Estupefacientes, o se mejora o se muere: Restrepo

Enero 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortiz R. - El País
Estupefacientes, o se mejora o se muere: Restrepo

El funcionario tiene claro que el Gobierno no ha pensado en liquidación. Entre tanto observa que la entidad “o se transforma o se muere” al referirse a que se deben mejorar los controles de los bienes.

El nuevo director dice que no es aceptable que la entidad sea un foco de corrupción y mala administración del patrimonio del Estado.

Juan Carlos Restrepo, nuevo titular de la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE), es sigiloso y calculador. Con precisión de relojero suizo analiza cada una de las piezas de la maquinaria de la entidad, envuelta en escándalos por malos manejos de los bienes que se le han incautado a las mafias.El funcionario tiene claro que el Gobierno no ha pensado en la liquidación. Sin embargo, observa que la entidad “o se transforma o se muere” al referirse a que se deben mejorar los controles de los bienes incautados y poner fin a la entrega “a dedo” de la administración de los mismos a particulares.¿Cómo avanza la intervención de la Dirección Nacional de Estupefacientes?El tema de la intervención parte de señalar unas metas y unos procesos que vamos a revisar dentro de la entidad. Sabemos que ha habido unas deficiencias de control críticas que están siendo materia de revisión por parte de las autoridades competentes, es decir la Dijín, Sijín, la Fiscalía General, que están revisando los hechos relacionados con el pasado. De aquí para adelante estamos sentando unos sistemas de control y administración que van a permitir tener un seguimiento mucho más estrecho de todos los bienes.El propósito principal es blindar a la entidad contra debilidades de control, que esta administración de los bienes -que son producto de la incautación por narcotráfico- ruede de una manera alineada con los sistemas normales y modernos de control y de gerencia para que la entidad pueda dedicarse a su función principal cual es ser administradora y coordinadora de la política antidrogas en el país.¿Ya hay un inventario de bienes o siguen algunos refundidos?El inventario es uno de los pasos que estamos llevando a cabo para poder tener un buen control. Lo primero que identificamos es que el sistema de la administración en el que estaba sentado el inventario de los bienes, al que se le habían dejado unas puertas abiertas, por lo que podría implicar un riesgo en cuanto a la administración, es decir se podía modificar el inventario, se podían perder, no había una seguridad de la administración del inventario, que implicaba la necesidad de hacer procesos adecuados de control. Encima de esto, una vez reparados los sistemas donde descansan los inventarios, vamos a entrar en un proceso de depuración y eso implica saber qué hay, dónde está y quién lo tiene. Hemos identificado que hay correctivos necesarios, como por ejemplo, cuando hemos encontrado bienes en manos de personas que no rinden los informes respectivos, etc. hemos procedido a tomar las medidas para remover a los depositarios.La liquidación, el riesgo¿Existe un lindero entre la intervención y su liquidación?La llamada intervención fue pedirles a las autoridades competentes como la Fiscalía, la Contraloría y la Procuraduría que entraran a la entidad para, con toda transparencia, entregarles la información de lo que ha ocurrido en la Dirección hasta el momento. Es decir que si aquí ha habido malos manejos, si en relación con estos bienes se han cometido hechos ilícitos, sean las autoridades las que cuenten con esa información y tomen las medidas necesarias, eso es un tema.Otra cosa distinta es la liquidación de la entidad que es algo que no se ha planteado formalmente, pero es una de las muchas alternativas que existen en el proceso de mejora. Si en algún momento el establecimiento de nuevas políticas, nuevos procesos se encuentra que lo que conviene es la liquidación y crear una nueva, pues el Gobierno tomará las decisiones pertinentes. Pero una cosa no está relacionada ni necesariamente conduce a la otra. ¿O sea que se transforma o se muere?O se mejora o se muere. O podemos mejorar la entidad que tenemos o podemos crear otra, pero lo único que no es aceptable es que sea una entidad que sea un foco de corrupción, que sea un foco de mala administración del patrimonio del Estado.¿Qué medidas se están tomando para evitar las filtraciones de información?Yo no diría que eso sean filtraciones. Lo que nosotros estamos haciendo aquí no tiene un carácter reservado. Estamos colaborando con la Fiscalía en una investigación penal. Aquí no vamos a esconder la basura bajo el tapete ni le vamos a cubrir la espalda a nadie. Si hay hechos concretos que implican actos de corrupción y a la vez son objeto de investigación, pues es parte de la transparencia y la gente tiene derecho a saberlo todo.¿En qué momento se politiza Estupefacientes y entregan a familiares de políticos bienes incautados?Yo no diría que la Dirección se politizó. Lo que hemos encontrado es que hay una serie de debilidades de control, donde administrador o depositario de un bien podría ser cualquier persona designada bajo un criterio de discrecionalidad de los administradores. Lo que estamos haciendo es buscar una profesionalización de los depositarios, de quienes les entregamos los bienes y un sistema de vigilancia al que van a estar sometidos. De manera que no cualquier persona pueda ser un depositario de un bien de la dirección o un bien incautado que esté bajo la responsabilidad de la entidad.¿Eso es para evitar que los bienes terminen en manos de familiares o amigos de congresistas?De cualquier persona no apta para el proceso, primero, de una persona que haya sido elegida a dedo o que pueda representar los intereses de quien se le incautaron los bienes, en fin, hay una cantidad de factores en la administración de esos bienes que estaban en manos incorrectas porque hubo una influencia indebida. Lo que nosotros estamos haciendo es que el sistema de elección de depositarios sea el más transparente, precisamente para evitar que por cualquier circunstancia distinta a la correcta revisión que tiene cada persona para administrar un bien, sea elegido depositario.El Ministro del Interior tiene una idea que, con base en la emergencia económica y social, el Estado va a acelerar los procesos de extinción de dominio.El apoyo que estamos tratando de dar a las personas afectadas por la emergencia invernal consiste en destinar algunos bienes en las zonas clave para que se puedan ubicar albergues para aliviar la crisis de esas poblaciones. ¿Por qué Estupefacientes se convirtió en la inmobiliaria del Estado?La Dirección tiene una misión que es muy importante que es la de ser la entidad coordinadora de la política antidrogas en Colombia. Al lado de esa misión le cayó la responsabilidad de administrar los bienes incautados al narcotráfico.Esta responsabilidad, sumada a una debilidad de los controles al interior de la entidad, generó caos administrativo, sobre todo en el manejo de los bienes, que hace que por lo único que sea reconocida la entidad es por ser la inmobiliaria del Estado y siempre caracterizada por tener escándalos de por medio. ¿Qué ha fallado en los procesos de subasta o remate de los bienes?Creo que los bienes que se han sacado a la venta, como provienen de la mafia, tienen un grado de complejidad que no poseen los comercialmente legales. En este sentido, hay que trabajar en la promoción, en el mercadeo de estos bienes, en buscar mecanismos que les permitan a las personas acceder a plazos cómodos, buscar la manera de llegar al público correspondiente. Es uno de los retos más importantes. Hay que trabajar mucho en el tema de monetizar, porque es una de las políticas del Estado. Nosotros queremos que los bienes incautados no reposen en manos del Estado simplemente porque para esta Dirección esa administración es un encarte, para el Estado es un encarte, por lo que se deben buscar las maneras de disponer de esos bienes. Una de las formas que se han sentado como políticas del Gobierno es la de entregar los bienes rurales al Incoder para la ley de tierras y de víctimas y otra es la de monetizar y vender todos estos bienes no rurales y los muebles para que el Estado pueda cumplir con esos propósitos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad