Gobierno y campesinos siguen sin encontrar salida al Paro Nacional

Agosto 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE
Gobierno y campesinos siguen sin encontrar salida al Paro Nacional

En Cali, cientos de campesinos del Valle del Cauca marcharon y se reunieron con el gobierno departamental para exponer los problemas de su sector.

A pesar de las medidas anunciadas el miércoles por el Gobierno Nacional, los campesinos aseguran que aún no hay una propuesta que permita levantar la movilización.

El Gobierno y los campesinos siguen sin ponerse de acuerdo sobre cómo poner fin a la huelga agropecuaria iniciada hace diez días, mientras la intensidad de la protesta que comenzó en las carreteras sigue en aumento y ya llegó a las calles de Bogotá.Las partes se reunieron este miércoles por segundo día en la sede del Arzobispado de Tunja, capital del departamento de Boyacá, el más golpeado por los cortes viales, pero no alcanzaron un punto de acuerdo a pesar de la buena voluntad manifestada tanto por los campesinos como por el Gobierno."Nos asiste el mejor ánimo de lograr un acuerdo sobre la base de resolver satisfactoriamente los puntos presentados al Gobierno Nacional y hasta la fecha y hora la delegación del Gobierno no ha hecho una propuesta clara y coherente que satisfaga las necesidades del campo colombiano", señaló un comunicado de la Mesa Sectorial Agropecuaria, que agrupa a los labriegos.A la reunión asistieron en nombre del Gobierno los ministros del Interior, Fernando Carrillo, y de Agricultura, Francisco Estupiñán, así como el secretario general de la Presidencia, Aurelio Iragorri, mientras que los campesinos están representados por doce negociadores, cuatro por cada uno de los departamentos de Boyacá, Cundinamarca y Nariño.En esas regiones, en las que la producción agropecuaria tiene un gran peso económico, son las que con más intensidad han protestado para manifestar su disconformidad con la política agrícola del Gobierno, malestar que han expresado con cortes de numerosas carreteras que han dejado aislados a pueblos y ciudades en diferentes sitios del país.En respuesta las demandas de los campesinos, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, anunció el miércoles que el Gobierno tiene unas propuestas económicas que incluyen la eliminación de aranceles para fertilizantes, refinanciación de créditos y la imposición de salvaguardas a algunos productos del campo importados para proteger la producción nacional."Creemos que están dadas las condiciones para que, como se acordó, se levante el paro, se desbloquean las vías y podamos entrar en las negociaciones de los demás temas que han sido planteadas por los líderes de estos movimientos", manifestó el ministro.El anuncio de las propuestas, que Cárdenas hizo desde la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, lejos de allanar el camino para un acuerdo, incomodó a los negociadores de los campesinos que lo consideraron un incumplimiento de un pacto de confidencialidad sobre los diálogos."Como garantía del diálogo acordamos no realizar pronunciamientos de las partes, lo cual ha sido incumplido por los delegados del Gobierno nacional a través del doctor Aurelio Iragorri y del señor Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, en el día de hoy", dijo el portavoz de la Mesa Agropecuaria, César Pachón, en la lectura del comunicado.Según el texto de los líderes campesinos, "el diálogo continúa", pero en vista de "que no hay ningún acuerdo hasta ahora", instruyeron a sus bases "a mantener la protesta social y pacífica, y a concentrarse en los sitios donde han permanecido durante los diez días del paro".Mientras no encuentra una solución a las demandas del campo, el Gobierno tiene que hacer frente a un aumento del apoyo a la huelga en los centros urbanos, donde a diario se registran manifestaciones y enfrentamientos con la Policía.Esta madrugada, en la carretera que comunica a Bogotá con el vecino municipio de La Calera, policías se enfrentaron con manifestantes que se apoderaron de varios camiones cargados de papa que se dirigían a los mercados de la capital y los atravesaron en la vía, lo que impidió a miles de personas llegar hasta sus lugares de trabajo o estudio.Por la tarde, decenas de conductores de volquetes bloquearon con sus vehículos un tramo de la Avenida Boyacá, que atraviesa la capital colombiana de sur a norte, mientras en la Avenida Circunvalar estudiantes de la Universidad Distrital chocaron con la Policía.Pese a que la Policía, asegura que tiene el control de la situación, los colegios públicos y privados de Bogotá suspendieron las clases de mañana, atendiendo una recomendación de la Secretaría de Educación para garantizar la seguridad de los estudiantes ante la marcha convocada para este jueves por diversas organizaciones en apoyo a la huelga del campo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad