Están debilitando la Corte Suprema de Justicia, dice su presidente

Están debilitando la Corte Suprema de Justicia, dice su presidente

Diciembre 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Miguel André Garrido y Nelson Hernández, colprensa
Están debilitando la Corte Suprema de Justicia, dice su presidente

Camilo Tarquino, presidente de la Corte Suprema de Justicia.

Camilo Tarquino, presidente de la Corte Suprema de Justicia, dice que con la reforma se busca debilitar a la justicia, pero fortalecen el Ejecutivo. por Miguel André Garrido y Nelson Hernández, colprensa

Cómo ve la Reforma a la Justicia?Esa reforma ha tomado una dirección distinta a la inicialmente propuesta. Se han puesto temas que no estaban en el articulado inicial.¿Cuáles puntos considera no deben estar en la reforma y cuáles sí?Más bien diría con qué puntos la Corte no está de acuerdo. Uno es el que tiene que ver con la creación de un tribunal para la investigación y juzgamiento de aforados; otro con el rango que se da a la Corte Constitucional frente a la revisión de decisiones judiciales.Pero el Congreso ya eliminó esos dos aspectos…Ya no se trata de ver aspectos aislados sino de la coherencia de la reforma en su integridad. Hay que revisar el rol de cada aspecto frente al equilibrio de poderes. Es preciso avanzar, no retroceder en instituciones creadas hace 20 años.¿Qué les molestaba del tribunal propuesto para juzgar aforados?Iba a ser conformado por miembros que serían nombrados por quienes podrían llegar a ser investigados. No nos parece apropiado que el Ejecutivo y el Legislativo intervengan en la escogencia de jueces, pues le quita independencia y autonomía a la Rama Judicial.¿Se está sustituyendo la Constitución?Sí, pues se desdibuja el esquema consagrado por el constituyente del 91 que definió tres ramas del poder, cada una con su función.¿Eso quiere decir que la reforma en este aspecto es inconstitucional?Sí, y así lo debería considerar la Corte Constitucional al estudiar el tema.A propósito de la Corte Constitucional ¿cómo analizan los poderes con que se pretendía investir a esa instancia?La Constitución determinó cuatro Cortes, cada una con una función y especialidad. Ninguna por encima de otra.Si esa Corte se convierte en un órgano de cierre, comenzaría a opinar en temas judiciales de todo tipo y eso no es adecuado. Cada órgano de cierre tiene su función.Pero se ha dicho que era una forma de solucionar los ‘choques de trenes’...Por el contrario. Eso lo que hace es institucionalizar el choque de trenes. Nosotros hemos entendido que no podemos vivir discutiendo todo el tiempo y nos hemos autorregulado.¿Cómo analizaron el habeas Juris?Fue una figura propuesta por un magistrado de la Corte Constitucional, está en estudio y hay que analizarla para saber si descongestiona o no.La reforma les quita las facultades nominadoras. ¿Qué opina sobre eso?Es nocivo para el sistema de pesos y contrapesos. Lo que se debe mejorar es lo que resulta mal, lo que anda mal y si tenemos un Procurador y una Contralora que están rindiendo ¿por qué cambiar el sistema de elección?¿Lo que sucede en el Congreso es una represalia contra las Cortes?No queríamos pensar que fuera una represalia o retaliación, pero en la medida en que está cogiendo un camino equivocado parece que la intención es quitar a la Sala Penal todos estos temas.¿Tendría que ver con la parapolítica?Pareciera que lo que quiere es dejar sin funciones a la Corte Suprema. Están debilitando a la Corte y están fortaleciendo demasiado el Ejecutivo y eso no es viable en un Estado Social Democrático de Derecho como el colombiano.¿Acudirán a tribunales internacionales?La Corte Suprema estima que está siendo gravemente amenazada la independencia y autonomía de la justicia colombiana y para ello hay organismos internacionales. Creemos que la ropa sucia se lava en casa, pero no hemos sido escuchados.¿Cómo se da esa amenaza?En la medida en que el Ejecutivo sea quien nombre los jueces, la justicia se ve amenazada. Ese es un ejemplo.¿Quién está detrás de la amenaza, el Ejecutivo o el Legislativo?A mí me gustaría que el pueblo reflexionara y los medios observaran. Con esta reforma se puede advertir alguna injerencia, si bien no para querer acabar con la Corte Suprema, sí para dejarla totalmente debilitada.¿Este sería el primer paso para acabar con la Corte?Es probable. No descarto que ese sea el querer de algunos, pues lo único que ha hecho la Corte es cumplir las funciones consagradas por la Constitución.¿Qué se está moviendo bajo la mesa?Yo no sé. No entiendo, pero se ha sacado en un tiempo demasiado corto. ¿No será porque esta es una bandera del Gobierno?El presidente Santos ha querido reformar la justicia, yo pensaría que el afán es para mostrar un debilitamiento o dejar por varios años debilitada la justicia.¿Cómo ve el futuro de la justicia en caso de que la reforma pase?Si esta reforma pasa no durará mucho tiempo, otra contrarreforma vendrá para que se le vuelva a asignar a la justicia su autonomía e independencia.¿El Ministro de Justicia ha sido el puente con el Ejecutivo y el Legislativo?Hasta ahora no lo ha sido, pero destaco sus buenas maneras y trato con esta Corporación.¿Ese puente se quebró?No creo. Pero sí debe ser reexaminado y reflexionado para que haya una comunicación directa entre los jueces y el Ejecutivo.Sobre la carta que le enviaron al Presidente, él dijo que se equivocaron de destinatario ¿Qué sensación les queda con esta respuesta?Acudimos al Presidente de la República porque el Jefe de Estado representa la unidad de la Nación. Consideramos que debe velar por un orden jurídico interno que respete la independencia de las ramas del poder público.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad