"Eutanasia no es dar algo, es quitar la vida y es injusto": Procurador

Agosto 05, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Con la participación del procurador general Alejandro Ordóñez, la universidad del Rosario y la Fundación Buen Gobierno, se realizó el foro Eutanasia en Colombia: ¿verdadero derecho?.

El procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, se refirió al tema en medio de un foro en la Universidad del Rosario en Bogotá.

En medio de un foro en la Universidad del Rosario en Bogotá, el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, se refirió a la eutanasia y dijo que en su criterio esta práctica no puede considerarse como un derecho porque se trata de quitarle a una persona algo que es suyo, la vida. 

En ese sentido, según dijo el Procurador, es una injusticia. "Matar no puede ser el contenido de un auténtico deber jurídico porque implica el quitarle a alguien lo que es suyo, su derecho, y por esa misma razón constituye una injusticia, es un acto por medio del cual se despoja a alguien lo que le pertenece. Si aceptamos que el respeto por la vida es un derecho y un deber del Estado, por fuerza se debe aceptar que quitar la vida, por las razones que sea, es una injusticia", señaló. 

El Procurador dijo que la injusticia permanece aún si es la propia persona quien se quita la vida, o la que da el consentimiento para realizar el procedimiento. 

Ordóñez consideró que es claro que no habrá un punto final ni un consenso en este debate, por lo que en su criterio debe ser resuelto por la sociedad porque implica una serie de implicaciones éticas. Dijo que se trata de asumir la muerte ya no como algo natural, sino en condiciones de poder y de control. 

El Procurador se refirió al caso concreto de la eutanasia practicada a Ovidio González, el padre del caricaturista ‘Matador', quien padecía de un cáncer terminal de boca. 

El caso de don Ovidio fue el primero de muerte digna en Colombia, desde que se reglamentó la sentencia de la Corte Constitucional, con la resolución 1216 del 20 de abril del 2015, expedida por el Ministerio de Salud. 

Según Ordoñez, ese primer caso ocurrido en el país “no resistió" la presión mediática ni los requisitos necesarios para hacerla. 

Aseguró que el médico del caso primero negó el procedimiento por estimar que no estaban todos los requisitos necesarios, porque no había inminencia de muerte. “Se produjo una presión mediática que lo hizo ver como un médico sin corazón y en medio del debate se le administró la muerte al paciente. (...) El único criterio no resistió ni siquiera la presión del primer caso", señaló. 

Ante el dicho de una supuesta presión indebida de la Procuraduría en el caso, Ordóñez dijo que no podía actuar de manera distinta y que lo volvería hacer en otro caso. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad