'Gabolectura', un adiós al maestro del 'realismo mágico'

Abril 23, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Este evento se encontraba programado desde meses atrás, pero por azares del destino o casualidad, sirvió como un homenaje póstumo al Nobel colombiano.

“El coronel destapó el tarro de café y descubrió que no había más de una cucharadita, retiró la olla del fogón, vertió la mitad del agua en el piso de tierra, y con un cuchillo raspó el interior del tarro sobre la olla hasta cuando se desprendieron las últimas raspaduras del polvo de café revueltas con óxido de lata”. Con estas palabras se dio inicio en todo el país a la celebración del día del idioma, que en esta ocasión llegaba para conmemorar la obra de quién fuere, luego de Miguel de Cervantes Saavedra, el mejor exponente de la lengua hispana, Gabriel García Márquez. Por azares del destino, casualidad o como si al igual que en su obra, 'Crónica de una muerte anunciada', todos sabrían lo que sucedería al final, se programó desde meses atrás la 'gabolectura', un evento que pretendía unir a los colombianos con las obras de su Nobel, aún sin saber que aquel homenaje se convertiría en un homenaje póstumo. A las 9:00 de la mañana se dio inicio a la 'Gabolectura', en la Biblioteca Nacional, donde el presidente de la República, Juan Manuel Santos, en compañía de su esposa y miembros del gabinete ministerial inauguraron la lectura de una de las obras más emblemáticas del Nobel: 'El coronel no tiene quién le escriba'. Con flores y mariposas amarillas se decoraron los puntos de la capital donde resonarían las palabras del coronel. La biblioteca Nacional, el punto central de la celebración, estuvo bañada de grande personalidades que prestaron su voz para que las letras de García Márquez sonaran y se grabaran en la mente de los amantes de su literatura presentes durante el homenaje. "Gabo fue un gran hombre, siempre admiré y me sorprendió la cantidad de diccionarios que tenía en su biblioteca y sobretodo lo importante que eran para él, me gustaba que su biblioteca no era la de un escritor sino la de un lector", señala Iván Granados, bibliotecario y amigo de Gabo. Con la culminación de la lectura de una de las más grandes obras de García Márquez se cerró el homenaje al Nobel. Consuelo Gaitán, directora de la Biblioteca, señaló que este "es un momento muy importante para invitar y promover la lectura y lograr vernos reflejados en las imágenes literarias, en lo que significa adentrarse en esos mundos a través de un lenguaje maravilloso como el de García Márquez". Así, con la lectura masiva de una gran obra literaria en todo el país, se despidió al hombre que en vida siempre escribió a la muerte, señalando que su única preocupación de morir era no hacerlo de amor, pero que murió siendo amado.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad