¿Faltó previsión del Gobierno para evitar la caída de la banca en La Línea?

¿Faltó previsión del Gobierno para evitar la caída de la banca en La Línea?

Noviembre 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Dirigentes gremiales del Valle del Cauca consideran que el Ministerio de Transporte e Invías, organismos a los que la Contraloría les abrió investigación preliminar, no previeron la emergencia.

Una mayor previsión por parte del Gobierno Nacional y las demás autoridades competentes pudo haber evitado la caída de la banca en el Paso de la Línea, entre Armenia e Ibagué, lo cual ha generado millonarias pérdidas a los transportadores de Colombia.Así lo consideran los dirigentes gremiales del Valle del Cauca consultados por Elpais.com.co, quienes puntualizaron que una situación similar no se puede repetir en el país.Para el gerente de Acopi Valle, Fernando Echeverry, la pérdida de la banca que se presentó desde el lunes pasado en la Línea es responsabilidad del Ministerio de Transporte e Invías, pues "una vía tan importante que comunica a Bogotá con el occidente de Colombia no puede fallar"."Desde hace 4 ó 5 años las condiciones ambientales propician situaciones como ésta, por lo que el Ministerio y las autoridades involucradas debieron prever que las montañas se derritieran como está ocurriendo", dijo Echeverry.Agregó que la "imprevisiblidad" viene de gobiernos anteriores y "este está recibiendo un sistema colapsado, mal contratado y diseñado", tras anotar que "en Colombia no hay, sino trochas".Esta situación, según el dirigente, le resta competitividad a Colombia a nivel internacional, más aún con acuerdos comerciales como el TLC con Estados Unidos, pese a que "los empresarios y sociedad civil del país son eficaces y productivos"."Los costos logísticos en solo infraestructura vial se le incrementan al transportador en un 18% y 19%. Estamos fallando en todas las rutas, porque ninguna de nuestras viías es confiable", explicó. Según Echeverry, la idea es que las instituciones involucradas deben tener planes de contigencia, pues "están siendo reactivas, en lugar de proactivas". "Se derrite la Línea y a la carrera buscamos otro plan de contingencia que tambien está colapsado, como es la otra vía a Bogotá", dijo el gerente de Acopi Valle, al hacer referencia al Alto de Letras por Manizales.Entre tanto, María Teresa Peñaranda, presidenta de la Asociación de Directores de Comercio Exterior (Adicomex), también coincidió en que el Gobierno debió realizar "estudios especiales" para evitar la caída de la banca y así una posible "pérdida de clientes en el exterior"."Esto es una catástrofe comercial. La pérdidas ascienden, según expertos, a 19 mil millones de pesos diarios por la situación de la Línea. Tras el invierno del 2010, el Gobierno debió revisar los puntos críticos, sobre todo este por donde se moviliza el comercio del país", dijo la dirigente.Peñaranda indicó, por ejemplo, que el transporte de un contenedor de 40 pies con más de 25 toneladas de mercancía desde Buenaventura hacia Bogotá, cuesta entre 5'300.000 y 5'400.000 de pesos en condiciones normales, mientras que con las actuales la tarifa se incrementa un 20 por ciento.Aunque destacó la reacción del ministro de Transporte, Germán Cardona, para abrir un paso provisional en la zona, la presidenta de Adicomex aseguró que la investigación preliminar que abrió la Contraloría General de la Nación contra esta dependencia del Gobierno arrojará resultados que conllevarían sanciones y multas.Problema en La Línea: "Un caso fortuito"Contrario a las anteriores declaraciones, el gerente de la Andi en el Valle del Cauca, Rodrigo Velasco, señaló que los problemas de movilidad en el paso de la Línea constituyen "un caso fortuito, producto de una excesiva humedad generada por el fuerte invierno, que le siguió a uno más fuerte"."Yo no podría decir que el Ministro de Transporte o el Presidente tienen responsabilidades en un desajuste de la banca en la vía a la Línea. Eso seria apresurado", dijo Velasco, al reconocer que situaciones en materia de trópico son muy díficiles de manejar.No obstante, dijo que "Colombia no puede depender de una sola vía primaria y tiene que pensar en vías alternas", en la medida que una sola vía que comunique a Buenaventura con Bogotá es insuficiente."Los mismo creemos que ocurre en la carretera Buga- Loboguerrero- Buenaventura, que se está ampliando con algunos retrasos, pero no podemos estar sujetos a una sola vía, cuando por ahí se mueve el 60 por ciento del comercio internacional", agregó.En ese sentido, según Velasco, es necesario contar con otras vías, "distinta a la del páramo de Letras, porque la carga se demora un tiempo exagerado", así como diseñar carreteras más estables, para evitar que colapsos como el que ha provocado la naturaleza en la Línea se repitan. "Hay que agilizar el comercio interdepartamental que está creciendo con el tiempo, sobre todo ahora con los acuerdos (TLC) que si vienen encima (Estados Unidos) y con una dinámica de confianza que tiene el empresariado en el país", anotó el gerente.El dirigente concluyó que se debe hacer un estudio extenso y riguroso sobre cuáles son las vías alternas que se requieren para, cuando las actuales sufran deterioros, no se paralice el país."Es algo de muy largo aliento, en cuanto a costo y tiempo, pero es mucho más costoso que el país se paralice, a lo que cuesta la inversión en vías alternas que son absolutamente necesarias", explicó Velasco, al enfatizar que esta determinación debe tomarse en un lapso de tres a cinco años.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad