Falta de empleo, el mayor problema a tres meses del cierre de la frontera

Noviembre 19, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa
Falta de empleo, el mayor problema a tres meses del cierre de la frontera

La frontera entre Colombia y Venezuela se mantiene cerrada desde agosto de 2015.

Los habitantes de la región siguen pidiendo soluciones a la crisis que viven desde el 19 de agosto, cuando el presidente de Venezuela decretó el cierre de la frontera con Colombia.

Tres meses después de que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretara el cierre de la frontera con Colombia, los habitantes de la región siguen pidiendo soluciones para la crisis que viven desde aquel 19 de agosto.

Lo más preocupante parece ser la falta de oportunidades laborales, puesto que conductores, tramitadores, oficinistas, empleados, obreros de transporte de carbón, mercancía seca, agencias de aduana y almacenadoras siguen esperando que  se materialice el anuncio hecho por el presidente Juan Manuel Santos en el sentido de que esta problemática es la oportunidad para que Colombia se “independice” del vecino país.

Pero lo cierto es que cerca de 2500 personas se han quedado sin trabajo por la falta de operaciones, importaciones, exportación y tránsito aduanero entre uno y otro extremo limítrofe.

Lea también: Unos 20.000 colombianos se han visto afectados por crisis fronteriza, dice ONU

A ese llamado se han sumado los nuevos ediles de las zonas fronterizas, pues afirman que, con el cierre, estos lugares sin desarrollo de industrias y sin empleo están sufriendo grandes dificultades que requieren de soluciones estructurales.

Durante los últimos días también se ha denunciado la posibilidad de que se clausuren los corredores humanitarios habilitados para el paso de los estudiantes e incluso se han denunciado chantajes por parte de la Guardia venezolana para el paso de las personas.

Ante esto, el gobernador del Estado de Táchira, José Gregorio Vielma Mora, ha pedido a la comunidad que denuncie cualquier tipo de chantaje y ha anunciado que el corredor estará vigente, al menos, hasta que termine el año escolar.

También ha afirmado que se están coordinando los aspectos logísticos para el paso de 123 camiones que se encuentran del lado venezolano y 243 del colombiano.

Pero lo cierto es que medidas estructurales no se tomarán hasta después  de que se celebren las elecciones previstas para el 6 de diciembre en Venezuela, o al menos eso dio a entender el nuevo gobernador electo de Norte de Santander, William Villamizar, sobre el futuro de las relaciones diplomáticas con el vecino país, tras reunirse con el presidente Juan Manuel Santos en la Casa de Nariño.

“Vamos a esperar a que pase ese proceso y una vez hayan unos resultados allá se iniciarán todas las acciones diplomáticas y haremos todo el acompañamiento respectivo para que se logre abrir la frontera”, dijo el Gobernador.

“Que se solucione”

Como se recordará, la decisión del presidente  Maduro, que se produjo luego de un ataque contra tres jóvenes de las Fuerzas Armadas de ese país, en principio iba a ser por 72 horas, pero luego se prolongó de manera indefinida.

Ante ello, el Gobierno colombiano decretó varias medidas de contingencia para recibir a  cerca de 22 mil compatriotas que residían en Venezuela y que durante los siguientes días de agosto y los primeros de septiembre comenzaron a llegar especialmente a Cúcuta, tras ser expulsados por las autoridades de ese país o por temor a represalias.

En total se expidieron diez decretos para los 40 municipios que están en la zona limítrofe, se llegaron a hospedar 2409 personas en albergues y hoteles, y se habilitaron corredores humanitarios para el paso de niños y niñas a los colegios, trabajadores, turistas y personas que requerían  un servicio especial de salud.

“Es un tema que debe resolverse lo más pronto posible y esa medida unilateral que se adopta desde Venezuela no solo está perjudicando a los colombianos sino también a los venezolanos”, sostuvo el representante por el  Partido de la U, Hernán Penagos.

Agregó que “el Gobierno ha tomado decisiones muy importantes en materia económica y de apoyo a los colombianos que están de este lado, pero sin lugar a dudas hay que llevarlo a instancias internacionales, porque lo que no puede pasar es que se quede de manera indeterminada este cierre de frontera”.

A su vez,  la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes, Clara Rojas, afirmó que el tiempo que ha transcurrido ya era previsible y que no tiene muchas expectativas sobre la reapertura de la zona común entre Colombia y Venezuela antes de diciembre.

“Hay que rescatar que el Gobierno ha tratado de afrontar la situación, que obviamente con tanta gente no es fácil. (…) Nuestro compromiso desde la Comisión es volver para ver si se están cumpliendo todos los compromisos adquiridos”, puntualizó.

Por el contrario, la representante de la Alianza Verde, Angélica Lozano, afirmó que el tema se ha dejado de lado y que se ha vuelto costumbre la falta de acción contundente del Gobierno Nacional en las zonas limítrofes.

“Las fronteras de Colombia siempre han estado abandonadas y esos no son límites muertos, son millones de personas que viven allá en el rebusque, dependiendo de la economía del otro país y Colombia sigue sin generar empleo, sin generar las condiciones necesarias”, señaló. 

Además, Lozano resaltó que “ya nos acostumbramos a los campamentos, a la gente en carpas, a la gente con su vida rota y ya, pasó como si fuera un periódico de ayer. Para agravarse, vienen las elecciones de Venezuela y pinta muy mal porque un caudillo como Maduro no aceptará los resultados”.

En ese sentido, el representante del Centro Democrático Edward Rodríguez indicó que “una vez más el Gobierno Nacional no le ha parado bolas a ese tema de la frontera. Nuestros compatriotas siguen sufriendo la antidemocracia y todos los rigores del régimen de Maduro y yo sí le pediría a la Canciller que examine la diplomacia con el Gobierno venezolano”.

Mientras tanto, Jorge Muñoz, representante del Mira, dijo que el presidente Maduro “quiere prolongar ese cierre y por ende las consecuencias con los que están retornando. Por ahora sabemos que el flujo de los retornados ha disminuido y muchos de ellos ya están dirigiéndose al interior del país, que es otro problema gravísimo”.

Bajó la inseguridad

El Ministerio de Defensa informó sobre una disminución de la inseguridad y la comisión de delitos en la zona de frontera con Venezuela durante el tiempo que ha permanecido cerrada por disposición del Gobierno del vecino país.

Según un reporte divulgado ayer por RCN La Radio, entre agosto 20 y noviembre 9 de 2015, en comparación con el mismo periodo del 2014 se registró  una baja del 83 % en acciones subversivas; 92 % en hechos terroristas; 33 % en secuestro extorsivo y 72 % en extorsiones.

El reporte también indica que únicamente  en el robo de automotores hubo un alza del 28 %, al pasar de 410 a 525, y  que   los homicidios disminuyeron 6 %, al pasar de 118 casos en 2014 a 111.

También pone de presente, el informe del Mindefensa, que las lesiones comunes bajaron 30 %, el hurto a personas 16 % y el hurto a comercios y residencias 21 % y 25 %, respectivamente.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad