"Fechas fatales no son buenas para la paz": senador Juan Fernando Cristo

default: "Fechas fatales no son buenas para la paz": senador Juan Fernando Cristo

El presidente del Congreso, Juan Fernando Cristo, confía en que el Gobierno radique los proyectos que activen el Marco Legal para la Paz. No cree que la guerra sucia contra el liberalismo les funcione a sus detractores y enfatiza que esta campaña va a ser difícil.

"Fechas fatales no son buenas para la paz": senador Juan Fernando Cristo

Agosto 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortiz R. | Reportero de El País

"Estoy seguro que el presidente Santos, si decide aspirar, no tendrá inconveniente en asegurar la reelección en la primera vuelta presidencial del año entrante", afirmó el senador Juan F. Cristo.

El presidente del Congreso, Juan Fernando Cristo, confía en que el Gobierno radique los proyectos que activen el Marco Legal para la Paz. No cree que la guerra sucia contra el liberalismo les funcione a sus detractores y enfatiza que esta campaña va a ser difícil.

Con la convicción de que el presidente Juan Manuel Santos se va a lanzar a la reelección y que en los próximos meses se va a activar el Marco Legal para la Paz, el recién elegido presidente del Senado, el liberal Juan Fernando Cristo, se muestra tranquilo con el reto que asumió y descarta que la guerra sucia que le quieren hacer a la colectividad roja logre minimizarla.Cristo confía en que habrá acuerdos de paz con las Farc, pero recalca que poner plazos y fechas fatales afectan el proceso, por lo que conminó a la guerrilla a asumir una posición de compromiso para que se consoliden los puntos de la agenda y se firme la paz antes de acabar el 2013.¿Cuál es el reto de esta legislatura?Pienso que el principal objetivo de este periodo es la aprobación de la ley ordinaria de la salud. Creo que es un compromiso que tiene el Congreso con millones de compatriotas que están esperando que se active eficazmente para solucionar un problema que se desbordó y que ha afectado a la ciudadanía en general. Otro de los temas indudablemente son los proyectos del marco legal para la paz que el Gobierno presentará al Congreso.Usted toca el tema de la activación del marco legal. ¿Cree que estas iniciativas llegarán este año?Sí, creo que de pronto llegarán algunos, son varias las iniciativas y obviamente todas dependerán de los avances en La Habana, por un lado, y de las decisiones del Gobierno. El Congreso estará muy atento y este Congreso, le puedo asegurar, no será inferior a las expectativas y a los compromisos con dotar al país de los instrumentos que sean necesarios para lograr finalmente la aprobación de los acuerdos y su posterior implementación. Este Congreso ha sido el Congreso de la paz, de la reconciliación, de las víctimas. ¿Qué tan conveniente es que en pleno proceso electoral lleguen los proyectos del Marco Legal para la Paz?No veo cuál es la diferencia de que sea época electoral, siempre estamos en Colombia. Me parece que para la paz no debe haber tiempos buenos ni tiempos malos, todos son tiempos buenos y son tiempos convenientes y hay una decisión de avanzar en los acuerdos. ¿Cómo ve las propuestas políticas de las Farc, algunas de ellas que afectan directamente al Congreso?Para empezar a proponer todo eso las Farc lo primero que tienen que hacer es tomar la decisión de dejar las armas y la violencia como mecanismo para ejercer la política y, antes que eso, reconocer con mayor claridad y sin mezquindades a las víctimas que han ocasionado durante este largo conflicto en el país. Me parece que no es sano para el proceso que todos los días estén lanzando globos de ideas y no ajustándose a una agenda concreta que acordaron con el Gobierno.¿Cree que el plazo que puso el presidente Santos sobre que en noviembre se deben firmar los acuerdos de paz se puede cumplir?Me parece que no deben haber fechas fatales ni plazos, porque esas, las fechas fatales no son buenas para la paz, para el proceso, pero creo que las Farc deben entender que si siguen jugando a la estrategia de dilación, de prolongar indefinidamente las negociaciones le hacen el juego a los enemigos de la paz que tratan de generar malestar e incertidumbre en la mayoría de los colombianos. El que se ha demostrado con una voluntad política y se la ha jugado todo por el proceso, a costa del propio prestigio del Gobierno, es el presidente Santos. Ojalá la Farc asuman la misma actitud, y si la asumen, no veo porqué en noviembre o en diciembre no se pueda estar firmando un acuerdo. En otro escenario, ¿es una ventaja para el Partido Liberal presidir el último año del Congreso?Pues yo entiendo el compromiso de la presidencia durante este año más que un compromiso partidista, como un compromiso, primero, del Congreso para este propósito de paz del presidente Santos, y en segundo, la responsabilidad de la coalición de la Unidad Nacional. Estaré atento y trabajando durante este año por preservar el buen clima en el interior de la Unidad Nacional, darles garantías a todos los sectores de la coalición y garantizar que en el caso que el presidente Santos decida aspirar a la reelección, como seguramente lo hará, esta Unidad -que ha sido una coalición legislativa en torno a la agenda del Gobierno en el Congreso- se transforme en una coalición política, en la cual todos los partidos que la conforman acompañemos la continuidad de las políticas públicas del presidente.Desde su óptica, ¿usted cree que la Unidad Nacional está tan sólida como se dice o pueden haber deslizamientos como lo han insinuado los verdes y conservadores?Yo no veo, lo que observo son unos partidos muy comprometidos con la agenda del Presidente. Hay fisuras, hay diferencias, no se trata de un solo partido, no hay un amiguismo, hay diferentes tendencias ideológicas en el interior de la coalición, hay distintas prioridades, pero digamos que al final hay un buen clima de armonía, un buen clima político y una intención muy clara de las mayorías de todos los partidos de acompañar la reelección del presidente Santos. Seguramente en el Partido Verde y en el Conservador habrá voces aisladas en contra de esa posibilidad, pero no representan a la mayoría.En este Gobierno el partido Liberal recuperó un protagonismo perdido durante 12 años, ¿cree que esto lo lleva a que se vuelva vulnerable a los ataques que están comenzando a generar con temas de corrupción y de resurrección del Proceso 8000?Yo creo que la campaña que se viene va a ser muy dura, muy polarizada. Me parece que hay sectores nostálgicos del poder que van a acudir a todos los medios para tratar de hacerle daño al Gobierno, al presidente Santos -en primer lugar- y también al Partido Liberal, en la medida en que el partido decidió jugarse a fondo por defender las políticas del Presidente. A mí no me trasnocha, hace parte del debate político, no hay que tenerle miedo y vamos a afrontarlo con toda decisión, con ideas, no con insultos ni descalificaciones ni acudiendo a episodios del pasado sino mirando hacia el futuro.Pero hay quienes dicen que más que un debate político esto va camino a ser una guerra sucia...Creo que sí, hay sectores que están empeñados en enlodar la campaña, en volverla no una campaña de ideas sino de calumnias, injurias, rumores, chismes y estrategias difamatorias. Nosotros, en lo que tiene que ver con el Partido Liberal, no vamos a caer en esa trampa y así como lo hicimos en la campaña al Congreso de 2010, el partido va a presentar sus propuestas, sus ideas, su agenda. ¿No cree que las acusaciones contra usted donde lo relacionan con el carrusel de la contratación de Bogotá y contra Horacio Serpa por el Proceso 8000, vayan en detrimento del partido?Son dos cosas distintas. En el caso mío no tengo ninguna preocupación, se trata de una canallada, de una infamia, de una acusación absurda que no tiene ningún sentido y que seguramente se aclarará muy rápidamente. El otro tema, a veces a uno le da la impresión que hay sectores del país que se quieren quedar estacionados en la década de los 90 del siglo pasado y no quieren mirar hacia el futuro del siglo XXI. Eso no le hace bien a nadie, pero bueno cada quien toma sus decisiones y no creo que esa guerra sucia les vaya a funcionar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad