Familias afectadas por derrumbes en Manizales serán trasladadas a albergues 

Abril 21, 2017 - 12:05 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa 
Tragedia invernal en Manizales

Los organismos de socorro buscaban cuerpos de víctimas tras los derrumbes que afectaron varios barrios de Manizales, entre ellos el Persia. Cientos de familias tuvieron que ser evacuadas.

Colprensa- El País.com.co

Dos días después de los derrumbes en Manizales se conocieron historias de dolor pero también otras de esperanza para quienes lograron sobrevivir a otro embate del crudo invierno que vive el país.

Es el caso del intendente de la Policía José Octavio Suárez Tovar, de 41 años, quien logró poner a salvo a su esposa y dos hijos, pero murió sepultado por el lodo tras los deslizamientos en el Cerro Sancancio, en la calle 40A, mientras ayudaba en la evacuación de una casa vecina. "Hizo lo que pudo, una lástima que haya fallecido", comentaba un vecino al diario La Patria, mientras limpiaba el barro que se amontonó en las calles de este sector y que tapó algunas alcantarillas.

José Octavio nació en Armenia, Quindío, y se caracterizó por ser un hombre entregado a la comunidad, según describe la Policía, a la que perteneció durante los últimos 19 años.

Por otro lado, Jorge Ariel Rincón Pineda, quien vivía en el barrio Persia, uno de los más afectados por la avalancha de la madrugada del miércoles, le contó a ese medio de comunicación que aunque su familia se quedó sin nada, pudo salvar a la familia.

“El aguacero empezó muy temprano. Me desperté porque se levantaron unas tejas. Me puse las botas, me subí a arreglarlas y les dije a mis tres hijos de 11, 8 y un año que se hicieran en mi pieza. Sentí un temblor, subí por las escalas y una pared los tenía aprisionados. Logré sacarlos junto a mi esposa. Lo triste es que dicen que hay mucha gente atrapada en el barrio, que estaba dormida".

Otros como los esposos Leonel Cárdenas Bermúdez y María Judith Ramírez de Cárdenas no tuvieron la misma suerte. Aunque atendieron el llamado de evacuar también de su vivienda en el barrio Persia, un alud de tierra los sorprendió en la carretera. Su hija y una nieta sí lograron salvarse.

Hasta ayer, unas 480 personas habían sido trasladadas a albergues en Manizales, luego que varios derrumbes sorprendieran a sus habitantes tras la caída de un aguacero histórico. La emergencia dejó 80 viviendas colapsadas.

Las autoridades confirmaron que la tragedia dejó 17 fallecidos. Además, después de lo ocurrido, las lluvias de las últimas horas mantenían en alerta a las autoridades ante nuevos derrumbes en la ciudad.

De hecho, el alcalde de Manizales, José Octavio Cardona, informó que en la madrugada de ayer se registró un deslizamiento en el barrio Camilo Torres, uno de los afectados por la avalancha del miércoles en la madrugada. Dos habitantes de una casa, madre e hija, fueron rescatadas.

El presidente Juan Manuel Santos indicó que expertos "monitorean puntos críticos por tierra y aire". Además confirmó que la alerta decretada por los organismos de socorro para agilizar la atención de la tragedia "se mantiene".

Santos informó igualmente que han empezado a despejar las principales vías de Manizales. "En las primeras 24 horas se desbloquearon los 9 puentes afectados tras la emergencia, y 9 de 14 vías", afirmó el jefe de Estado en otro mensaje en Twitter.

Igualmente, indicó que el Gobierno Nacional está priorizando el tema de vivienda en la ciudad para darle una solución a los damnificados por los derrumbes.

Los barrios más afectados por los deslizamientos fueron Aranjuez, Persa, Sierra Morena, González y Granjas y Viviendas, según la alcaldía local. Hasta ayer se mantenía la suspensión del servicio de agua en once barrios de la ciudad.

Por otra parte, algunas voces de solidaridad se han conocido ante la tragedia en esta zona del país. Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos, OEA, dijo a través de su cuenta de Twitter: “Nuestra solidaridad a Colombia, al pueblo, familias y gobierno de #Manizales”.

Siguen suspendidas las clases

En algunas universidades de Manizales, las clases continuarán suspendidas como consecuencia de las intensas lluvias de los últimos días.

A través de un comunicado, la Universidad de Manizales informó que solo retomará actividades académicas hasta el lunes 24 de abril. Las de Caldas y Sena no reactivarán sus jornadas por lo menos el día de hoy. La Autónoma, por lo tanto, indicó que los estudiantes de pregrado y posgrado sí deberán asistir.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS