Estas son las razones para votar con la cabeza y no con el corazón

Estas son las razones para votar con la cabeza y no con el corazón

Junio 15, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Estas son las razones para votar con la cabeza y no con el corazón

El pasado 25 de mayo, cuando se realizó la primera vuelta presidencial, la abstención en el país estuvo cercana al 60%, según los registros electorales.

El debate sobre la paz y el fuerte tono de la campaña no han dejado ver las propuestas de los candidatos a la Presidencia. Roy Barreras y Alfredo Rangel exponen sus razones para inclinarse por alguno de los dos.

Alrededor de 33 millones de colombianos tendrán la oportunidad de votar por uno de los dos candidatos a la Presidencia de la República: Óscar Iván Zuluaga o Juan Manuel Santos. Se espera que en esta ocasión la abstención, que en los comicios del 25 de mayo llegó al 60 %, se reduzca. El reto de las campañas durante las últimas tres semanas ha sido tratar de convencer a esa amplia franja de indecisos de votar por su propuesta de gobierno, para lo cual han apelado a toda suerte de estrategias, tanto en el debate político, como en la publicidad en medios de comunicación y la agitación en las redes sociales.A decir de los analistas, muchos ciudadanos aún no parecen tener claras las propuestas de ambos candidatos, entre otras cosas porque la campaña ha sido casi que monotemática y ha girado en torno al tema de la paz. Y por el mismo tono que adquirió la contienda política, signada por acusaciones, señalamientos, agresiones e improperios que desataron una guerra sucia sin precedentes en la historia reciente del país.Por eso, El País quiere mostrar las cinco razones primordiales por las cuales los ciudadanos pueden votar por uno u otro candidato, a través de dos de sus voceros más autorizados: Roy Barreras, representante de la campaña de Juan Manuel Santos (candidato de la Unidad Nacional), y el senador electo Alfredo Rangel, defensor de la campaña de Óscar Iván Zuluaga (candidato del Centro Democrático).Roy BarrerasLa primera razón para votar por Santos es para salvar la paz. Colombia después de 60 años de guerra está cerca de lograrla. Y acabar con las Farc y el ELN es firmar la paz este año. Eso está en manos de los colombianos este domingo. Cualquier otro resultado implicará echar a perder el esfuerzo más importante de paz de los últimos años, reconocido por la comunidad internacional. Una paz sin concesiones, sin despeje, sin cese de operaciones militares y sin impunidad.La segunda, es que Santos lidera una propuesta de país tolerante e incluyente, con respeto. La campaña de Zuluaga desafortunadamente marcó una línea de descalificación, de rabia, de odio, tanto que eso es lo que se nota en el video de la loca de las naranjas, en las declaraciones de la señora Cabal que condenó a Gabo al infierno el mismo día de su muerte, o con la propuesta de José Obdulio Gaviria de hacer un juicio político criminal ejemplar contra Santos después del 7 de agosto. Así, los colombianos elegirán el domingo es entre un escuadrón de vengadores y un frente amplio por la tolerancia y por la inclusión social. Es por eso que nos acompañan cuatro de los cinco candidatos que compitieron con él hace cuatro años: Antanas Mockus, Vargas Lleras, Rafael Pardo y Gustavo Petro; los últimos tres candidatos que compitieron en la izquierda democrática: Clara López, Petro y Carlos Gaviria y un gran espectro de ciudadanos, desde los conservadores hasta la izquierda, que creen en la inclusión social.La tercera razón tiene que ver con las urgencias más importantes de los colombianos que son la seguridad urbana, el empleo y la educación. Hacer la paz permitirá invertir recursos en desarrollo social y no en una guerra inútil que sólo favorece a los que viven del conflicto, del terrorismo y del odio.La cuarta razón es porque estamos en nuestro Valle del Cauca. El presidente Santos ha invertido el triple de lo que ha invertido cualquier presidente en nuestro departamento y ha construido el mejor escenario para el presente y futuro del Valle que se llama la Alianza Pacífico. La semana pasada firmé la ponencia positiva de Alianza Pacífico. El próximo 17 será votada en segundo debate y el 18 se reunen los cancilleres de México, Chile, Perú, Colombia y Costa Rica. La Alianza Pacífico no es una promesa, es un hecho, y el Valle del Cauca estará en el corazón de esa alianza, Entonces no es solamente la paz y la inclusión social, sino que garantiza el mejoramiento económico para el Valle del Cauca.La quinta, esta campaña es una apuesta por los pobres, que es un hecho también, porque estamos reconociendo a cinco millones de víctimas. Nadie se acordó de ellas antes, por primera vez en la historia estamos pagándole salario mínimo a las madres comunitarias, aumentamos a 2,5 millones el número de nuevos empleos y se disminuyó en 2 millones el número de pobres. Tenemos el nivel de desempleo más bajo en 14 años. Entonces hay una apuesta por los pobres que marca la diferencia, frente a una campaña como la de Zuluaga que propone abiertamente darle más subsidios a los ricos, más gabelas a los grandes empresarios y que, por supuesto, implica menos sensibilidad social.Alfredo RangelLa primera razón para votar por Óscar Iván Zuluaga es porque es una persona íntegra, leal a sus principios, honesta, estudiosa, que conoce el país y tiene una experiencia en la administración pública suficiente, que le da conocimiento del Estado y la experiencia necesaria para desempeñarse como presidente. Además es un candidato que representa a las regiones por su mismo origen y como él mismo lo ha dicho, acabará con el centralismo que hoy perjudica y empobrece a la mayoría de colombianos. Por su propuesta de paz con dignidad y justicia, que es una paz sostenible, que sí es posible. Le exigiría a la guerrilla suspender todas sus acciones violentas contra el Estado y la sociedad civil como requisito necesario para continuar los diálogos de paz. Este ha sido el tema más mediático, el que más ha atraído los medios de comunicación; sin embargo, hay que señalar que las preocupaciones de la gente también van a temas como la salud, la educación y el empleo, pero sin duda los medios han centrado todo el debate en el tema de la paz.Porque tiene propuestas sustanciales en el campo de la educación, orientadas a mejorar su calidad, transformando la jornada escolar de los colegios oficiales a 8 ocho horas electivas, con dos alimentos a cargo del Estado, que los bachilleres salgan con doble titulación, bachilleres tecnólogos del Sena y que puedan acceder a la universidad y al final de su carrera tener recursos del Estado para formar su propia empresa.Porque la propuesta de salud atiende los reclamos del pueblo colombiano, que necesita que se mejore la atención de esos servicios, que se acaben las colas y se acaben las citas para un mes o dos meses después, incrementando el número de especialistas médicos e incentivando las universidades para ello, dignificaando la carrera de los médicos e implementando el servicio de entrega domiciliaria de los medicamentos.Retomará las políticas de seguridad democrática que mejoraron espectacularmente la seguridad durante el gobierno del presidente Uribe, volverá a establecer las redes de informantes ciudadanos que fueron fundamentales en la persecución del crimen y el delito. Le exigirá al gobierno de Venezuela expulsar de su territorio a la guerrilla colombiana que está siendo protegida por el gobierno chavista, Tendrá una política antinarcóticos no orientada hacia la legalización, sino al combate contra el narcotráfico. Dispondrá toda la fuerza pública para combatir a las bacrim.Recuperará el fuero militar que durante este gobierno prácticamente ha desaparecido e impulsará una ley para que todos los uniformados que hoy estén procesados por delitos cometidos en razón del servicio puedan defenderse en libertad.Vea aquí toda la información sobre las elecciones presidenciales de 2014.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad