Gobierno levanta mesa de conversaciones con gremio de camioneros

Julio 12, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co|Colprensa
Gobierno levanta mesa de conversaciones con gremio de camioneros

La camioneta de alta gama en la que se movilizaba el gobernador chocó contra un bus de servicio intermunicipal.

El accidente de tránsito sufrido por el gobernador de Boyacá y que involucraría a los camioneros fue el detonante para pararse de la mesa.

El paro camionero que este martes cumple 36 días llegó a su punto de máxima tensión luego de que el Gobierno Nacional decidiera levantar la mesa de diálogo con los gremios de la Cruzada Nacional Camionera, tras el accidente que sufrió el gobernador de Boyacá Carlos Amaya en la vía que de Tunja conduce al municipio de Paipa.

De acuerdo con la versión oficial, la caravana en que se transportaba Amaya con su esquema de seguridad fue atacada por integrantes de los camioneros, por lo que el vehículo perdió el control y chocó de frente contra una flota de pasajeros de Expreso Libertadores.

“El vehículo del señor gobernador fue atacado con piedras, el conductor perdió el vehículo y terminó estrellándose contra un bus intermunicipal y otros vehículos que venían en sentido contrario”, explicó el general Ramiro Castrillón, comandante de la Policía de Tránsito.

Por su parte, el secretario general de la Presidencia de la República, Luis Guillermo Vélez, aseguró que el accidente se trató de un acto vandálico. “Tenemos información de que esto es un acto vandálico adicional a los que han venido ocurriendo en diferentes partes del país, en particular en los departamentos de Nariño, Boyacá y Antioquia”, dijo el funcionario.

Y agregó que, pese a la situación, el Gobierno “continúa con la plena disposición” a lograr soluciones concertadas y dialogadas con todos los sectores sociales, gremiales y empresariales del país.

“Pero lo que no puede el Gobierno es permitir las vías de hecho y tampoco afectaciones al bienestar y la seguridad de la población colombiana. Llevamos más de 36 días en un diálogo abierto y generoso con el sector camionero; hemos hecho propuestas concretas para solucionar problemáticas concretas del sector”, dijo Vélez.

De acuerdo con el Secretario de la Presidencia, “lamentablemente hemos encontrado intransigencia de parte de nuestros interlocutores”.

La ministra de Trabajo, Clara López Obregón, que también se hizo presente en la sede del Ministerio de Transporte, donde se realizaban las conversaciones con la Cruzada Nacional Camionera, rechazó la agresión a la caravana del gobernador.

“Les hago un llamado de corazón, toda protesta es válida y legítima, y es respetada por la Constitución Nacional cuando se lleva por las vías pacíficas. Este llamado es a no tomar las vías de hecho”, señaló.

Por su parte,  los líderes de la Cruzada Nacional Camionera rechazaron los señalamientos acerca del accidente del gobernador de Boyacá.

“Lamentamos el accidente del señor gobernador, que tanto se ha preocupado por la situación de los camioneros, pero una situación como esta no puede prestarse para que el Gobierno no asuma la responsabilidad de negociar con un sector que está reclamando respuestas. A nosotros nos da tristeza que se pierdan los alimentos, eso no lo deseamos, pero también ya estamos cansados de transportar por años los alimentos a pérdida”, afirmó Orlando Ramírez, vocero de la Asociación Colombiana de Transportadores.

Otro vocero de la Asociación Colombiana de Camioneros, seccional Boyacá, desmintió que hayan atacado la caravana del gobernador Amaya.

“Ya hablé con nuestros líderes en Boyacá, y como presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros, seccional Boyacá, puedo decirles que teníamos tres puntos de concentración a la entrada de Duitama, dos en Tunja y otro en Santa Rosa de Viterbo, pero en el sitio conocido como Metalúrgica, donde ocurrió este accidente, no teníamos ningún punto de concentración”, dijo el vocero de los camioneros.

Incluso, señaló que esa zona, que es de doble calzada, la caravana del gobernador iba en contravía, “seguramente los escoltas por tratar de pasarse una barricada se fueron en contravía. Eso es un accidente de tránsito, no una agresión”.  

Por ahora, se espera un parte médico oficial acerca del estado de salud del gobernador Amaya y sus escoltas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad