"Al país no le conviene elegir una opción que nos condene a más polarización": Pinzón

default: "Al país no le conviene elegir una opción que nos condene a más polarización": Pinzón

En una comunicación de diez puntos, el exembajador de Colombia en EE. UU. Juan Carlos Pinzón, reiteró que mantendrá una posición crítica en la política.

"Al país no le conviene elegir una opción que nos condene a más polarización": Pinzón

Julio 04, 2017 - 12:20 p.m. Por:
Colprensa / El País 
Pinzón y Santos

El exministro y exembajador Juan Carlos Pinzón participó activamente del gobierno de Juan Manuel Santos en su segundo mandato.

Colprensa

En una comunicación de diez puntos en donde habla de política y anuncia que llega este martes al país, el exembajador de Colombia en los Estados Unidos, Juan Carlos Pinzón, profundizó su distanciamiento con el presidente Juan Manuel Santos y anticipó que seguirá criticando los aspectos que él considere "inconvenientes para los colombianos".

La 'separación política' entre Santos y Pinzón comenzó hace una semana cuando el exembajador descalificó la forma en que se dio el desarme de las Farc y consideró que la cifra no reflejaba la verdad de lo que poseían. Al respecto, el presidente Santos declaró que a Pinzón la ambición del poder le sacó lo peor de la condición humana.

En la declaración de este martes, Pinzón señaló que "nunca he hecho crítica alguna a la persona del Presidente de la República, por él y su familia tengo múltiples razones de gratitud, lealtad personal, reconocimiento a sus esfuerzos, y respeto por la dignidad de la institución presidencial. Frente a inferencias a mi nombre en sus declaraciones recientes, simplemente afirmo que no me parece correcto descalificar a nadie de manera personal por expresar opiniones divergentes en temas de interés público. Mantendré una postura crítica y transparente en asuntos de política pública que crea inconvenientes para los colombianos. Siempre lo hice cuando trabajé en el gobierno, y así lo seguiré haciendo".

Y así lo volvió a hacer con respecto a los acuerdos con las Farc. En primer lugar dice que siempre ha estado convencido de la legitimidad del uso de la fuerza para proteger a los ciudadanos de la violencia, así como de la conveniencia de negociar para alcanzar acuerdos de paz. Pero eso sí, con la premisa de hacerlo desde una condición de fortaleza del Estado y orientado en la conveniencia de los ciudadanos por encima de quienes estaban en actividades criminales.  

Igualmente especificó: "Lo he dicho antes: creo que el acuerdo se pudo hacer mejor. Pero eso ya es historia. Ahora hay un compromiso que es obligación legal. Hay que cumplirlo, y hacerlo cumplir sin dudar. Honrar el heroísmo, las victorias y el sacrificio de nuestras Fuerzas Militares y de Policía no sólo es justo, sino consecuente con la historia. Por supuesto que se debe reconocer el beneficio de los esfuerzos de pacificación para la sociedad colombiana, y así mismo, es necesario ponderar de manera pragmática los retos y complejidades que dejan los acuerdos para así determinar los ajustes que se puedan requerir". 

Incluso, en su declaración, el exembajador anticipó de cierta forma que la campaña presidencial para el 2018 no debería seguir marcada por el tema de la paz. “Al país no le conviene elegir una opción que nos condene a otros cuatro años de polarización destructiva alrededor de este tema, lo que impediría concentrarnos en la verdadera paz social, esa que se hace con todos los colombianos. Esto demanda una nueva generación de líderes que no estén contaminados por esa polarización destructiva”.

Pinzón consideró que las críticas a los acuerdos no pueden ser vistas como ataques a la paz, por el contrario dijo que deben mirarse como aportes buscando que sean convenientes para la mayoría de los colombianos.

Frente a las armas volvió a referirse y sostuvo que "la reciente entrega por parte de las Farc es un hecho muy positivo para el país y el resultado más importante para la sociedad de los acuerdos con esa organización. Que si las Farc entregaron el ciento por ciento de las armas, me queda claro, luego de todas las explicaciones, que la respuesta es que no. Y por ello, es bueno ser capaces de exigirlo pensando en la paz y seguridad de los colombianos. Al Gobierno le conviene que eso se demande por parte de una sociedad activa en defensa de sus intereses".

Además, planteó que los acuerdos con las Farc no pueden significar compartir la agenda política de las Farc y sus sectores afines. “Son 15 mil personas las que se deben adaptar a casi 50 millones, y no 50 millones ajustarse a 15 mil".

Finalmente, anunció que tiene el interés y deseo de continuar una conversación activa con los colombianos, de escuchar sus preocupaciones, "de poner toda mi disposición y experiencia en el Estado y como economista, para resolver los problemas prácticos que tiene la gente de a pie". 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad