Familiares de mineros atrapados en Amagá, Antioquia, no pierden la esperanza

Familiares de mineros atrapados en Amagá, Antioquia, no pierden la esperanza

Noviembre 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Familiares de mineros atrapados en Amagá, Antioquia, no pierden la esperanza

El gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo Valderrama, llegó a la zona aproximadamente a las 7:30 de la mañana para ponerse al tanto de esta nueva tragedia minera en el Suroeste del departamento.

A pesar de que la Cruz Roja trata de tenerlos aislados de la prensa, algunos prefieren acercarse al socavón y hacer público su dolor.

La espera de los familiares de los mineros atrapados en Amagá, Antioquia, a pesar de los esfuerzos de autoridades y organismos de socorro en lo social y lo sicológico, no deja de estar marcada por la angustia.Aunque tratan de mantenerlos aislados de la prensa, muchos prefieren estar cerca de la entrada al socavón. Hablar de su drama con otros les hace bien, pues la comunidad de Amagá, en la que muchas familias han vivido esta misma tragedia, expresa gran solidaridad hacia su dolor. Marta Lucía Ortiz, esposa de Albeiro Ruiz Montoya, uno de los obreros atrapados, pese a los anuncios oficiales de la poca posibilidad de vida, no pierde la fe. "Yo creo que Dios es más grande que todos nosotros y si Él quiere la vida para mi esposo, él la va a tener", expresó esta sencilla mujer hundida en la más profunda tristeza al lado de sus seis hijos, parada en el cordón de seguridad que impide el paso hacia la mina. Cuenta que su esposo llegó a Amagá hace doce años, cuando se fue de su casa en Manizales, una vez murió su madre. Pero desde entonces no ha habido contacto con la familia de él y ni sus hermanos ni los demás allegados saben de su tragedia. "Sé que es mellizo con otro y que tiene una hermana que también se llama Marta. Mi esperanza es que ellos se enteren de la situación para que vengan", comenta mientras saca una fotografía pequeña que carga de Albeiro y que es como su talismán, pues con ella en la mano ruega a Dios que salga con vida. Ellos se conocieron en Amagá cuando él llegó con tres hijos. Para la unión, ella puso otros tres y juntos viven de lo que él devenga en las labores como minero. En La Cancha, dice, lleva dos años. "A veces expresaba miedo, pero en esto no hay más que seguir, es de lo que se vive". Entre los familiares de los atrapados reina el silencio. Y afloran las miradas de congoja y los llantos. Madres, padres, hermanos, hijos y hasta amigos se aglutinan a esperar noticias. Cada que llega un funcionario, una máquina nueva o que se ve algún movimiento, todos concentran las miradas en lo que se pueda expresar. Su foco es la boca de la mina, donde a casi mil metros están sus seres queridos atrapados en la bolsa de agua que brotó el jueves desde el fondo de la tierra y taponó la veta. La ilusión de la vida no se les apaga. Rescate incierto Ni el gobernador Sergio Fajardo Valderrama ni la gerente de Salvamento Minero de la Agencia Nacional de Minería, Catalina George, se atreven a estimar cuánto durará la extracción de los cerca de 32.000 metros cúbicos de agua que inundaron la mina. El socavón tiene 900 metros de longitud. En la extracción del agua trabajan ocho motobombas: seis de pequeña capacidad, dos de 25 caballos de fuerza y las autoridades tratan de conseguir otras. El nivel del líquido ha mermado un metro y Fajardo reconoció ayer que esta tarea no avanza al ritmo deseado. "Originalmente se dijo que tardarían de tres a cinco días, pero ya vamos para el tercer día y tratan de traer nuevas bombas para acelerar el proceso. El problema para sacar el agua es cómo llevan las bombas allá y cómo se maneja la energía adentro". El alcalde de Amagá, Juan Carlos Amaya, el Gobernador y otras autoridades se reunieron ayer con los familiares de los mineros, que se quejaron de lo que consideran desinformación: "Si se demoran 15 o 20 días, dígannos, pero necesitamos saber la verdad", dijo un familiar de las víctimas. La comunidad eligió al minero Byron Castilla como su representante en las reuniones de modo que se facilite la comunicación con el Gobierno. Castilla advirtió que cuando drenen toda el agua deberán sacar el lodo y la roca y se requerirá de otras bombas. En el sitio se trabaja las 24 horas oxigenando la mina y bombeando. Cinco electricistas de empresas mineras asesoran las labores. Catalina George explicó que los avances son lentos, porque "poner una sola línea de bombeo en una superficie de 70 centímetros de altura y un metro de ancho no es tan fácil. Los días para evacuar el agua dependen del número de bombas que podamos instalar". Los mineros Albeiro Ruiz Montoya Minero de 32 años atrapado en La Cancha. Carlos Enrique Muriel Estrada Atrapado. Lázaro Antonio Bedoya Minero atrapado en La Cancha. Fausto Albeiro Álvarez García Atrapado. Luis Arturo Muriel Estrada Minero de 50 años atrapado. Fabio Alberto Muriel 52 años, atrapado. Juan Alejandro Álvarez Colorado Atrapado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad