Colombia es uno de los países con más asesinatos a sindicalistas: Pnud

Marzo 12, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Colombia es uno de los países con más asesinatos a sindicalistas: Pnud

Desde 1984 al 2011 se registraron en el país más de 2.800 homicidios de sindicalistas, especialmente en las regiones de Antioquia, Valle, Santander y Cesar, según informó La Pnud.

La violencia contra sindicalistas está concentrada mayoritariamente en Antioquia, Valle, Santander y Cesar.

El programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Pnud reveló en la presentación del informe sobre la violencia contra sindicalistas y trabajadores sindicalizados en el 1984- 2011, que Colombia es uno de los países con más asesinatos a este gremio. Desde 1984 a 2011 se registraron en el país más de 2.800 homicidios de sindicalistas, especialmente en las regiones de Antioquia, Valle, Santander y Cesar. La Pnud calificó esta cifra como "preocupante y alarmante”.Sin embargo, la misma entidad, informó que desde el año 2003 el número de asesinatos ha venido disminuyendo, más, se han registrado 216 desapariciones forzadas, 83 casos de torturas y 163 secuestros a sindicalistas. Estas cifras fueron presentadas por el Pnud Colombia como antesala al informe oficial sobre violencia contra sindicalistas y trabajadores sindicalizados durante los últimos 27 años.Apropósito del estudio, en el que también participaron entidades estatales, es orientar al Gobierno en materia de prevención y protección a sindicalistas. De acuerdo con el informe, una de las principales causas de muerte a dirigentes sindicales es la estigmatización por parte de grupos guerrilleros. “Una de las causas principales de estos asesinatos es lo que se denomina prejuicio insurgente, es decir, que por desarrollar una actividad sindical se considera que hacen parte de algún grupo guerrillero o grupo insurgente armado", aseguró Bruno Moro, coordinador Residente y Humanitario de las Naciones Unidas en Colombia.Se estima también que el 94.4% de los asesinatos permanecen en la impunidad. A agosto de 2011 tan sólo se registraban 223 sentencias judiciales de más de 2.700 homicidios a sindicalistas.Existe un vacío de información del 78,11% donde no se sabe quiénes fueron los autores ni materiales, ni intelectuales de los sindicalistas, sin embargo, se estableció que el 14,04% corresponde presuntamente a grupos paramilitares, 5.09% a grupos guerrilleros y 1.69% a agentes del Estado.La violencia contra sindicalistas está concentrada mayoritariamente en cuatro departamentos del país: Antioquia, Valle, Santander y Cesar. Las ciudades en las cuales se han registrado más asesinatos son Medellín, Cali, Barranquilla y Montería."Antioquia ha sido uno de los departamentos más afectados por la violencia a esta población al igual que Valle, Santander y Cesar, en ese orden. Sin embargo, otros departamentos en los que se ha venido aumentando el número de asesinatos son Nariño y Córdoba, que está muy relacionado con las Bacrim", aseguró Carlos Miguel Ortiz, coordinador del informe.Por su parte, los sindicatos más afectados han sido la Federación Colombiana de Educadores (Fecode ; Sintrainagro, de trabajadores bananeros y la Unión Sindical Obrera de la industria del petróleo (USO).No obstante, los asesinatos han disminuido en los últimos ocho años, pero se ha registrado un aumentado en el número de amenazas. Desde el 2003 se ha venido presentando una disminución, entre 50 y 60 homicidios por año.Recomendaciones del informeLa Pnud, recomienda que para combatir la impunidad, se plantea la necesidad de ampliar la planta de personal de la Fiscalía General de la Nación y de los jueces con el fin de acelerar los procesos de investigación de delitos contra sindicalistas.Se plantea, además, la necesidad de concebir una política pública de prevención, la inclusión de una sección de alertas de riesgo de la población sindicalizada en el Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo, la ampliación del programa de protección del Ministerio del Interior.Al sector empresarial, entre tanto, se le aconseja mantener la disposición para colaborar con las autoridades en eventuales casos de complicidad de personas o establecimientos con grupos criminales para violar los derechos humanos de los trabajadores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad