¿Habrá alianza de la derecha para las elecciones presidenciales del 2018?

¿Habrá alianza de la derecha para las elecciones presidenciales del 2018?

Febrero 27, 2017 - 12:21 a.m. Por:
Elpais.com.co
derecha colombiana

Hasta marzo tiene plazo de renunciar los funcionarios que aspirarán al Congreso, mientras que hasta mayo quienes aspirarán a la Presidencia de la República.

El País / Colprensa

Ad portas de que inicie de manera oficial el año preelectoral, las alianzas y los movimientos se hacen cada vez más notables en los partidos políticos.

Un ejemplo de ello es la anunciada salida del presidente de Cambio Radical, Rodrigo Lara, quien dejaría la presidencia de la colectividad porque sus militantes se están acercando a sectores de derecha, en su tarea de desmarcarse de la Unidad Nacional.

Como es natural, de ese tipo de rumores surgen especulaciones sobre alianzas e incluso sobre consultas interpartidistas.

Precisamente el exprocurador Alejandro Ordóñez habló hace unos días sobre una posible alianza entre la derecha: “Es un deber patriótico, habrá diferentes formas, puede haber una consulta popular, no sé quiénes van a intervenir, pero lo que se observa es que es una necesidad patriótica que coincidamos los diferentes sectores que estuvimos con el No”.

Y esos acercamientos hoy parecen reales, pues la voz del expresidente Álvaro Uribe y de Alejandro Ordóñez son las que promueven la movilización para derogar algunos puntos del acuerdo de paz, acto que para sus contradictores hace parte de la campaña electoral.

“El primero de abril saldremos a las calles a recuperar la victoria que nos fue arrebatada el 2 de octubre por un gobierno dictador #VamosAlaCalle”, fue el más reciente trino del exprocurador al respecto.
Pero este tipo de alianzas son parte de un escenario que ya se ha proyectado.

Desde que se ganó el plebiscito, y como parte de la polarización, se ha especulado sobre la posibilidad de que los sectores que lideraron el ‘No’ se unan en la campaña de 2018 para tener el control sobre las decisiones que no han compartido de los acuerdos de paz.

Es más, hay quienes dicen que se ha tomado la iniciativa de fortalecer la derecha en Colombia, más cuando a nivel internacional es esta fuerza política la que está tomando el control en diferentes país, como Estados Unidos, con el polémico Donald Trump a la cabeza.

Por supuesto, un amplio sector siente preocupación, sobre todo por la posibilidad de que la derecha llegue a la Casa de Nariño, especialmente por las decisiones que puedan tomar relacionadas con el proceso de paz.

La incertidumbre se agudizó con las declaraciones del senador del Centro Democrático, José Obdulio Gaviria, quien aseguró que lo negociado puede “ponerse en entre dicho”.

Uribe, sin embargo, aclaró que no revocarán los acuerdos si llegan a la Presidencia, sino que lucharán por modificar lo que no comparten y ante ello el Gobierno, en voz del alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, ha asegurado que no podrán cambiar nada, pero que sí pueden ponerle “freno de mano” a la implementación.

Es ahí cuando surgen con más fuerza las voces que plantean la necesidad de una alianza para defender el acuerdo, como lo ha dicho el jefe del equipo que negoció en La Habana con las Farc, Humberto de la Calle. Pero a la que los partidos han respondido reiterando que tendrán su propio candidato.

No se daría para primera vuelta

Aunque entre las opciones de la derecha suena la posibilidad de una consulta interpartidista, muchos creen que no es posible, por lo menos, antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2018.
“Lo que puede suceder es que lleguen a la primera vuelta con candidatos separados. Lo que sí es seguro es que van a tener que tejer alianzas para la segunda vuelta, porque el que no haga alianzas no va a tener un chance de alcanzar la Presidencia”, dice Katherine González, docente en Marketing Político de la Universidad Externado de Colombia.

Así mismo piensa el analista político John Mario González, quien sustenta que hay mayores incentivos para adelantar campañas de manera individual porque así se “arrastran” votos para las listas de Senado de cada colectividad, porque “en el sistema político no hay incentivos para que varios partidos saquen adelante una candidatura presidencial”.

Entre tanto, el profesor en estrategia político, Carlos Arias explica, que Vargas podría buscar alianzas con el Centro Democrático porque en definitiva no es el candidato del Gobierno, además, su partido ha sufrido varios golpes tras los enredos con hechos de corrupción.
Pero el Centro Democrático, asegura, estaría más interesado en el exprocurador, ya que su principal ficha (Óscar I. Zuluaga) está mal parada con el lío de Odebrecht: “Figuras como Paloma Valencia e Iván Duque suenan como candidatos pero no tienen la fuerza ni el reconocimiento electoral suficiente para enfrentar a un candidato de coalición de Gobierno”.

Polarización seguirá

Pese a que ya algunos sectores políticos están trabajando en temas como la lucha contra la corrupción y aprovechan los recientes escándalos que vinculan políticos y hasta al mismo presidente Juan Manuel Santos con la firma brasileña Odebrecht, algunos analistas consideran que en cierta medida la paz y su implementación seguirá polarizando al país de cara a las elecciones presidenciales y legislativas de 2018.

La politóloga Katherine González afirma que la polarización que se viene para el país no será entre filiaciones políticas, sino entre personas que creen o no creen en el acuerdo de paz tal como está, lo cual representa “un riesgo altísimo para lo que viene”.

Incluso, el senador del Centro Democrático, José Obdulio Gaviria, aseguró que si su partido llega a la Casa de Nariño, lo acordado con las Farc “puede estar en entre dicho”.

Sin embargo, analistas como John Mario González sostiene que la paz y su implementación como no tal no serán un eje principal, pero sí la seguridad y su relación con los espacios que deje las Farc y empiecen a ser ocupados por otras bandas criminales.

Lo cierto es que la salida del presidente de Cambio Radical, Rodrigo Lara, deja entre ver que la lucha por la paz continuará.

El político reconoció, por ejemplo, que hay un sector dentro de su colectividad muy distante frente a ese tema.

“Hay sectores de Cambio que quieren subir el tono con respecto a los acuerdos de paz y su implementación. Hay sectores que son muy escépticos respecto de lo que se está haciendo, por ejemplo, con la Jurisdicción Especial de Paz. Pero hay otro, en el que me incluyo, que sí cree en que el acuerdo de paz ha sido fundamental para el país; en que la conquista de paz ha sido un tesoro para todos los colombianos”, manifestó.

Y si eso es por Cambio Radical, por el lado de líderes del No en el plebiscito, como el expresidente Andrés Pastrana, esa proyección de lo que será la contienda del 2018 está mucho más clara.

“La verdadera implementación de la paz se dará en Colombia tras las elecciones de 2018, en la que los dos puntos de vista habrán de enfrentarse: el de la ilusión de paz en la corrupción sin constitución efectiva y sin instituciones legislativas y de justicia, o la opción de la paz real y duradera sustentada sobre las instituciones democráticas, sólidas con pesos contra pesos y garantías democráticas”, dijo recientemente el exmandatario.

Recuerde

El Centro Democrático, un sector de los conserva- dores y líderes de iglesias cristianas se unieron en oposición a los acuerdos que firmaron en La Habana el 23 de septiembre el Gobierno y las Farc.

Promovieron marchas y consiguieron que el No ganara en el plebiscito que le daba vía libre a la implementa- ción de los acuerdos y 60 de sus propuestas fueron incluidas en un nuevo acuerdo.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad