Estas son las estrategias que deberá aplicar Santos camino a la reelección

Estas son las estrategias que deberá aplicar Santos camino a la reelección

Marzo 24, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Estas son las estrategias que deberá aplicar Santos camino a la reelección

Presidente de Colombia Juan Manuel Santos.

Los ajustes, según analistas, se deben focalizar en el avance del proceso de paz, la Unidad Nacional y una mejor comunicación sobre las obras de Gobierno.

A poco más de ocho meses para que el presidente Juan Manuel Santos tome la decisión de si se lanza o no a la reelección inmediata, ya comienzan a hacerse cábalas sobre cuál será la estrategia que deberá aplicar para garantizar su triunfo en las urnas en mayo del 2014.Para los analistas, esa victoria dependerá de la ‘táctica y estrategia’ que adopte el Presidente, ya que escenarios como el proceso de paz, la Unidad Nacional y la comunicación con los colombianos para que identifiquen que sí hay gestión, juegan papeles preponderantes en ese camino.El primer punto en que el Mandatario deberá jugar una carta acertada es el proceso de paz. Santos ha dicho que no quiere que una eventual reelección se ligue directamente con los diálogos de La Habana, pero en una reciente intervención puso el eslabón entre las dos, ya que advirtió que se quedaría en la Casa de Nariño hasta que el país estuviera en paz.De hecho, esto ya lo identificaron algunos de sus potenciales contendedores electorales. “El Presidente utiliza La Habana, sin ninguna duda, como estrategia reeleccionista”, asegura el precandidato a la jefatura de Estado del Centro Democrático Óscar Iván Zuluaga.Por su parte, la politóloga Arline Tickner cree que los diálogos “podrían ir en contra de las intenciones reeleccionistas del presidente Santos”, debido a que existen problemas de comunicación sobre “cómo se adelanta el proceso”.Reconoce que si bien los diálogos pueden ir avanzando, la ausencia de comunicación y la expectativa que hay, se muestran como una herramienta “que puede ser utilizada por sus opositores”.Además, un elemento clave que tiene que adoptar el Gobierno es “restaurar la sensación de seguridad, a pesar de que no creo que esta situación haya empeorado”, pero el silencio fomenta las críticas que afectan la imagen del mandatario.El analista Fernando Giraldo considera que los diálogos representan un “eje determinante” para la reelección, además -de tener un final positivo- eso le dará réditos electorales.Sin embargo, en la eventualidad de que haya un fracaso, todo quedará servido a las tesis de la Seguridad Democrática del expresidente Álvaro Uribe.Adicionalmente, una jugada adversa del Presidente en este proceso tendría consecuencias en algunos sectores de la Unidad Nacional, como el Partido Conservador, en donde ya se oyen voces que apuntan en este sentido.El senador Hernán Andrade dijo recientemente que si el Gobierno se inclina hacia la izquierda le respetan la decisión, pero le desearán suerte en ese propósito porque “hasta allá, tampoco”.La Unidad NacionalEl segundo reto del Presidente es mantener la solidez de la Unidad Nacional, ya que si tiene a los partidos de la coalición rodeándolo, garantizará una alta representatividad en el Congreso y una fuerza política determinante en sus intenciones reeleccionistas.El primer paso de la solidez que busca el Jefe de Estado quedó en evidencia el martes pasado, cuando acudió personalmente a radicar los proyectos de ley ordinaria y estatutaria de reforma a la Salud.Su presencia en el campo de los congresistas determinó el acompañamiento de la Unidad Nacional en su propósito de obtener herramientas legislativas para atender el colapso del sistema de seguridad social.Para el presidente de la Cámara, Augusto Posada, es vital que el Jefe de Estado trabaje en “el fortalecimiento de los sectores integrados por quienes creemos en el Gobierno”, debido a que reconoce que en todo proceso electoral “siempre se presentan fugas de quienes terminan apoyando otras candidaturas”.Zuluaga ve el tema más del ángulo burocrático, ya que considera que el Gobierno trabaja “en fortalecer su maquinaria con mermelada”.Sin embargo, unos analistas creen que el fortalecimiento de la Unidad Nacional busca frenar al uribismo, que de tener un fracaso en las urnas, quedaría ‘enterrado’ políticamente.El copresidente del Partido de Integración Nacional (PIN), Samuel Arrieta, dice que el presidente Santos va a continuar “fortaleciendo al Partido Liberal que le ha dado la tercera parte del Gobierno, mientras que el resto está en manos de Cambio Radical y la U, y, los demás, afectados”.Por ello, Arrieta cree que el Jefe de Estado se puede equivocar si pretende amarrar a los miembros del Partido Conservador y algunos sectores de la U con el anuncio que no apoya “una reforma política que pueda permitir el transfuguismo”, situación que, a su juicio, le complicaría el panorama.Ejecución y comunicaciónUn tercer elemento tiene que ver con la necesidad de superar la percepción ciudadana que el Gobierno no ejecuta, situación que ha afectado los índices de popularidad del Presidente.Esto, según la analista Tickner, solo se logra con una mejor comunicación de las acciones de Gobierno a la ciudadanía.En paralelo, el representante Augusto Posada dice que “el Gobierno está haciendo cosas, pero no se conocen en la opinión porque no se comunican”.Posada recuerda que hay avances en temas sociales muy ambiciosos, infraestructura e inversión extranjera, pero “no se comunican”, por lo que recomienda que la estrategia debe focalizarse este punto.Quien cree que el problema va más allá de una mala comunicación es el uribista Zuluaga. “Este Gobierno no está conectado con la realidad del país y carece de un norte, lo que genera mucha confusión entre la opinión pública”.La ‘jugada’ de Angelino Garzón Otro eslabón de la cadena política que se suma al debate es el vicepresidente Angelino Garzón, a quien las últimas encuestas lo han favorecido, incluso por encima de la figura Presidencial. Si bien el 2012 no fue un buen año para Garzón por los enfrentamientos con el Gobierno y sus calamidades de salud, el anuncio que su hija Ángela podría hacer parte de la lista al Senado por el Partido Liberal volvió a encaminar al Vicepresidente en el actual escenario. Ángela, quien fue nombrada secretaria Social y de Participación del Partido Liberal, le dio un nuevo aire a su padre, ya que en corrillos se advierte que su eventual candidatura podría impulsar las aspiraciones de Garzón a la Alcaldía de Bogotá. Esta jugada, según se dijo, resucitó políticamente al ‘Vice’, quien adquiere un nuevo protagonismo en el escenario liberal donde, seguramente, impulsará temas sociales, que son su fuerte.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad