Familiares de víctima del Palacio de Justicia encontrada este viernes exigen justicia

Familiares de víctima del Palacio de Justicia encontrada este viernes exigen justicia

Septiembre 02, 2017 - 05:22 p.m. Por:
Colprensa
Toma del Palacio de Justicia

Bernardo Beltrán Hernández, quien era considerado uno de los desaparecidos en el Holocausto. En los registros televisivos se le ve saliendo con vida tras a retoma del Palacio.

Foto: Archivo Colprensa

Tras el hallazgo de los restos óseos de Bernardo Beltrán Hernández, quien era considerado uno de los desaparecidos en el Holocausto del Palacio de Justicia, sus familiares piden explicaciones porque en los registros televisivos se le ve saliendo con vida tras a retoma del Palacio de Justicia, el 7 de noviembre de 1985.

Su hermana Sandra Beltrán se pregunta sobre la verdad de lo que sucedió con Bernardo, tras salir vivo, y aparecer luego muerto al interior del Palacio y enterrado en la que se creía era la tumba de Jorge Alberto Echeverry, quien ahora pasa a ser un desaparecido.

“La recibimos reafirmando la injusticia, la recibimos reafirmando la impunidad, confirmando que los desparecidos del Palacio de Justicia salieron con vida, los mataron, los desaparecieron y los están devolviendo única y exclusivamente por cumplir una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, dijo.

Bernardo Beltrán

Sandra Beltrán, hermana de Bernardo Beltrán, quien era considerado como uno de los desaparecidos tras la toma del Palacio de Justicia hasta este viernes, cuando Medicina Legal encontró sus restos.

Colprensa

Beltrán lamentó que ahora la familia del exmagistrado Echeverry tenga que iniciar la búsqueda difícil que ellos han hecho por 30 años.

“Siento profundamente que ellos empiecen esta lucha tan fuerte, esta desilusión tan espantosa y engaño tan nefasto que les ha hecho el Gobierno como a nosotros y al país entero”, aseguró.

La toma del Palacio de Justicia, ubicado en Bogotá, comenzó el 6 de noviembre de 1985, cuando un comando de 35 guerrilleros del M-19 irrumpió en el edificio y tomó como rehenes a cerca de 300 personas.

Un día después el Ejército retomó a sangre y fuego el recinto, que albergaba la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de Estado, en una operación que dejó 94 muertos, entre ellos once magistrados de la corte, decenas de heridos y once desaparecidos, en su mayoría empleados de la cafetería y visitantes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad