Extranjeros llegan a Colombia para convertirse en profesores de inglés

Enero 24, 2016 - 12:00 a.m. Por:
María Teresa Arboleda | Reportera de El País

A Cali vienen 42 profesores de diversas naciones para reforzar la enseñanza de esta lengua en colegios oficiales. ‘Colombia bilingüe’ se llama el programa que beneficia 46 ciudades.

Bailando vallenato, salsa choque,  y algunos con  sombrero vueltiao y banderas de Colombia, celebraron su arribo  al país 400  extranjeros que  reforzarán la enseñanza del inglés en 350 colegios oficiales de  46 ciudades colombianas.

 El  jueves, en Bogotá, el Ministerio de Educación Nacional, MEN, les dio la bienvenida a estos profesionales que provienen de Estados Unidos, Canadá, Australia, Brasil, India, Nigeria, Portugal, España,  Barbados, Rusia, Italia, Irlanda,  Nueva Zelanda, Jamaica,   Ghana, Polonia  y Reino Unido. 

Vestían camisetas con el  nombre ‘Colombia bilingüe’, como se denomina  el proyecto del Gobierno Nacional, que se realiza por segundo año consecutivo.  En marzo llegarán 160 más y en junio, los 40 restantes, porque la meta para 2016 es tener  600 formadores,   250 más que en 2015, cuando 350   acompañaron la labor de 1050 docentes de inglés locales, beneficiando a 98.000 estudiantes. 

  A  Cali arribarán 42 teachers para igual número de colegios. Esto será el primero de febrero, cuando se inicien las clases en colegios oficiales. Instituciones como Juan  Pablo II y el Técnico Industrial Carlos Holguín Mallarino son algunas de las beneficiadas.  

Asimismo, el  Tulio Enrique Tascón, de Buga, integra el grupo de los cinco asignados a esa ciudad, en tanto que la María Antonia Penagos es una de las seis instituciones de Palmira. 

 La ministra de Educación, Gina Parody, sostiene que al momento de designar los profesores se tuvo en cuenta el desarrollo de las regiones  y la necesidad de dominar la segunda lengua.

Fue así como en 2016,  el  MEN, “en alianza con  la Corporación Voluntarios Colombia y la Fundación Heart for Change, trae a estos voluntarios que si bien reciben una mensualidad, es solo para que alcancen a vivir en las ciudades de destino”, precisó la titular del MEN.  

La magia de este programa, enfatiza, es que  permite que los profesores colombianos también se beneficien, en la medida en que tienen con quien practicar  permanentemente el inglés, mientras que los estudiantes tienen el privilegio de contar con un maestro nativo, algo que antes era exclusivo de los colegios privados. 

Édgar Ramírez es docente de la Institución Educativa Agustín Nieto Caballero, de la Comuna 11 de Cali. Por segunda vez tendrá un ayudante en la clase de idiomas y afirma que es algo  “increíble, no solo para los alumnos, sino también para nosotros, porque a veces los chicos  dudan de nuestras competencias y al escucharnos interactuar  completamente en inglés,  validan nuestros conocimientos”.

 Otra ventaja es que los jóvenes están más motivados cuando en el aula hay un nativo, precisa  Ramírez, al explicar que hay varias formas de hacer la clase conjuntamente.

Al comienzo, se apoyan con el extranjero en cuanto a pronunciación, poco a poco se le van delegando  responsabilidades y al final se le puede dejar la clase completa. “En mi colegio les ha ido muy bien, se hace mucha conversación  en  inglés”, destaca el profesor de Cali.

  Por su parte  Jennifer Cuéllar, de la Institución Educativa General Francisco de Paula Santander, en  El Jardín, Cali, señala que se  trata de un ejercicio en el que todos  ganan por igual. El año pasado tuvo jóvenes coequiperos en su clase, “los cuales no tenían experiencia en docencia, por lo que para ellos también se constituyó en un ejercicio muy enriquecedor desde el punto de vista profesional, porque aprendieron pedagogía”, destaca la maestra. 

Si bien reconoce que se trata de un refuerzo muy importante para la comunidad estudiantil,  “no hay que olvidar que el nivel de inglés de los docentes colombianos y caleños es excelente, debido a los intercambios e inmersiones continuas  que realizan”.   

 En el acto de  bienvenida, los 400 foráneos se mostraron felices e interesados en descubrir los atractivos que les exhibieron en videos sobre Colombia. Es de  anotar que  102 que hicieron parte del programa en 2015 decidieron quedarse en esta nueva etapa.

El estadounidense Matthew Mullins viene a Cali por primera vez. En 2012 estudió Relaciones Internacionales en la Icesi y  “fue una buena experiencia, aprendí muchas cosas y quedé con ganas de volver”. Lo motivó a venir a “este hermoso país, las buenas noticias que escucho, como  que se está desarrollando muchísimo”, dice.

Siendo  de Palmira, Daniela Andrea Ayala llega a su ciudad para descubrir sus raíces. Porque  a los 3 años se la llevaron a Londres y ahora quiso darse una nueva oportunidad en su país.

“Llega un momento en la vida en que uno se da cuenta de lo afortunado que ha sido y quiere retribuirlo de alguna manera”. Esa es la misma motivación que trae al caleño José Mauricio Rincón a esta ciudad, desde Nueva Orleans (EE.UU.) donde reside.

Se espera que una vez estén laborando los  600   voluntarios  se beneficien  176.000 estudiantes  y se acompañe la labor de 1300 docentes colombianos.

El propósito  del Gobierno es trabajar por un país con igualdad de oportunidades para que los jóvenes, al salir del bachillerato, dominen una segunda lengua.

Kirmse Batista NunesSe desempeña como traductora y viene a Cali procedente de Brasil, su país natal. Tiene 22 años y ha dictado clases  privadas de inglés en Brasilia, así como de baile en una academia en esa misma ciudad. Creativa, flexible,   organizada y  responsable, así se define la joven, a quien le gusta trabajar con niños y adolescentes y marcar la diferencia, aportando sus conocimientos con la comunidad. Simon WhitehouseNativo de Reino Unido, su tarea es ayudar a que estudiantes de Palmira refuercen su inglés. Experto en matemáticas e ingeniería de sistemas, entre sus motivaciones para viajar a Colombia figuran “aumentar su nivel de español y conocer una cultura nueva”. También, “mejorar mis habilidades  en la enseñanza y aprovechar la experiencia de vivir fuera de mi país”, sostiene quien disfruta mucho de las actividades culturales. Gabriella HoseCon 23 años de edad, esta inglesa  graduada en letras y español, integra el grupo de los 42 teachers que llegarán a Cali. ”He pasado un año en Colombia y me encanta la cultura y la gente de acá. Quiero  contribuir a la comunidad y conocer una ciudad nueva”, recalca quien se define como una persona suave, alegre y amable. Respecto a sus expectativas, ella espera que sea una experiencia muy gratificante. En Santa Marta trabajó como profesora de alfabetismo en la Fundación Colombia sin Fronteras y dice que su tiempo como voluntaria  “era difícil a veces, pero me enseñó la importancia de planear bien y hacer conexiones con los estudiantes”.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad