Estos son los retos que tiene el nuevo Congreso que elijan los colombianos

Estos son los retos que tiene el nuevo Congreso que elijan los colombianos

Marzo 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortiz | Reportero de El País, Bogotá
Estos son los retos que tiene el nuevo Congreso que elijan los colombianos

El 20 de julio se posesionará el nuevo Congreso que será elegido este domingo. El Gobierno, si logra la reelección, ya tiene preparada una amplia agenda que radicará en el legislativo.

Analistas coinciden en que el legislativo que se elige hoy cumplirá una tarea fundamental para el futuro del país. Paz,el eje central.

La elección del nuevo Congreso, que se posesionará el 20 de julio, trae consigo una serie de retos que vendrán con la agenda que ya prepara el Gobierno para los próximos cuatro años.Pero no solo es la agenda nueva, ya que existen temas que asumirá el nuevo legislativo y que fueron abordados, sin éxito, por el Congreso saliente. Estos proyectos pendientes deberán ser analizados porque, muchos de ellos, representan una exigencia de la opinión pública y son bandera política de algunas colectividades.En reciente entrevista, el candidato a la vicepresidencia, Germán Vargas Lleras reconoció la tarea que se avecina.“El próximo Congreso deberá ocuparse de una reforma integral a la salud, tenemos pendiente el trámite de una ley de la educación superior, está el Código Minero que se debatió durante tres años y no se pudo llevar al Congreso, la reforma a las CAR y ya se menciona con mucha fuerza, nuevamente, una reforma a la justicia”, dijo el exministro.Adicional a esos pendientes, el ministro del Interior, Aurelio Iragorri trajo a colación el tema de la Ley de Garantías, de la que dijo “merece una revisión”.En este sentido, el ministro Iragorri dejó claro que este es un debate que no se debe abordar ahora, porque si alguien “siquiera hace el planteamiento en una época electoral lo van a acusar de querer violar la ley de garantías”, por lo que enfatizó que “así que ese debate hay que dejarlo para el próximo Congreso, una vez esté elegido, al lado del Presidente”.El analista Rafael Nieto también trae a la agenda otro tema y es el que tiene que ver con la atención que deben prestar el Presidente y el Congreso a la seguridad ciudadana, así como la reforma a la administración de justicia, de la que aseguró que “es el tema más gordo”.El politólogo, José Vicente Sánchez, entre tanto, manifestó que el Congreso deberá abordar los temas de la paz, ya que en el momento en que se firmen los acuerdos se tendrá que trabajar en el proyecto de referendo, las leyes estatutarias para activar el Marco Legal para la paz. “Todo esto con miras al posconflicto”.En este aspecto, el analista Fernando Giraldo pronosticó que el tema de la paz va a acaparar la atención, incluso puede ser “monotemático”, ya que a su juicio “temas de corte social serán dirigidos al posconflicto”, porque el país se tiene que preparar para enfrentar una nueva realidad.El exmagistrado Jaime Arrubla, por su parte, se refirió a la necesidad de que se saquen adelante reformas como la de la salud y la educación superior, ambas aplazadas en el actual Gobierno.Mientras tanto, una mirada en otro sentido la dio el exministro de Gobierno, Armando Estrada Villa, quien se refirió al tema del empleo, del que manifestó “es central porque a pesar de estar en un dígito siempre será un tema clave”.La paz, eje fundamentalEl mayor desafío que tendrá el Congreso que se posesionará el próximo 20 de julio será analizar y aprobar todas las herramientas jurídicas que hagan posible la consolidación de los acuerdos de paz que logren el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc, al final de los diálogos que se adelantan en La Habana.Un primer elemento será el estudio y aprobación de la ley de referendo, la cual deberá establecer las preguntas que se les harán a los colombianos para que aprueben o desaprueben los acuerdos de La Habana y la convocatoria para que se realice esa votación, de la que se dice podría ser en 2015.Otro elemento que se suma al anterior tiene que ver con la activación del Marco Legal para la Paz, el cual determinará la hoja de ruta de la desmovilización y el tránsito de la guerrilla a la vida civil.En este sentido, el Gobierno deberá radicar los proyectos de ley estatutaria que determinen temas de justicia, de corte social, de participación en política y de resocialización.En este orden de ideas, se vaticina que habrá un proyecto de justicia transicional, el cual determinará las penas y las medidas especiales que se aplicarán a los desmovilizados que se acojan a esta legislación.También habrá una iniciativa que determine la manera en la que se les otorgarán los derechos políticos para que los miembros de las Farc, que quieran participar en procesos electorales, tengan certeza de cuáles son las reglas de juego. De hecho, se habla de la creación de una circunscripción especial en el Congreso, pero eso, como dicen los expertos, aún se encuentra en el escenario de la especulación.Así mismo vendrán los proyectos de resocialización que garanticen que los desmovilizados no vuelvan a delinquir; el que se enfoca a la reforma agraria para emprender el proceso de la recuperación del campo y la consolidación de las colonias agrícolas.Reforma integral a la saludPara los expertos es claro que la reforma a la salud va a quedar en manos del Congreso que se elige este domingo. Explican que a pesar de que ya existe una ley estatutaria aprobada y que la reglamentación de ésta hace tránsito en el actual legislativo, la presión de la opinión pública obligará al Gobierno a adelantar un ‘revolcón’ integral de este servicio.De hecho, los ponentes de la iniciativa ya piensan en archivar el proyecto que se analiza en el Congreso. Dentro de los argumentos que esgrimen se encuentra que, para ellos, la socialización de esta iniciativa se ha visto afectada por el debate electoral, por lo que consideran que es mejor dejar la tarea al nuevo Congreso para que la tramite sin presiones ni afanes.Los proyectos que han sido estudiados en el actual Congreso tienen reparos de las sociedades médicas, de pacientes y las mismas EPS.Justicia, un tema aplazado y que vuelve al debateLa heridas que dejó la fallida reforma a la Justicia, que tiene a 12 congresistas en la mira del Consejo de Estado, y que terminó por afectar la imagen del Legislativo, volvieron a reabrirse en los últimos meses.El debate sobre esta reforma volvió a coger fuerza por la decisión del procurador General, Alejandro Ordóñez en contra del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.El mismo ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, llamó la atención sobre este tema y dijo que se requería de una reforma integral.En una reciente entrevista con este diario, el Ministro dijo que la reforma buscaría “quitarles todas las funciones electorales a las Cortes; establecer la doble instancia para (el juzgamiento) de los parlamentarios y regular el juzgamiento de los altos funcionarios del Estado por parte del Congreso, que no ha funcionado”.Ley de Garantías, reforma que toma impulsoLa Ley de Garantías, que nació con la reelección presidencial inmediata, se ha convertido en un problema para la gobernabilidad del país, debido a que el calendario electoral termina por afectar la administración y obliga a que se haga una ejecución presupuestal ‘a la carrera’.El debate lo abrió recientemente la contralora General, Sandra Morelli, quien dijo que es mejor suprimir la norma porque “sencillamente no sirve para nada, paraliza al Estado y lo que se hace es que los contratos se hagan a la carrera y antes de que comience su vigencia”.De hecho acusó que “esta Ley no acabó con el matrimonio entre contratistas y políticos y sí limita a que en menos de un mes se tanga que contratar lo de todo el año”.Ante esto, desde el Congreso ya se escuchan voces que hablan de presentar una iniciativa para derogarla.Proyecto de las CAR quedó en el tinteroEn 2010, cuando el invierno puso en emergencia a la mayor parte del territorio nacional, el entonces ministro del Interior, Germán Vargas Lleras dijo que se hacía necesario una reforma a las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) para modificar la forma como se eligen sus directores y sus consejos directivos, debido a que en ellos la participación del Gobierno es mínima y se convirtieron en ‘fortines’ políticos.No obstante, esta iniciativa aún no ha superado la etapa de las consultas previas que se vienen adelantando con diferentes actores sociales y a pesar que el entonces ministro de Ambiente, Juan Gabriel Uribe, anunció que se iba a radicar en marzo de este año, todo indica que quedará aplazada para después del 20 de julio. En su momento, Uribe dijo que lo que se busca que el Ministerio ocupe el lugar que le corresponde en estas corporaciones.Más tiempo para gobernadores y alcaldesOtro de los proyectos que volvió a tomar impulso este año fue el de la posibilidad que los gobernadores y alcaldes tengan seis años de gobierno sin la posibilidad de reelección.La propuesta fue retomada por el presidente Juan Manuel Santos, quien hace año y medio había planteado esta iniciativa, que también se aplicaría al Jefe de Estado.En esta oportunidad, el Primer Mandatario se comprometió con los alcaldes y gobernadores a que, si es reelegido, radicará en el Congreso un proyecto de acto legislativo para emprender esta reforma y destacó que “podría ser un buen momento para que los actuales alcaldes que terminan su periodo en el 2015 se les prolongue dos años más y coincida con la finalización del periodo presidencial del 2018”.También se llevaría a la agenda la eliminación de la Vicepresidencia de la República.La reforma al reglamento del CongresoLas inconsistencias que quedaron en evidencia durante la conciliación de la reforma a la Justicia, que la llevaron a su archivo, abrió el debate sobre la necesidad de modificar el reglamento del Congreso, para poner reglas claras en esta materia.Si bien el legislativo aprobó modificaciones en materia de conciliación, para algunos analistas es evidente que el Congreso requiere una reforma profunda en su reglamento, debido a que hay elementos, sobre todo, administrativos que requieren de ajustes.Lo anterior, según dijo el expresidente del Congreso, Roy Barreras “ya es imposible avanzar en temas administrativos” con las reglas de juego vigentes.Algunos analistas coincidieron en que hay que empezar a regular temas como el castigo a los ausentistas, a los que nunca les pasa nada.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad