Este es el plan de choque del Gobierno para enfrentar la emergencia invernal

Diciembre 17, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa l Elpais.com

Así lo anunció el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, desde Lorica, Córdoba. Se busca palear la situación de desastre nacional y de Emergencia Económica, Social y Ecológica.

El Gobierno nacional dio a conocer este viernes el plan de choque para contrarrestar las consecuencias por el fuerte invierno y en el que incluye soluciones en atención a la niñez, vivienda, saneamientos, acueducto, salud y educación.En una videoconferencia se dio a conocer el plan a corto, mediano y largo plazo, desarrollado por los distintos ministerios para ayudar a las 436.000 familias damnificadas.Vivienda, acueducto y saneamiento básicoUno de los temas que más preocupa a la población es dónde serán reubicados, teniendo en cuenta que hasta la fecha se contabilizan 3.001 viviendas destruidas y 303.215 con averías. Sin contar los 350.000 hogares que necesitan ser reubicados porque habitan en zonas de riesgo no mitigable.Por eso, la prioridad estará enfocada en entregar viviendas, y no subsidios, a este grupo poblacional. Primero se hará un censo nacional de las personas afectadas, que entrarán a recibir los subsidios de arrendamiento temporal para que después sean incluidas en los proyectos de vivienda de largo plazo en zonas seguras.Dos de las opciones que se contemplan en el Ministerio para proveer de casa a las personas que la perdieron o la tienen en zonas vulnerables son: la construcción de viviendas en macroproyectos de interés social y la creación de casas prefabricadas y en materiales alternativos, como madera o los palafitos, que podrían servir en un mediano plazo.Con respecto al tema de acueducto, el Ministerio hizo un llamado a los alcaldes para que reorienten los recursos de los Planes Departamentales de Agua, a la rehabilitación de los acueductos afectados por la fuerte ola invernal que, según la Superintendencia de Servicios Públicos, costaría 260.000 millones de pesos.La propuesta fue hecha por el Director de Inversiones Estratégicas del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Edgar Pulecio, quien explicó que hay 50.000 millones de pesos para planes departamentales que podrían servir para arreglar los acueductos en los 20 departamentos más afectados por las lluvias.SaludLa propagación de virus y enfermedades respiratorias por las aguas estancadas es otra de las preocupaciones del gobierno. Por eso, el primer paso será reforzar el esquema de los programas de vacunación en todo el país, según lo dio a conocer el Director General de Salud Pública del Ministerio de la Protección Social, Lenis Urquijo.En el momento se dispone de suero antiofídico, ante el riesgo de mordeduras por serpiente que aparecieron en los albergues. En total, el Ministerio cuenta con 51.000 millones de pesos que se han distribuido en las entidades territoriales, con el objeto de fortalecer las acciones de promoción, vigilancia y atención de la salud pública.Así mismo, el Coordinador de Emergencias del Ministerio de la Protección Social, Luis Fernando Correa, indicó que la entidad realiza una vigilancia epidemiológica permanente, para prevenir cualquier riesgo de epidemias en el país, como el cólera o la reincidencia del AH1N1.EducaciónGarantizar que los niños afectados por la temporada invernal puedan continuar con sus estudios es una preocupación del Ministerio de Educación, que notificó que se necesitan cerca de 171 millones de pesos, tanto para adecuar instalaciones temporales, como para reparar y construir los colegios y escuelas que están en zonas de riesgo.Según el balance hecho por la Ministra de Educación, María Fernanda Campo, a la fecha se contabilizan 508 instituciones de educación afectadas, de las cuales 39 necesitan ser reconstruidas porque están en áreas vulnerables.Por ahora, la prioridad será garantizar que los menores matriculados en el 2010 puedan terminar su año lectivo, para lo cual se optará por implementar jornadas escolares flexibles, es decir, para que las instituciones en zonas vulnerables puedan iniciar actividades en febrero o marzo.Se estima que el 70 por ciento de los menores podrían atenderse en instalaciones temporales, mientras que el 30 por ciento podría iniciar sus estudios en contrajornada, en colegios que operen solo por la mañana o la tarde. En este caso, el Ministerio tiene previsto, que se tendría que brindar el transporte a los menores, en caso de necesitarse.Las instituciones que no tengan grandes daños podrán ser reparadas en el periodo de vacaciones antes de que los niños ingresen a clases. Mientras que las obras de reparación grandes y la reubicación de colegios en zonas de riesgo, iniciarán cuando el invierno termine y se hayan evaluado los predios nuevos.InfanciaDe la mano con el Ministerio de Educación viene trabajando el Icbf que está implementando sus planes a través de unidades móviles, 67 en todo el país, 6 de las cuales operan solo en el Atlántico, por la gravedad de la situación de este departamento.Las unidades cuentan con un psicólogo, un trabajador social, un pedagogo y un nutricionista. Con ellas también se presta el servicio de educación nutricional, para que en los albergues conserven una preparación adecuada de los alimentos y se eviten enfermedades por esta vía.Las unidades móviles se han ubicado cerca de los albergues, para garantizar que los menores tengan garantizada la alimentación que requieren y la recreación. En las unidades se les da prioridad a los menores de cinco años y las madres lactantes, quienes requieren una alimentación diferencial.Aunque en algunas zonas los hogares comunitarios siguen operando, 3.000 han sido afectados. Sin embargo, se espera que el proceso de reparación culmine con el periodo de vacaciones de los menores, para que puedan funcionar desde el 1 de febrero. VíasAcorde con el último reporte del Ministerio de Transporte, a la fecha se contabilizan 298 puntos con algún tipo de afectación, de las cuales 40 vías tienen cierre total, 21 de ellas del orden nacional, además de los 254 pasos restringidos en todo el país.La viceministra de Transporte, María Constanza García, informó que la atención de las vías se realizará en tres fases. La primera es la intervención urgente de los daños ocasionados en la infraestructura para permitir el tránsito parcial en los corredores afectados, levantamiento de escombros y obras básicas.La segunda es la de rehabilitación de la infraestructura averiada y la tercera fase es la de reconstrucción, en la que se invertirá una suma de recursos (aún indefinidos) para superar de manera técnica con tratamientos integrales, con el fin de que los puntos críticos donde los problemas son recurrentes, se puedan atender de manera definitiva y así disminuir su vulnerabilidad.Agricultura y ganaderíaLas zonas de cultivo y producción ganadera afectadas por la lluvias se acercan peligrosamente al millón de hectáreas, 700.000 solo en Atlántico. Por eso, el Ministerio viene gestionando recursos para tomar medidas a largo plazo para que los productores no queden sin materia prima, ni endeudados a inicios del 2011.Dentro de las medidas de corto plazo que ya tomó el Ministerio de Agricultura está la aprobación de la importación de 40.000 toneladas de arroz proveniente de los países de la comunidad Andina, que llegarán en una época diferente en la que se produce la cosecha en Colombia, para evitar el desabastecimiento de este producto de alto consumo en el país.Además se aprobó la inversión de 2.000 millones de pesos en forraje, pasto seco, que servirá como complemento alimenticio para más de un 1.300.000 reses que han tenido que ser trasladadas y que tendrán que ser llevadas de nuevo a sus terrenos, cuando pase el invierno, pero que por la humedad no serán aptos para pastar.Otro de los sectores que requiere una intervención urgente son los sistemas de riego, gravemente afectados especialmente en departamentos como el Atlántico, Norte de Santander, norte del Valle y Boyacá.Además, el Ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, afirmó que se tendrán que redefinir los plazos de las deudas que tienen los productores, monto que pagarían con las cosechas perdidas. Añadió que se deberá abrir nuevos créditos para que los productores puedan seguir trabajando después del invierno, para lo cual se invertirá una cifra no menor a los 500.000 millones de pesos.Se contempla también invertir en viviendas de interés social rural por la cantidad de campesinos afectados. Y a largo plazo, está dentro del tintero la revisión de los tipos de cultivos más apropiados para la Costa Caribe, que cambió su geografía y la calidad de su terreno con la temporada invernal.Embalses de Colombia están al límite y Gobierno teme brote de cólera por lluviasVarios embalses de Colombia están al límite y uno ha rebosado ya, provocando el desbordamiento del río Sinú por las peores lluvias que se recuerdan en el paÍs, mientras el Gobierno admitió hoy que teme que se pueda presentar un brote de cólera.La catastrófica situación que se vive en buena parte del país, donde ya han muerto 279 personas y hay más de dos millones de damnificados, según el reporte oficial más reciente, se complicó todavía más en las últimas horas en el departamento de Córdoba.Allí, el embalse de Urrá se desbocó, causando a su vez el desbordamiento del río Sinú, lo que inundó las viviendas de al menos 2.000 familias en varios municipios y en Montería, la capital del departamento, según el alcalde de esa ciudad, Marcos Pineda.También en Córdoba, las fuertes lluvias caídas durante la madrugada han provocado el desbordamiento de otro río, el San Jorge, afectando a otras 250 familias.El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, visitará hoy el municipio de Lorica, en Córdoba, donde prevé anunciar nuevas medidas en el marco de la emergencia decretada para contrarrestar los efectos de las devastadoras lluvias.Santos viajará a esa zona en compañía de su familia para solidarizarse con los afectados por el desbordamiento del río Sinú, informó la Presidencia.Lo sucedido en Urrá podría repetirse en otros nueve embalses del país, en los que se genera el 84 por ciento de la energía que consumen los colombianos, sostiene hoy el diario El Espectador.En el departamento de Antioquia hay varias represas que ya superaron su capacidad de almacenamiento y lo mismo ocurre con otras en el Valle del Cauca y en el oriente del país.La situación en las carreteras es igualmente preocupante, con 240 vías con problemas, de las que 24 están "completamente cerradas" , indicó el ministro de Transporte, Germán Cardona.Pero, además, las condiciones en las que se hacinan miles de damnificados en improvisados albergues y carpas hacen temer que se pueda presentar un brote de cólera."El riesgo de trasmisión de cólera es muy alto" en esos lugares, advirtió hoy el director nacional de Salud Pública, Lenis Urquijo, durante una videoconferencia organizada por el Gobierno para dar a conocer las medidas que se están tomando para hacer frente a la emergencia.Además de los muertos y damnificados, casi un millón de hectáreas de cultivos han resultado dañadas por las lluvias, asÍ como más de 300.000 viviendas.Las pérdidas para el comercio exterior rondan los 200 millones de dólares, según el ministro del ramo, Sergio DÍaz-Granados, mientras que las globales ascienden a unos 5.000 millones de dólares, de acuerdo con los cálculos del Gobierno. Muertos por el invierno suben a 279 y damnificados ya superan los dos millones La cifra de víctimas mortales por las lluvias que han afectado este año a Colombia, intensificadas en las últimas semanas, subió a 279 mientras la de damnificados supera los 2,1 millones de personas, reveló hoy el Gobierno.Un reporte oficial difundido este jueves por el Ministerio del Interior y de Justicia a través de la Dirección de Gestión del Riesgo precisa que a la fecha se reportan 2.121.894 personas damnificadas que corresponden a 436.234 familias.El mismo informe señala que las precipitaciones y sus consecuencias han dejado también 271 heridos, 62 desaparecidos, 3.001 viviendas destruidas y 303.215 viviendas dañadas.Asimismo, en las dos temporadas lluviosas de este año se han registrado en Colombia un total de 1.559 emergencias en 696 de los 1.120 municipios en 28 de los 32 departamentos y en el distrito capital.Continúan las emergencias por inundaciones en la Costa Atlántica En otras zonas de la Costa Atlántica como Bolívar, el desbordamiento del Canal del Dique dejó completamente anegado a el Higueretal, jurisdicción del municipio de San Cristóbal, desapareció, mientras que 3 mil familias tuvieron que abandonar el municipio de Soplaviento y otras 2 mil hicieron lo propio en el casco urbano de Arenal.En Gambote, el agua amenaza con inundar la Troncal de Occidente, lo que dejaría incomunicado a Cartagena con el interior del país. Ya son 70 mil las familias damnificadas en Bolívar.En Sucre hay cerca de 33 mil afectados debido a las inundaciones, especialmente en la subregión de La Mojana. En el Atlántico sigue la evacuación de mujeres, niños y ancianos del municipio de Suán, mientras se informó que, el 24 de diciembre es la fecha límite que entregaron los dos contratistas que trabajan en el taponamiento del boquete abierto sobre el Canal del Dique por donde hasta el momento han ingresado 1.200 millones de metros cúbico, que mantiene inundada una zona de 400 kilómetros cuadrados.En el Magdalena la zona bananera tiene 3.000 hectáreas cultivadas de banano inundadas.De acuerdo con un informe entregado a Invías, se requieren 4.000 millones de pesos para recuperar 294,64 kilómetros de la malla vial.Las lluvias que cayeron la madrugada del jueves sobre Santa Marta provocaron el desbordamiento de la quebrada La Lata, que inundó las calles y viviendas de siete barrios de la ciudad, según el reporte del Comité Local de Prevención y Atención de Desastres. Tres muertos por deslizamientos en el paísUn deslizamiento de tierra que se presentó en la noche del miércoles arrastró un vehículo en donde se transportaban dos hombres, que murieron por múltiples golpes.Los bomberos de Risaralda realizan las labores de rescate de los cuerpos, que cayeron a un río en el sector de Boquerón.En otro caso, un policía murió y otro uniformado y dos civiles resultaron heridos por un alud de tierras que los sorprendió en una carretera de Santander, departamento en el nordeste colombiano, informaron las autoridades en Bogotá.El derrumbe se presentó en un tramo de la llamada Troncal del Caribe, que comunica el interior del país con la costa norte, indicó a la prensa el director de la Policía de Carreteras, el general Rodolfo Palomino.El oficial precisó que el alud cayó en el sitio Trincheras, entre las localidades de Rionegro y El Playón, dentro de una zona afectada por deslizamientos que tienen restringido el tráfico.La víctima fatal es un policía de carreteras que controlaba el paso de vehículos por el lugar, dijo Palomino, que indicó que otro uniformado destacado allí resultó herido.Una mujer y un niño que se desplazaban por el mismo sitio también salieron heridos, agregó el jefe policial.Según versiones periodísticas locales, las dificultades para el paso por la región tienen congestionada la vía, que es de alto tráfico.El país está afectado desde comienzos de año por intensas lluvias que dejan al menos 263 muertos, 271 heridos, 70 desaparecidos y casi dos millones de damnificados.Las precipitaciones también han causado el desbordamiento de ríos que han anegado casi un millón de hectáreas agrícolas y pecuarias, y dañado infraestructuras públicas, como carreteras y acueductos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad