Frente Manuel Cepeda, detrás del carro bomba

Febrero 06, 2017 - 04:50 p.m. Por:
Colprensa y Redacción de El País
Frente Manuel Cepeda, detrás del carro bomba

El carro bomba instalado el jueves pasado en la sede de Caracol Radio ha llevado a los organismos de inteligencia a pensar que uno de los explosivistas que ayudó en este atentado pertenece al Frente Manuel Cepeda Vargas de las Farc.

Una hipótesis dice que este frente de las Farc es responsable del hecho. La segunda señala que sería un ataque a la libertad de prensa. El carro bomba que explotó el jueves fue activado por un sistema de frecuencia por radio, casi exacto al usado en los atentados cometidos en Cali.

El carro bomba instalado el jueves pasado frente a la sede de Caracol Radio compuesto por 50 kilos de anfo fue activado por un sistema de frecuencia por radio, casi exacto al usado en los atentados cometidos en Cali.Este hecho, sumado a otros indicios, ha llevado a los organismos de inteligencia a pensar que uno de los explosivistas que ayudó en este atentado pertenece al Frente Manuel Cepeda Vargas de las Farc, cuya área de influencia es el Valle.“Creemos que las milicias del Frente Antonio Nariño -que están muy diezmadas- colaboraron con conseguir el carro, las placas, pero los explosivos y su instalación tienen las mismas características de los usados en los carros bomba de Cali. Podría ser incluso que la orden y la coordinación vinieran de propio Alfonso Cano”,También, dicen los investigadores, se asemeja que lo dejan a un hora en la que no hay muchas personas, cómo lo hicieron en los atentados a la Ripol de la Policía, el Comando de la Policía y el Palacio de Justicia en Cali.Pero esta vez, según las fuentes de inteligencia, las Farc pretendieron dejar un mensaje más fuerte. “Cometer el atentado en Cali no habría tenido tanta repercusión como en Bogotá, primero por ser la capital del país, segundo porque desde el 2006 no se presenta un atentado de esas características en la ciudad, donde las milicias están diezmadas y tercero porque lo cometieron frente a un medio de comunicación nacional. En este atentado todo fue analizado para crear un gran impacto”, explicó un oficial que participa en la investigación.Además, la ayuda de delincuentes comunes en parte de la logística de la instalación de las bombas es otra de las coincidencias que encontraron los investigadores en sus pesquisas con el Frente Manuel Cepeda. Un mensaje a SantosEn lo que coinciden los analistas frente a la instalación del carro bomba es que se trató de un mensaje para el nuevo presidente Juan Manuel Santos.Un mensaje que tiene diferentes lecturas para los analistas. Mientras algunos aseguran que intentan mostrar que las Farc están vivas, otros dicen que, al contrario, se podría tratar de “fuerzas extrañas”.Para algunos, la pregunta con la que arrancará la segunda semana del Gobierno de Santos es si existirá un renacer del terrorismo con la ida de Álvaro Uribe de la Casa de Nariño. Al carro bomba del jueves, en el que si bien no se presentaron muertos, sí heridos y daños de consideración, se suma el atentado frustrado en la ciudad de Neiva, cuna de la columna móvil Teófilo Forero de las Farc, horas antes de la explosión en la capital del país.En ese sentido, son muchos los retos que le esperan al Gobierno Santos y a la nueva cúpula militar, quienes deberán demostrar que la política de Seguridad Democrática no está encarnada en el ex presidente.El propio almirante Édgar Cely, comandante de las FF.MM, anunció que las autoridades castrenses están analizando dónde y cómo se debe “cambiar, modificar o reforzar la estrategia de lucha contra el terrorismo”. Para el analista y consultor en temas de seguridad y defensa, John Marulanda, aunque las Farc están sustancialmente desarticuladas, el atentado a Caracol Radio, así como las acciones en Huila y Nariño son “relativamente fáciles de hacer”.Claro que dijo que hay que establecer el grado de responsabilidad de la Fuerza Pública y se preguntó si se está bajando la guardia. “El Estado venía neutralizando exitosamente una serie de atentados terroristas y la guerrilla no había podido hacer este tipo de actos, a pesar de que es sabido que los tenía planeados desde hace mucho tiempo”.Agregó que “hay documentos del Frente Antonio Nariño y de la columna móvil Teófilo Forero que apuntan a este tipo de ‘operaciones especiales’ y de las cuales la inteligencia militar tenía conocimiento”.“No se puede descartar del todo que el atentado del jueves fuera de alguna fuente diferente a las Farc, pero el método de ese atentado apunta a este grupo guerrillero”, precisó.Otras hipótesisEl presidente Santos aseguró el viernes pasado que aún no saben con certeza quiénes están detrás del atentado.Aunque las fuentes policiales y militares apuntan a las Farc como la principal hipótesis, hay otras vesiones en las que se habla de facciones de ultraderecha que quieren obstaculizar la posibilidad de un diálogo de paz con las Farc (insinuado recientemente en un vídeo por ‘Alfonso Cano’) y de paso entorpecer las relaciones entre Colombia y Venezuela.Para el analista en temas de conflicto armado, Alejo Vargas, la hipótesis de que miembros derechistas radicales están detrás de los hostigamientos no se debe descartar. Dijo que en varios sectores políticos y académicos ya se está hablando de ‘falsos positivos de la derecha’, que están tratando de “primero enviarle un mensaje al presidente Santos para intimidarlo o también para decir que en Bogotá se necesita un Gobierno de mano dura”, a propósito de las elecciones para la Alcaldía de la capital del país.“En un escenario tan complejo como el colombiano, todas esas posibilidades hay que ponerlas encima de la mesa”, agregó Vargas.La segunda hipótesis sería un claro ataque a la libertad de prensa. En este caso el narcotráfico podría estar tras este atentado contra Caracol Radio.Las salidasLos expertos coincidieron en que el gobierno del presidente Santos podría usar como estrategia reforzar los servicios de seguridad e inteligencia y no bajar la guardia en la ofensiva contra las Farc.El mensaje que ha dado el nuevo Presidente es que la guerra contra las Farc se va a “arreciar, arreciar y arreciar”. Luego, ofreció $500 millones de recompensa por los autores del atentado.Alejo Vargas destacó el comportamiento que ha tenido el mandatario con respecto a la prudencia y decirle a los colombianos que estén tranquilos y que no se dejen amedrentar por el miedo.Agregó que hay que reforzar el cubrimiento a las ciudades sin que las fuerzas descuiden el conflicto que se libra contra las guerrillas y las bandas criminales en el área rural.Otros atentados 22 de octubre 2002. Tres muertos y once heridos dejó una explosión en un estacionamiento contiguo a la sede de la Policía Metropolitana de Bogotá.7 de febrero 2003. 36 muertos y más de 200 heridos causó el atentado con carro bomba contra el selecto club social El Nogal, en Bogotá, que fue atribuido a las Farc.Octubre 2006. Un carro bomba explotó en el parqueadero de la Escuela Superior de Guerra, en el Cantón Norte, ubicado en la Calle 100 con Carrera 9.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad