Estos son los retos del presidente Santos para su segundo tiempo

Estos son los retos del presidente Santos para su segundo tiempo

Junio 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa

Firmar la paz, seguridad en las ciudades, mejor infraestructura, salud y educación pide Colombia.

El próximo mandato del reelegido Juan Manuel Santos deberá focalizar sus apuestas en el desarrollo de las regiones y dejar atrás ese marcado acento centralista que tantas críticas le ha merecido.Estas importantes instituciones gremiales ven en el desarrollo de las regiones el verdadero motor para dar un impulso definitivo a la economía nacional y un mejor bienestar a los ciudadanos.Vea aquí los resultados de la segunda vuelta.Hay consenso que entre los grandes retos del gobierno que arrancará el 7 de agosto de 2014, está la firma de la paz, la solución a la crisis de la salud, la justicia y la educación, entre otros. La necesidad de reformar el sistema judicial para conseguir una estabilidad jurídica que se requiere para mejorar la inversión extranjera y, de manera general, la economía nacional, es importante para los miembros del Consejo Nacional Gremial.También para alcanzar la anhelada reconciliación de un país político que, tras la campaña donde primó la llamada ‘guerra sucia’, quedó bastante polarizado y dividido.La gran promesa de la pazAunque más lento de lo anunciado en su momento por el primer gobierno Santos, los diálogos de paz han mostrado avances significativos, por ejemplo, “el desmantelamiento de la economía de la droga beneficiará a toda la región y permitirá a Colombia cosechar todas las ventajas de la paz y la seguridad”, dijo en su más reciente comunicado la Unión Europea ante el acuerdo entre el gobierno y las Farc en el tema de cultivos ilícitos.Uno de los retos es que las Farc acepten reparar en conjunto con el Estado a más de 6 millones de víctimas, en su mayoría personas afectadas por el desplazamiento forzoso, las cuales suman casi 5,4 millones desde 1984.El final de la negociación de paz es tal vez la promesa más importante que Santos le hizo a los colombianos en campaña, de ahí que los electores no tendrán mucha paciencia frente a la llegada de resultados positivos en este aspecto.El mayor descontentoEl nuevo mandatario reelecto deberá enfrentar el malestar en el sector agrario que se expresó en dos importantes huelgas que paralizaron el país. Esto con el fin de garantizar la calidad alimentaria y el suministro en todas las regiones.Para lograr esta meta, una de las más cruciales para Juan Manuel Santos pues de este sector devengan el sustento unos 10 millones de colombianos, el Presidente ofreció aumentar el presupuesto del sector agropecuario “al más alto nivel en toda la historia de Colombia”.También tendrá que darle un viraje a la aplicación y desarrollo de los 13 tratados de libre comercio que Colombia viene implementando y tiene vigentes con igual número de países socios, ya que buena parte de la oposición señala el detrimento de algunos sectores campesinos por la falta de protección.Es que, según cifras del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, las exportaciones a Estados Unidos durante 2013 sumaron US $18.458 millones, sin embargo, el mismo Ministro reconoció una caída en las exportaciones agrícolas a ese país del 6.8 % frente al año inmediatamente anterior. Los retos localesUbeimar Delgado, gobernador de los vallecaucanos recordó al reelegido mandatario que este departamento aporta mayores tributos que Antioquia, gracias al puerto de Buenaventura, “pero el retorno de recursos a través del presupuesto nacional deja mucho que desear; requerimos mejorar las inversiones en educación y en algunas zonas muy deprimidas de nuestro departamento”.Por su parte, el Alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, dijo que espera que “la ciudad siga recibiendo atención desde la Presidencia pues esta capital merece y requiere la continuidad en los apoyos”.Para Christian Garcés, director de planeación del Valle, “el principal reto del Presidente para con esta región es garantizar las inversiones para el desarrollo humano y la competitividad, aprovechando la alianza del pacífico. En Buenaventura, educación e infraestructura para el transporte en vías secundarias y terciarias en el departamento”.El secretario de gobierno del Valle, Jorge Homero Giraldo, recalcó que las prioridades deben ser “mejorar la percepción de seguridad en todo el territorio, la inversión social en Buenaventura para atajar la violencia y el incremento del presupuesto para atender el sector agropecuario de la región”.La seguridad en las ciudadesLa seguridad ciudadana se constituye en un inmenso reto para el próximo gobierno. La sensación generalizada es que el primer Gobierno de Santos bajó la guardia en materia de seguridad ciudadana, la segunda preocupación que manifiestan los colombianos en las encuestas. En Bogotá y otras capitales, el ciudadano de a pie sufre a diario por el robo de sus pertenencias, como un teléfono móvil. Lo malo no es tanto perder el aparato, sino que no es raro que agredan o maten a la víctima. Y encuentran insuficiente que como solución las autoridades sugieran no hablar por teléfono por la calle. Será necesario ampliar el número de policías en las ciudades, puesto que los porcentajes por agente, en proporción al número de habitantes, son bajos respecto a otras naciones. También está pendiente una reforma de la Justicia para que responda a la necesidad de combatir con eficacia la creciente delincuencia común.Una paz para todos los gustosJuan Manuel Santos aseguró al país que en un año firmaría un acuerdo con las Farc, sin embargo, los colombianos soportaron los cerca de dos años que han pasado desde ese anuncio y lo reeligieron pese a que sólo llevan pactados tres acuerdos parciales de una agenda de cinco puntos. El tiempo y los atentados fueron minando la confianza de la ciudadanía en el proceso. Si bien dos tercios de la población sigue apoyando una salida negociada al conflicto, la mayoría rechaza que los autores de crímenes de lesa humanidad no pasen por la cárcel y puedan participar en política. Las Farc y ahora el ELN se declaran las primeras víctimas de la guerra, no aceptan que sus miembros terminen en prisión ni renuncian a participar en el sistema político el día que dejen las armas. El reto es firmar una paz para todos.Reforma de la saludDurante su primer mandato la salud se volvió algo tan complejo que los ciudadanos no saben si Santos será capaz de arreglar el sistema que hoy es inequitativo y lento para atender a los colombianos. Las clínicas, hospitales y centros de salud no dan abasto, y al no contar con recursos, atienden a los pacientes en condiciones precarias.La salud es un punto crítico en la agenda del país. Será necesario diseñar un sistema controlado y organizado en función de los pacientes, habilitar puntos de atención con personal capacitado y especialistas, para lograr un mejor acceso y cobertura del servicio en todo el territorio nacional. La crisis se deriva de un problema financiero, puesto que hoy son más de 42 millones de colombianos afiliados a la salud, de los cuales 22 millones son del régimen subsidiado, esto equivale al 53%, mientras que sólo el 46% aporta al régimen contributivo. Es decir, son más los subsidiados que los cotizantes, lo cual crea un desequilibrio estructural.Las relaciones con los vecinosLa relación con Venezuela siempre ha sido compleja, a pesar de que en el país vecino viven más de tres millones de colombianos. El chavismo siempre se ha caracterizado por mantener buenas relaciones con aquellos países que comparten su ideario; y la relación con el expresidente Álvaro Uribe fue, por tanto, muy complicada. Durante su mandato, Santos dio un giro a esta estrategia de confrontación para mejorar las relaciones con Caracas, aunque esto implique ignorar los abusos del régimen de Nicolás Maduro y los gritos de auxilio de la oposición. Por otro lado, también sigue abierta la crisis con Nicaragua por la decisión de la Corte Internacional de la Haya de entregarle una porción del territorio marítimo colombiano. El Presidente tendrá que negociar con Managua o ignorar la sentencia con las consecuencias que esto genere y que lo pueden exponer en el concierto internacional.Un camino fuera de la pobrezaLa pobreza es siempre la evidencia de que algo falla en la administración de un país, por eso superarla es uno de los retos más importantes ya que es transversal con los demás.La más reciente cifra entregada por el Dane registró que el 30.6% de los colombianos vive en situación de pobreza, con una reducción de pobres de 820 mil personas, respecto al año anterior. Un dato que preocupa es el de la desigualdad ya que no se redujo el año pasado. Este indicador, que se mide con el Coeficiente de Gini, no presentó ninguna variación a nivel nacional, y se mantuvo estable, del 2012 al 2013, en 0,539. Quibdó y Montería son las ciudades más desiguales del país. Durante la campaña Santos asumió el complejo compromiso de trabajar para que en diez años en el país no haya personas que vivan en pobreza extrema.Déficit de infraestructuraEl tema de la infraestructura vial es otra de las tareas que tendrá que resolver el reelecto Presidente de Colombia. Es que el país cuenta con las peores vías de Suramérica según algunos expertos que cifran en 15 años el atraso vial, aunque podría ser mayor. Es tal el desfase, que llevar una carga desde Hong-Kong hasta Buenaventura, principal puerto del Pacífico, es más barato que transportarla por carretera desde esa ciudad hasta Bogotá.El gobierno Santos dobló la inversión en este sector y construyó lo que llamó las autopistas de la prosperidad. Pero han tardado demasiado tiempo en reestructurar las licitaciones, que solían terminar en fraudes o en procesos judiciales, y tampoco lo ha hecho del todo bien. El resultado es que se está considerando flexibilizar las exigencias si se quieren atraer a las grandes multinacionales para que hagan esas arterias viales conocidas como de cuarta generación o 4G.Otros retosLos derechos humanos es un punto importante que el próximo presidente debe asumir puesto que “se deben constituir la base de toda plataforma política, sobre todo en el contexto de las conversaciones de paz en curso entre el gobierno y las Farc en La Habana”, señala Erika Guevara Rosas, directora del Programa de Amnistía Internacional para América.En el Pacífico está todo por hacer y Santos tendrá la responsabilidad de estructurar un plan integral para Buenaventura y reivindicar al Chocó, ya que además de recuperar el control del puerto, tendrá que llevarle luz y agua al Chocó y, al fin, conectar las capitales del Pacífico con el centro del país.Reconstruir la coalición es una de las tareas imperiosas de Santos, debido al crecimiento de la oposición en el legislativo (el uribismo) y al abandono de la coalición por parte del Partido Conservador que tuvo su propia candidata en primera vuelta y apoyó al uribismo en la segunda. El uribismo no le va a dejar pasar un solo error.Encuentre aquí toda la información sobre las Elecciones Presidenciales 2014

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad