Estás son las claves de la acusación de Germán Vargas Lleras

Julio 08, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Resultado electoral del 2002 en el Casanare, en los que el hoy Ministro de Vivienda obtuvo una votación sospechosamente alta, lo enreda con presuntos vínculos con paramilitares.

Germán Vargas Lleras, el ministro estrella del gobierno de Juan Manuel Santos (en Interior y Vivienda), víctima dos veces de la violencia, exsenador, exrepresentante, exconcejal y excandidato a la Presidencia, enfrenta una indagación preliminar por supuestos vínculos con el jefe paramilitar Héctor Germán Buitrago, alias ‘Martín Llanos’, de las Autodefensas Campesinas del Casanare (ACC).Documentos y testimonios allegados al despacho del procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, apuntarían a probar un supuesto vínculo entre Vargas Lleras y el hoy detenido ‘Martín Llanos’ para el año 2002, cuando el político aspiraba al Senado de la República.Cambio Radical en el 2002¿Qué pasó en 2002 en el Casanare, fortín de ‘Martín Llanos’? Ese año en las elecciones legislativas la votación en el departamento más alta para el Senado la obtuvo Miguel Ángel Pérez, de Cambio Radical (al que aún no pertenecía el hoy ministro), con 33.220 votos; Vargas Lleras, por Colombia Siempre, quedó segundo, con 7.254, según las cifras oficiales de la Registraduría Nacional.A Pérez no le alcanzó para llegar al Senado y sólo obtuvo el escaño cuando en 2005 se realizó un reconteo. Sin embargo, no se pudo posesionar porque la Fiscalía ordenó su detención por el delito de enriquecimiento ilícito, según informes de la Corporación Nuevo Arco Iris.En el 2002 Cambio Radical estaba al mando en el Casanare del otrora liberal Óscar Wilches, quien se quedó con un peldaño en la Cámara, y de Javier Enrique Vargas, que ganó el otro, acaparando así las dos curules correspondientes al departamento. No obstante, Vargas le había ganado al liberal Efrén Hernández sólo por 13 votos y un reconteo le quitó la curul. Óscar Wilches y Miguel Ángel Pérez tienen en común su presunta vinculación con las ACC de ‘Martín Llanos’. Wilches, reelecto en la Cámara en 2006, fue condenado en abril del año pasado a 7 años y medio de prisión por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, por nexos establecidos con esa estructura paramilitar para asegurar su llegada a la Gobernación en el 2000.Pérez, electo gobernador en el 2003, también estableció alianzas políticas, económicas y electorales con el grupo de ‘Martín Llanos’ y desde el 2005 paga en La Picota una condena de seis años de prisión por enriquecimiento ilícito.Estos ‘caciques’ del departamento alcanzaron en el 2002 altas votaciones. De hecho, según la Misión de Observación Electoral, MOE, ese año Cambio Radical obtuvo “votaciones excesivamente altas”, comportamiento atípico, que para el 2006 cambio a favor del Partido de la U.Asimismo, analistas recuerdan que los resultados de Germán Vargas Lleras en ese año y en esa zona sorprendieron por lo bajos, ya que su segundo renglón en la lista era Gustavo Sosa, exalcalde de Sogamoso y hermano de Emiro Sosa, gobernador de Casanare asesinado por paramilitares.El proceso en la ProcuraduríaEn este escenario del 2002 es que ahora se investiga si hubo conductas irregulares del entonces senador Vargas Lleras. Por ahora no es claro qué elementos tiene la Procuraduría para abrir una indagación preliminar en su contra.Se ha conocido que entre los testimonios que Ordóñez analiza está el de William Mayorga Suárez, un exagente de Policía que hizo parte de las autodefensas de ‘Llanos’ y que también declaró en el proceso contra Óscar Wilches en la Corte Suprema, corroborando la asistencia de este a reuniones con ‘Martín Llanos’, quien tenía prácticamente cooptado el poder político en la región.El testimonio de Mayorga apuntaría a que ‘Martín Llanos’ quería una reunión con Vargas Lleras, en medio de la disputa a muerte que sostuvo entre 2002 y 2004, con el Bloque Centauros de las AUC, liderado por Miguel Arroyave, alias ‘Arcángel’, por el control de zonas de interés para el narcotráfico, los dividendos del sector agropecuario y las regalías petroleras, según explican los informes de la Fundación Arco Iris. Para esa reunión, de la que aún no hay testimonios que señalen que en efecto ocurrió, se habrían dispuesto medios de transporte por parte de Pedro Oliveiro Guerrero, alias ‘Cuchillo’.La Procuraduría solicitó pruebas y testimonios, cuya evaluación determinará si se archiva la indagación contra Vargas Lleras o se abre investigación formal.Entre esas pruebas hay documentos anónimos allegados a la entidad y en próximos días llegarán, por solicitud del Ministerio Público, testimonios entregados en el marco de la Ley de Justicia y Paz por desmovilizados paramilitares que hubieran mencionado a Vargas Lleras. A estos se sumarán los registros de los gastos de la campaña electoral de 2002 del entonces senador y el informe de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia sobre si Vargas Lleras ha estado incurso en una investigación por concierto para delinquir.Los que testificaránLa Procuraduría solicitó el testimonio del exgobernador de Arauca Julio Acosta Bernal, detenido por presuntos vínculos con el exjefe paramilitar del Bloque Vencedores de Arauca, Miguel Ángel Mejía Múnera, ‘El Mellizo, quien habría financiado su campaña para gobernador en 2004.También se vincula a Acosta Bernal con el homicidio en 2003, a manos del Bloque Vencedores, del ex registrador Juan Alejandro Plazas, crimen que habría ordenado por considerarlo un obstáculo para llegar a la Gobernación.Ordóñez, igualmente, solicitó el testimonio del exjefe de informática del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) Rafael García, quien ya ha declarado –según Arco Iris- que los paramilitares usaron las bases electorales de la Registraduría para planear y ejecutar un fraude electoral en las elecciones de 2002.“Con el testimonio de García y otras pruebas judiciales se estableció que los paramilitares intervinieron a través del DAS para borrar antecedentes judiciales de narcotraficantes y paramilitares, planearon acciones conjuntas, elaboraron listas de ciudadanos a los que señalaron de aliados de la guerrilla y los asesinaron”, señalan los mencionados documentos.Por supuesto, también declarará el propio Vargas Lleras. Y fue solicitado el testimonio de ‘Martín Llanos’, quien fue detenido en febrero pasado en Venezuela junto con su hermano, alias ‘Caballo’, en una operación que terminó con los dos últimos de los ‘Buitragueños’.Ese grupo paramilitar fue creado por el padre de ‘Llanos’, Héctor Buitrago, alias ‘El Viejo’, quien estuvo al mando hasta 1998, cuando lo heredó el mayor de sus hijos. “Para esa fecha, el grupo de ‘Llanos’ había dejado de ser de reacción contra la guerrilla y empezaba a disputarles el control del territorio a los subversivos, con el objetivo de lucrarse de la captura de las rentas públicas provenientes de las regalías del petróleo. Cabe recordar que Casanare se había convertido en el primer productor de petróleo del país.‘Martín Llanos’ nunca accedió a la desmovilización propuesta en el gobierno de Álvaro Uribe, lo que provocó en parte el enfrentamiento con el Bloque Centauros, de Arroyave, por orden de la ‘Casa Castaño’. Esa guerra terminó a finales de 2004, cuando alias ‘Arcángel’ fue asesinado por sus propios hombres y la estructura de ‘Llanos’ quedó reducida a pocos integrantes.Denuncia de complotTras la sorpresa por la noticia sobre la indagación en su contra, Vargas Lleras acudió a la Fiscalía para entregarle directamente al jefe de la entidad, Eduardo Montealegre, la que él considera evidencia de que detrás de los anónimos que llegaron a la Procuraduría estaría el hermano del expresidente Uribe, Santiago Uribe Vélez y denunciarlo penalmente.El supuesto complot que denuncia Vargas Llegas consistiría en la recaudación de dinero en un sector esmeraldero para que un coronel de apellido Ramírez comprara supuestamente testimonios para enlodarlo. “Tengo testimonios que me merecen gran credibilidad, sobre lo que estoy señalando. Todo esto lo he puesto en conocimiento a la Fiscalía para que proceda a indagar la veracidad de los mismos”.Luego, Vargas Lleras arremetió contra el expresidente Uribe y, avivando una vieja disputa, lo acusó de tener relaciones de amistad y respaldo político con el jefe paramilitar Salvatore Mancuso. Uribe no se quedó atrás y señaló que se trata de acusaciones infundadas para difamar a su familia, provenientes de alguien que ya estaba “en mora de que lo investigaran”.Los fuertes choques no son nuevos. Hace diez años este enfrentamiento político entre Álvaro Uribe y Germán Vargas Lleras era prácticamente impensable, pues el político bogotano fue el primer gran líder político que se unió a su causa política por la Presidencia de la República.Vargas era uno de los principales electores del Partido Liberal y se consideraba apoyo fundamental de la candidatura presidencial de Horacio Serpa Uribe.De ese momento en adelante Vargas se convirtió en uno de los apoyos fundamentales del Gobierno en el Congreso, además de los senadores más cercanos al mandatario, al punto que se llegó a pensar que Uribe podría tener a Vargas como su ‘delfín’ político.Ante la reforma constitucional de la reelección, Vargas Lleras volvió a renovar su apoyo incondicional a Uribe y le acompañó en el propósito, pese a que unos meses antes (octubre de 2005) fue víctima de un atentado con carro bomba, al parecer puesto por las Farc, pero del que hasta hoy el propio Vargas duda sobre quiénes son los reales autores.La búsqueda de una segunda reelección fue la que rompió la relación. Vargas y su bancada se enfrentaron abiertamente al referendo de la reelección y el entonces presidente de la Cámara, Germán Varón, se opuso a que se tramitara en tramo final.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad