Habitantes de la vereda El Tambo dieron el último adiós a Yuliana Samboní

Diciembre 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Habitantes de la vereda El Tambo dieron el último adiós a Yuliana Samboní

Habitantes de todas las veredas del corregimiento Los Milagros, en Bolívar, Cauca, participaron en el sepelio de la pequeña Yuliana.

Tras una misa en la capilla de la Divina Misericordia de esta vereda del municipio de Bolívar, cientos de personas acompañaron este viernes el féretro de la pequeña hasta el cementerio en medio de consignas de "¡justicia ya!".

En la vereda El Tambo, zona rural de Bolívar, Cauca, se adelantó el sepelio de Yuliana Andrea Samboní, luego de una sentida misa donde participó la comunidad de las veredas del corregimiento Los Milagros, entre ellas El Tambo, que por cosas de la vida, terminó como epicentro de esta triste historia de violencia contra los niños en el país. Lea también: Se realizaron en Bogotá honras fúnebres de la pequeña Yuliana

Según el presidente de la Junta de Acción Comunal de Los Milagros, Einer Zúñiga Caicedo, el últimos adiós de la pequeña de ocho años se da luego de una misa adelantada en la capilla de la Divina Misericordia de la vereda El Tambo, donde se agolparon por más de dos horas indígenas y campesinos para orar por el eterno descanso de la niña que, en sus deseos infantiles, quería convertirse en reina de belleza cuando cumpliera su mayoría de edad.

“Como pueblo bolivarense despedimos a la hija de un campesino, a una niña de nuestro territorio, a un angelito que está ya en el cielo, que por esa violencia cruel de las ciudades se trunca una existencia llena de sueños, de esperanza", señaló el líder.

Además, afirmó que "a Juvencio lo acompañamos ya que es un trabajador de la tierra como todos nosotros, que le arrancamos al suelo el sustento económico, así estos frutos a veces no den a veces las ganancias esperadas… oramos por su eterno descanso pero también peleamos para que se haga justicia, que esta muerte no quede impune”.

Una vez se cumplió el acto religioso, el féretro donde yacía el cuerpo de Yuliana fue rodeado por los pobladores para acompañarlo hasta el cementerio, última parada de la pequeña.

Ese recorrido, a pesar de la tristeza, fue un escenario de indignación popular, que terminó en una larga caravana de camionetas, chivas y motos, a pesar de que ya había caído la noche.

“Justicia, justicia, justicia para Yuliana”, fue una de las consignas que los indignados habitantes gritaban durante el trayecto hacia el camposanto en medio de los amplios parajes de El Tambo, donde también los niños acompañaron los restos de la niña.

“La gente de Los Milagros está muy adolorida porque vea que hay mucha demora en explicar cómo acabaron la vida de la niña, quieren que ese bárbaro termine su vida en una cárcel porque salvajemente acabó con una chiquita inocente”, manifestó el docente Fredy Castro en medio del acto religioso, el cual se cumplió una vez que Nelly Muñoz, madre de Yuliana, fuera dada de alta del hospital Universitario San José tras padecer una intensa depresión.

“La señora ingresó anoche, una vez llegó de Bolívar. Fue un procedimiento ambulatorio con el psicólogo y el ginecólogo, pero dictaminaron que no revestía gravedad, por eso se dio de alta en la mañana de hoy para que se trasladara de nuevo a este municipio y participara en los actos religiosos de su hija”, precisó por su parte la gerente de dicho centro asistencial, Alix Liliana Salazar.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad