Exministro Andrés Felipe Arias podría pagar hasta 33 años de prisión por caso AIS

Julio 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | Resumen de agencias.

El exministro fue condenado como responsable por celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación en favor de terceros.

El exministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, fue condenado este jueves por la Corte Suprema de Justicia por las irregularidades en las que incurrió en el caso de Agro Ingreso Seguro. El programa fue implantado en 2007 para entregar subsidios que estimularon la producción y competitividad en el agro pero, según la Fiscalía, carecía de fiscalización y terminó entregando dinero a por lo menos nueve grandes familias o empresas que defraudaron al Estado con trampas como dividir sus fincas en varios lotes para obtener varias veces la asistencia estatal. La Sala encontró a Arias responsable de los delitos de celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación en favor de terceros, que le pueden significar una pena de entre 8 años y 33 años y 9 meses de prisión. El exministro del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), de 41 años, estará libre durante los próximos 15 días, luego de los cuales se dará a conocer la pena definitiva de prisión en su contra, que deberá empezar a cumplir en el sitio de reclusión que le asignen. Por ahora, la Corte Suprema de Justicia se abstuvo de librar orden de captura, argumentando que Arias “no ha rehuido su comparecencia al proceso, no se ha escondido, no ha recurrido a maniobras dilatorias ni ha tenido que ser conducido”. Arias no acudió hoy a la lectura de fallo ya que, según su abogado defensor, Jorge Aníbal Gómez Gallego, está de vacaciones en el exterior. Indicó que no ha hablado con él, pero que considera que regresará pronto al país. No obstante esa declaración oficial, versiones extraoficiales conocidas por Colprensa, indican que el exministro Arias habría vendido hace dos semanas su apartamento y habría salido luego del país con su familia, lo que haría pensar que no tiene planes de regresar. En este proceso, la Fiscalía le pidió a la Sala Penal que condene a Arias por considerar que actuó motivado con el afán de cumplir con un compromiso político adquirido y con conocimiento de la ilicitud de sus actuaciones. Arias fue procesado por presuntas irregularidades relacionadas con convenios 03 de 2007, 055 de 2008 y 052 de 2009, celebrados con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) de 2007 a 2009 por valor aproximado de 280 mil millones de pesos. La magistrada María del Rosario apuntó que el exministro Arias tenía conocimiento del fraccionamiento de predios que se podía presentar a fin de que un terreno recibiera más de un subsidio de Agro Ingreso Seguro. “Era tan evidente la existencia de este fraccionamiento, que desde la presentación de las propuestas podía advertirse cómo estas se referían a un mismo predio, situación que no originó reacción alguna por parte del titular de la cartera de Agricultura, porque su objetivo era ubicar los subsidios en determinados sectores”, señaló. En ese sentido, la Sala estimó que Arias, con su actuación, favoreció a familias de la Costa Caribe y que no hizo nada a pesar de la detallada intervención que hizo en todo el proceso de convocatoria para la asignación de los subsidios. “Fue a partir del manejo y procedimientos implementados por el señor Arias Leyva que finalmente salieron favorecidos con subsidios los grupos denominados José Francisco Vives Lacouture, Alfredo Lacouture Dangond, Orlandesca S.A., Biofrutos S.A, Daabon Agroindustrias JMD, Inagros S.A., Alamaja S.A., y Viveros Páez, en cuyo favor se desembolsaron 25.800 millones de pesos”, señaló la magistradaAdemás dijo que se asignaron subsidios por valor de 747 mil millones a tres proyectos cuyos titulares renunciaron a ellos cuando estalló el escándalo mediático originado “en la concepción ilícita de los subsidios”. De acuerdo con la Sala, más allá de toda duda razonable, se comprobó que Arias “con pleno conocimiento de la ilegalidad de sus conducta, propició la entrega de los subsidios de AIS en la forma irregular señalada en la acusación y concretó un concurso homogéneo de punibles de peculado por apropiación en favor de terceros que se le reprocha como coautor”. El fiscal de este caso, Martín Moreno Sanjuan, indicó en su momento que en el curso del juicio se probó que Arias tramitó y celebró los contratos sin adelantar estudios previos, sin hacer proceso de selección objetiva, sino que decidió hacerlo directamente con el IICA, entidad que sabía que iba a ser llamada a implementar las convocatorias de riego y drenaje antes de la firma de cada convenio. "El doctor Arias Leyva violó los principios de transparencia, selección objetiva, economía y responsabilidad (...) el ministro Arias conocía los hechos, estuvo al frente de cada detalle y tuvo la voluntad de dirigir su conducta a la celebración de estos convenios porque de esta manera podía entregar los recursos a terceros y cumplir con el compromiso con el sector", señaló en su momento el Fiscal Moreno. En contraparte, la Procuraduría General de la Nación le solicitó a la Corte que declare a Arias inocente al señalar que en este caso la Fiscalía no probó, como dijo, que Arias actuó con dolo ni a fin de cumplir con compromisos políticos y que los errores que hubo en el programa no son imputables al exministro sino que, máximo, se trata de faltas disciplinarias. “En todas las pruebas recaudadas no se demostró que Andrés Felipe Arias haya actuado con dolo. Allí se dijo que actuó con negligencia pero no con ese dolo penal que implica saber que lo que estoy haciendo es un delito y quiero realizarlo. Esa fue la prueba que la Procuraduría no encontró”, señaló en su momento el delgado de la Procuraduría, Jairo Salgado. Salgado indicó durante la audiencia de alegatos de conclusión que la Fiscalía desbordó los límites de la acusación inicial realizada al exfuncionario e indicó que los convenios citados, suscritos con el IICA, para uno de los módulos de Agro Ingreso Seguro, sí podían entrar en funcionamiento antes que la ley lo permitiera.Andrés Felipe Arias, que ya había estado en prisión durante casi dos años, siempre pregonó su inocencia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad