Francisco ora un minuto en silencio por las víctimas colombianas

Francisco ora un minuto en silencio por las víctimas colombianas

Septiembre 08, 2017 - 05:43 p.m. Por:
Agencia EFE
Francisco Villavicencio

Papa Francisco en el Parque de los Fundadores de Villavicencio.

Agencia EFE

El papa Francisco oró este viernes en silencio por las víctimas del conflicto armado colombiano ante la Gran Cruz de la Reconciliación, en el Parque de los Fundadores, su última actividad en Villavicencio.

Un toque de corneta militar dio un tono aún más solemne al momento, seguido a la distancia y con absoluto respeto por centenares de personas, entre ellas el presidente Juan Manuel Santos, y su esposa, María Clemencia Rodríguez.

Al final, muy cerca de la Cruz, acompañado por dos niñas y provisto de una pala, el Papa Francisco sembró un árbol como símbolo de la paz y del cuidado por la naturaleza.

Tres niños y el arzobispo de Villavicencio y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), Óscar Urbina Ortega, ayudaron al pontífice a echar tierra y agua al árbol.

Lea aquí: 'Damnificados de avalancha en Mocoa hablan con papa Francisco en Villavicencio'.

Después el papa entregó a los tres niños un rosario, bendijo a las personas que estaban a su alrededor que no se cansaban de corear "bendición, bendición".

Cabe recordar que en su encuentro de este jueves con los obispos colombianos, el Santo Padre envió un mensaje instando a coadyuvar en la protección de la Amazonía, al tiempo que destacó la sabiduría de los pueblos amazónicos en cuanto al respeto por la vida y el ambiente.

“La Amazonia es para todos nosotros una prueba decisiva para verificar si nuestra sociedad, casi siempre reducida al materialismo y pragmatismo, está en grado de custodiar lo que ha recibido gratuitamente, no para desvalijarlo, sino para hacerlo fecundo”, dijo en esa ocasión.

Y agregó: “Pienso, sobre todo, en la arcana sabiduría de los pueblos indígenas amazónicos y me pregunto si somos aún capaces de aprender de ellos la sacralidad de la vida, el respeto por la naturaleza, la conciencia de que no solamente la razón instrumental es suficiente para colmar la vida del hombre y responder a sus más inquietantes interrogantes”.

En este sentido, el Sumo Pontífice invitó a “no abandonar a sí misma la Iglesia en Amazonía”, porque “la consolidación de un rostro amazónico para la Iglesia que peregrina aquí es un desafío de todos ustedes, que depende del creciente y consciente apoyo misionero de todas las diócesis colombianas y de su entero clero”.

“He escuchado que en algunas lenguas nativas amazónicas para referirse a la palabra «amigo» se usa la expresión «mi otro brazo». Sean por lo tanto el otro brazo de la Amazonía. Colombia no la puede amputar sin ser mutilada en su rostro y en su alma”, puntualizó el Santo Padre.

Lea aquí: 'El mensaje contra el machismo en la homilía de Francisco este viernes en Villavicencio'.

Concluido este sencillo acto el pontífice abordó un automóvil cerrado que lo llevará a la base aérea de Apiay, donde tomará un avión de Avianca que lo traerá de regreso a Bogotá, pero a la salida del parque un grupo de personas se abalanzó sobre el vehículo para tocar al papa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad