de que yo no tengo nada que ver con el Proceso 8000. Eso lo investigaron y quedó claro y ahora pretenden armar barullo con personas sancionadas por los mayores crímenes que se pueden cometer en este país, los narcotraficantes y los paramilitares. Siempre pongo la cara y respeto a las autoridades y sigo en lo político.¿Por qué el Horacio Serpa combativo del pasado, hoy es tan mesurado?Porque no quiero gastar mis energías discutiendo dentro de mi partido, yo amo al partido y respeto a las y a los liberales. Quiero utilizar esa vehemencia y ese vigor que tengo luchando por el país, por la paz, contra las inequidades. Por eso quiero estar en el Senado, por eso digo que no es una cuestión de vanidades, yo ya cumplí con todas las exigencias de las vanidades.¿Ya enterró sus sueños presidenciales o guarda alguna esperanza?Ahora tengo un sueño, como tuvo sueños Martin Luther King, de ayudar a Colombia desde el Senado de la República, ese es mi sueño de hoy. ¿Cree que realmente alcanzaremos un acuerdo para la terminación del conflicto con las Farc?Sí, tengo optimismo. Vamos a suscribir en La Habana la terminación del conflicto armado y eso da lugar a que empecemos a organizar lo que es la convivencia y la paz duradera.¿Qué piensa de la polarización que genera el tema en el país?Ese tema es muy polarizante, lo ha sido siempre, en los últimos 20 años. La paz y la guerra han definido los destinos de Colombia. No debiera ser, porque la paz debe ser un propósito nacional, pero como hay tanta gente que gana con la guerra, ganan plata, votos, audiencia, entonces hay esa polarización. Lo importante es que seamos más los amigos de la paz que los de la guerra. De llegar al Congreso, ¿cómo se ve con el expresidente Uribe allí?Muy bien, yo respeto al Presidente. No comparto la mayoría de sus tesis y me opondré a ellas, por supuesto, pero en muchas cosas seguramente nos pondremos de acuerdo porque el palo no está para cucharas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad