Habitantes de zona fronteriza recibieron con agrado reunión entre Santos y Chávez

Agosto 11, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Habitantes de zona fronteriza recibieron con agrado reunión entre Santos y Chávez

Por la televisión y la radio los habitantes de Cúcuta siguieron con atención los resultados de la cumbre presidencial en la Quinta de San Pedro Alejandrino.

Por la televisión y la radio los habitantes de Cúcuta siguieron con atención los resultados de la cumbre presidencial en la Quinta de San Pedro Alejandrino.El Gobernador de Norte de Santander, William Villamizar Laguado, reaccionó con "alegría y satisfacción" por el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y comerciales entre los dos países.Destacó los beneficios que se derivarán hacia la zona fronteriza por los anunciados desembolsos de Cadivi (Comisión de Administración de Divisas) y la recuperación del mercado natural."El pago permitirá reactivar el sector productivo regional y recuperar centenares de puestos de trabajo que se perdieron", dijo.Anticipó un listado de las obras de infraestructura, que en la región común del Táchira y Norte de Santander podrían ejecutarse por parte de los dos gobiernos.Ahí incluyó el puente de Tienditas, la ampliación de los puentes internacionales Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, la represa de El Mesón, el trato integral a la cuenca de El Catatumbo y el tren binacional.Al compromiso presidencial para el fortalecimiento de la cooperación para combatir a los grupos al margen de la ley, Villamizar Laguado, lo calificó de vita para devolverle la tranquilidad a los hombres de frontera.Sin embargo advirtió que eso no es suficiente para rehabilitar a la región de la crisis financiera y social en que se debate, razón por la cual le pidió al gobierno nacional no engavetar la solicitud del plan de choque mediante la infraestructura para la competitividad y sacar de la crisis al empresariado local y a la población vulnerable.Triunfo de la diplomaciaPara la Alcaldesa de Cúcuta, María Eugenia Riascos Rodríguez, los ocurrido en la capital del Magdalena fue un triunfo de la diplomacia.Confió en que la agenda de diálogo y de cordialidad definida por Chávez y Santos constituya una solución duradera, "sin más sobresaltos dañinos".Dijo estar muy contenta porque los gobiernos de Bogotá y Caracas limaron asperezas y pasaron la página de los enfrentamientos que afectaron gravemente a la región.Riascos Rodríguez le puso una alta calificación al hecho de que la abultada cuantía adeudada a los exportadores colombianos figurara en el primer punto del acuerdo.El otro asunto sobre el cual pidió empezar a trabajar de inmediato se relaciona con la definición de las obras de impacto social a ambos lados de la frontera.Un alivioRodolfo Mora, en calidad de presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), comentó que tarde o temprano Venezuela tenía que reconocer y pagar las divisas por las compras de productos colombianos.La caña, la arcilla, el calzado y las confecciones, entre otros, van a tener un alivio y un respiro, es la percepción del dirigente gremial.Advirtió que ese solo paso no es suficiente y coincidió con quienes reclaman a la administración del presidente Juan Manuel Santos, un programa especial para Norte de Santander, en especial para integrarlo vialmente con Colombia.En cuanto al intercambio comercial colombo-venezolano que en su punto máximo llegó a US$7.290 millones, el vocero gremial expresó que es indispensable blindarlo contra los desencuentros y desavenencias presidenciales.Venezuela rompió las relaciones con Colombia el pasado 22 de julio, luego de que el entonces presidente Álvaro Uribe denunció que en ese país se esconden guerrilleros de las Farc y el ELN, lo que Caracas siempre negó.Por la calleEn Cúcuta, donde en el último año se perdieron 50.000 empleos por culpa de la crisis, la gente estuvo atenta a la cumbre presidencial en San Marta.Cuando los jefes de Estado salieron al encuentro con los periodistas, la noche caía y los almacenes empezaban a cerrar las puertas.En los que estaban abiertos, el televisor tenía sintonizada la crucial noticia.Sentado en una mueblería José Ignacio dijo mientras miraba la pantalla: "Ojalá las cosas se arreglen y todos podamos trabajar bien, porque esos problemas de parte y parte no nos llevaban a nada bueno". Un peatón se detuvo al frente de la vitrina para enterarse de que Colombia y Venezuela decidieron dejar atrás los agitados meses de confrontación verbal y rompimiento de relaciones."Me parece excelente para esta región de frontera donde nos encontramos en una situación caótica. La mejor fórmula de solución es el diálogo", comentó Jorge Yaruro.Como en toda sociedad, encontramos a alguien que representa a quienes no creen en ese tipo de reuniones de alto nivel.Es el caso de Elkin Mejía quien desde una esquina cucuteña se lamentó: "Normal. Eso entre ellos se soluciona todo y aquí en la frontera quedan las cosas mal. Todo es para Bogotá… Aquí Norte de Santander siempre a estar grave".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad