¿Estrategia política detrás de 'pataleta' de la oposición?

default: ¿Estrategia política detrás de 'pataleta' de la oposición?

Analistas dicen que rechazo al nombramiento de ministros del Polo y la Alianza Verde es por la mala hora de Santos. Partidos se fracturan.

¿Estrategia política detrás de 'pataleta' de la oposición?

Abril 26, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
¿Estrategia política detrás de 'pataleta' de la oposición?

Jorge E. Londoño, de la Alianza Verde, fue nombrado ministro de Justicia y Clara López renunció ayer a la presidencia del Polo Democrático.

Analistas dicen que rechazo al nombramiento de ministros del Polo y la Alianza Verde es por la mala hora de Santos. Partidos se fracturan.

Aun cálculo político de cara a las elecciones presidenciales de 2018. A eso, aseguran  analistas,  se debe el malestar de algunos militantes de los partidos Alianza Verde y Polo Democrático por la designación de Jorge Eduardo Londoño y Clara López como nuevos ministros del gobierno Santos en Justicia y Trabajo respectivamente. 

Lea también: La mayoría de críticas al nuevo gabinete son para la nueva Ministra de Trabajo.

Estos  indican además  que el rechazo  de los dos partidos a hacer parte del Gobierno Nacional se debe a que el Presidente tiene “el sol de espaldas” y una baja popularidad, por lo que no quieren verse involucrados y afectar una posible campaña electoral.

Diego Cediel, politólogo de la Universidad de la Sabana, recuerda que las dos colectividades apoyaron de manera frontal a Juan Manuel Santos durante su campaña a la reelección escudados en el proyecto de la paz. “Ellos no pueden hacerse llamar de oposición cuando invitan a votar por su supuesto rival y ahora que las cosas no funcionan se salen de la bolsa, cuando Santos lo que está haciendo es pagarles ese favor”, indica.

Asimismo sostiene que la “pataleta” la están haciendo por “la coyuntura del momento. El Partido Verde, por ejemplo, quería mostrarse como un partido de la oposición, crítico, pero lo que hemos visto es que ha secundado las decisiones del Gobierno sobre todo, las relacionadas con la paz”.

El profesor y especialista en marketing político, Pedro Viveros, dice que lo que están haciendo los grupos liderados por Claudia López (Verde) y Jorge Robledo (Polo) es armar su plataforma y como ven que hay un Gobierno que no tiene índices altos de favorabilidad, se desmarcan. Sin embargo, lo que no pueden hacer es quitarle a Clara López y a Jorge  Londoño que fueron directores de sus partidos.

Y pese a que analistas consideran que la fractura no es latente en la Alianza Verde, ayer 16 congresistas de esta colectividad difundieron una carta en la que expresaron que: “la Alianza Verde decidió apoyar la paz con independencia del gobierno y por lo tanto el nombramiento  de Jorge no nos compromete colectivamente”.

Los firmantes reiteraron que “no están de acuerdo con hacer parte de un gobierno  cuyas relaciones políticas se centran en la distribución  de mermelada que es corrupción”.

Mientras que en el Polo Democrático la división se rumoraba desde hace varios meses, incluso desde la aparición de Clara López en la propaganda que invitaba a sus seguidores a votar por Juan Manuel Santos.

 El politólogo Cediel comenta que con este nombramiento el Polo Democrático ya hace pública una fractura histórica. “Todo mundo sospechaba que había una división entre Robledo y López, ahora se oficializó. Y Clara no puede estar más dentro del partido. Ella ahora es una funcionaria más del Gobierno, no tiene partido y tiene un perfil  que se ajusta a las necesidades  de la Unidad Nacional”.

Al respecto, el analista político Felipe Barrera sostiene que no se trata de una declinación de estas dos fuerzas políticas críticas del Gobierno ante el pote de mermelada. “Se trata de un gran acuerdo sobre lo fundamental, como decía Álvaro Gómez Hurtado, que en esta coyuntura histórica es la desmovilización de las guerrillas tras un serio proceso de negociación”.

El experto considera que el desgaste político del Presidente ha sido muy alto. “Su capital entre la opinión pública está agotado producto de la prolongación de la negociación y la campaña de distorsión de las fuerzas opositoras al proceso. La inclusión de estos dos partidos constituye un cierre de filas en torno a su principal bandera de gobierno”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad