¿Es usted un bully?

¿Es usted un bully?

Noviembre 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Es usted un bully?

Un libro ilustrado de María Villegas les enseña a los niños a identificar el matoneo o bullying y cómo actuar si llega a ocurrir.

Un libro ilustrado de María Villegas les enseña a los niños a identificar el matoneo o bullying y cómo actuar si llega a ocurrir.

BulliesEl bully aspira a tener poder y estatus social dentro de su grupo. Tiende a ser popular, manipulador, disfruta llamando la atención, armando shows y reforzando su poder a partir de la aprobación de los demás. Los bullies suelen pasar por líderes, andan en combo, y creen que tienen muchos amigos, aunque estos solo lo sean por temor a convertirse en sus víctimas. Pero el bully carece de empatía, esa identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro, lo que le impide ser sensible a la situación de sus víctimas. Escogen como blanco personalidades débiles, inseguras, de bajo perfil, sin amigos, rechazadas en el grupo, lo que les puede facilitar el éxito de su ataque. Eso sí, jamás quiere quedar en evidencia frente a un poderoso que pueda tomar medidas en su contra. BulirreinasCuando de bullying se trata, las mujeres, que pueden parecer encantadoras, no se quedan atrás cuando es cuestión de buscar popularidad. Aunque su agresión es más soterrada y difícil de indentificar, es tanto o más nociva que el golpe físico. Ellas son hábiles para detectar los puntos débiles de las posibles víctimas, como la necesidad de complacer, así elaboran planes de ataque que destruyan su autoestima. El poder de una bulireina se mide por su capacidad de manipulación y la cantidad de aliadas que consiga. Su ataque es más difícil de identificar porque la víctima tiende a guardar silencio porque tiene la esperanza de ganarse la aceptación del grupo. Manipula a sus amigos con tal de alcanzar sus propósitos. Ridiculiza a su víctima con sobrenombres, divulga secretos y confidencias, inventa chismes y envía mensajes malintencionados. Aísla socialmente, rechaza y excluye. BulimachosEl bullying masculino tiende a ser más de tipo físico y verbal, afectando la autoestima y la autoimagen de la víctima. A los bullies masculinos les encanta abusar de los demás y siempre andan con compinches. En el fondo tienen los mismos fines de empoderamiento y popularidad que el bullying femenino, solo que distintas tácticas. Los bulimachos se caracterizan por su personalidad fuerte. Son directos e intimidantes. Poseen una alta autoestima y van al grano para ganar territorio y control. Como manipuladores, son hábiles mentirosos. Con su carisma logran encubrir sus verdaderos fines y convencer incluso a los adultos. Carecen de empatía. Son despectivos e indolentes con los débiles, atrevidos con las mujeres y disfrutan atemorizando. Se sienten bien haciéndoles daño a los demás y tratan de mantener así su popularidad y estatus. Las bromas “Una broma es una cosa muy seria”, dijo Winston Churchill, y es verdad. Las bromas divertidas e ingeniosas suben el ánimo, hacen reír y propician momentos agradables. Sirven para romper el hielo, vencer la timidez, salir del aburrimiento, opinar sin herir, disparar la creatividad y fortalecer las amistades. Pero mucho cuidado con cruzar la delgada línea entre lo gracioso y lo pesado. Sin embargo, las bromas pesadas pueden ser crueles e incómodas y pueden terminar en lágrimas. Tenga en cuenta que las bromas pesadas no son graciosas, ¿qué gana con hacer sentir mal a alguien?Qué hacer y qué no, en una peleaQué no hacer• Maltratar u ofender con palabras o actitudes.• Agredir físicamente. • Tomar decisiones estando molesto. Qué hacer• Respirar profundo y mantener la calma. • Oír al otro. • Dialogar. • Pensar antes de hablar o actuar. • Reconocer la responsabilidad y aceptarla.• Disculparse, si es el caso.Salvavidas para el bullyingHaga ejercicio. Es la mejor manera de reducir el estrés y despejar la mente. Siga su instinto y sus corazonadas. Denuncie los episodios de bullying cada vez que ocurran, hasta lograr que el acoso se detenga. Asista a lugares donde pueda hacer nuevas amistades, como clubes de lectura, grupos de trabajo social, actividades deportivas u otro hobby. Tenga en cuenta que las peleas pueden ser una oportunidad de aprender a controlarte y a manejar los conflictos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad