Grabación pone contra la pared a jefe de la Policía de Barranquilla

Grabación pone contra la pared a jefe de la Policía de Barranquilla

Mayo 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Grabación pone contra la pared a jefe de la Policía de Barranquilla

General Oscar Pérez Cárdenas, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla

El general Óscar Pérez Cárdenas, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, reconoció públicamente que cometió un error al sancionar a los tres patrulleros involucrados en el episodio con el senador Eduardo Merlano.

El general Óscar Pérez, comandante de la Policía de Barranquilla, renunció este domingo a su cargo, tras el error en el caso del senador Eduardo Merlano Morales, a quien un grupo de agentes le pidió que se realizara una prueba de alcoholemia.La decisión la tomó luego de que fue puesta al descubierto una grabación en la que se escucha a un superior de los patrulleros involucrados decir que deben haber destituciones y traslados por el hecho.Sin existir la total certeza que se trata de la voz del oficial, el audio ya causa revuelo entre quienes lo han podido conocer."Entre 45 millones de colombianos, los colombianos escogimos 100 para hacer las leyes (...) No sé si el senador iba en estado de embriaguez, no me importa, pero aquí hay unos niveles de respeto, y esos niveles nunca se podrán perder", se escucha en la grabación.En el audio también se entiende cómo la persona que habla señala que uno de los patrulleros del incidente con Merlano Morales debe quedar desvinculado de la Policía de Tránsito y enviado a otra unidad del país."Si perdemos de vista la jerarquía frente a los que hacen la ley, estamos en la olla. Un policía de esos, como el patrullero Escobar, no tendría problema en hacerle un comparendo al carro del Comando porque no puso la direccional al momento de girar, cuando eso se le puede olvidar a una persona", puntualiza la persona que habla en la grabación.Por su parte la alcaldesa de Barranquilla, Elsa Noguera, señaló que la gran lección que deja el episodio es que nadie está por encima de la ley.“Consideramos que el general Pérez hizo lo que le correspondía. Renuncia para no seguir poniendo en tela de juicio a la Policía como institución, pero Barranquilla no deja de lamentar este caso porque tenemos serios problemas de seguridad y con el trabajo del general veníamos dando importantes avances”, indicó la mandataria de la capital del Atlántico.Entre tanto, el general Pérez Cárdenas, solicitó 30 días de vacaciones a sus superiores y a la vez su retiro voluntario. En un comunicado de prensa, el general Pérez señaló que inicialmente le informaron que el Senador había sido víctima de maltratos por parte de los uniformados: “Buscando la perfección frente a la atención al ciudadano por parte de la Policía Nacional, realicé un llamado de atención injusto y descontextualizado a los policías, pues al principio se me informó de un supuesto maltrato al Senador”.Finalmente, el comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla agradeció el apoyo del presidente Juan Manuel Santos Calderón y del general Oscar Naranjo Trujillo, “auténticos servidores públicos, quienes siempre consideraron mi nombre para comandar las unidades más criticas y sensibles del país, fundamentalmente por mi experiencia de más de 30 años en la lucha contra el terrorismo y las organizaciones delincuenciales”.El hechoEl senador del partido de La U, Eduardo Carlos Merlano Morales, se vio involucrado en un bochornoso hecho en Barranquilla cuando en un retén de tránsito se negó a hacerse una prueba de alcoholemia.El hecho fue dado a conocer a través de un video grabado en la madrugada del pasado domingo, en la carrera 46 con calle 72 del norte de Barranquilla, donde policías de tránsito de un puesto de control abordaron al Senador para solicitarle sus documentos.Al parecer, Merlano no portaba la licencia de conducir y su comportamiento denotaba que podría encontrarse en estado de embriaguez. Por ello los agentes le solicitaron practicarse la prueba de alcoholemia, a lo que Merlano Morales se negó de manera rotunda aduciendo que a los senadores de la República no se les hace esta prueba."Cincuenta mil votos, ¿cincuenta mil personas votaron por mí y ustedes me van a venir a faltar el respeto?", dijo enérgicamente el senador para justificar la negativa ante la prueba que definiría si efectivamente se encontraba en estado de alicoramiento.Mientras los uniformados le recordaban al congresista que cumplían con su deber y que una prueba de alcoholemia se le puede aplicar a cualquier ciudadano, el político sucreño insistía en que fuera llamado de inmediato “el coronel” o a un superior.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad