Es normal acoger a exguerrilleros como escoltas: Director de la UNP

Director de la UNP habla sobre el nuevo programa de escoltas para exguerrilleros

Julio 31, 2017 - 12:32 p.m. Por:
Colprensa / El País 
Director de la UNP

Diego Mora, director de la Unidad Nacional de Protección.

Colprensa / El País

En el desarrollo de la implementación de los acuerdos de paz, a la fecha unos 300 guerrilleros desmovilizados de las Farc han sido admitidos por la Unidad Nacional de Protección, UNP, para trabajar como escoltas de sus propios excompañeros de armas. Hasta el momento 50 de los más de siete mil exintegrantes de esa guerrilla tendrán protección especial.

Diego Fernando Mora Arango, Director de la UNP, aseguró que con la entrada en vigencia de este nuevo esquema de protección hay cierta molestia en los escoltas de planta de la Unidad, ya que eventualmente se enfrentarían a cierta inestabilidad laboral.

Mora Arango aseguró que la UNP adelanta el proceso de selección para capacitar a más de 1200 hombres para ser parte de la nueva estructura de protección que tendrá ese organismo de seguridad con el fin de brindar un espacio de laboral para los desmovilizados.

¿Cómo está conformada hoy la estructura de la Unidad Nacional De Protección?
En la Unidad existen tres tipos de esquemas: los tercerizados, que son los escoltas que hacían parte del extinto Departamento Administrativo de Seguridad, ellos llegaron a la UNP con el fin de brindar seguridad a altos funcionarios del Gobierno.

El esquema de planta, que no es otro que los que están bajo la responsabilidad privada de la UNP, y el último esquema, en el que harán presencia los desmovilizados y demás personas que se postulen para suplir esas plazas.

¿En qué consiste la nueva estructura de protección?

Se estableció que a ese programa de protección especial iban a entrar en planta hasta 1200 escoltas, estas personas deben contar con la plena confianza de las personas que harán parte de ese programa especial de protección y del movimiento o partido político que se genere a partir de la reincorporación de las Farc a la vida civil.

¿A quien está dirigido el esquema de protección?
Los esquemas de protección estarán dirigidos única y estrictamente a prestar servicio a algunos miembros del grupo exguerrillero que por su nivel de riesgo deban tener un esquema de protección que les genere confianza. Sin embargo, los que integrarán este nuevo equipo de escoltas no necesariamente deben ser desmovilizados, por ejemplo, llega un miembro del nuevo partido político que nunca ha sido guerrillero de las Farc, él puede solicitar que los hombres estén al tanto de su seguridad no sean desmovilizados.

¿Ya empezó a funcionar el nuevo programa de escoltas?
A la fecha tenemos varios esquemas implementados y tenemos alrededor de 170 escoltas ya en servicio dentro de ese programa de protección, pero ninguno de esos 170 escoltas han sido miembros de las Farc. Son personas que han sido recomendadas por otras plataformas o que han presentado sus hojas de vida a la mesa técnica y las Farc han considerado que pueden pertenecer a los esquemas de seguridad que estarían para garantizar la seguridad de comandantes desmovilizados y nuevos dirigentes del partido político.

¿Cómo es el proceso de selección?
Hasta el momento en lo que va corrido de estos siete meses de implementar la nueva estrategia de seguridad se han postulado 315 desmovilizados que han llegado de todas las zonas veredales del territorio colombiano. No obstante, solo 293 personas han quedado seleccionadas para culminar el proceso.

Cada uno de ellos han pasado por pruebas psicológicas, pruebas técnicas y pruebas de confiabilidad, también hay exámenes médicos.

Además de una serie de capacitaciones y evaluaciones con el fin de confirmar si tienen las condiciones y la pericia para poder hacer parte de un esquema de protección.

El proceso de selección está dispuesto para que dure 45 días de entrenamiento, pero como tal puede que se tarde un poco más debido al traslado y la documentación necesaria que deben realizar.

¿Qué requisitos debe tener un desmovilizado para ingresar a la UNP?
Las personas que quieran integrar el nuevo grupo de protección deben ser mayores de edad, deben saber leer y escribir y adicionalmente no deben tener un prontuario delictivo, es decir, no deben estar personas que hayan cometido delitos de lesa humanidad. Así mismo, personas que hayan sido condenados penalmente.

De igual manera, los desmovilizados deben tener el proceso de desmovilización culminado, deben contar con su respectivo certificado de la ONU sobre la dejación de las armas y además tener finiquitado su proceso de amnistía por parte de la Oficina del Alto Comisionado de Paz.

¿Hay algún plan de contingencia en la UNP para recibir a los desmovilizados?
Se han generado charlas y capacitaciones con diferentes miembros de la Unidad con el fin de abrir el espacio para que los exguerrilleros se reincorporen a la vida civil. Y no tengo duda de que una forma de reinserción es entrando a trabajar con nosotros, por ello hemos estado prestos a eso.

Desde hace siete u ocho meses ha sido algo completamente normal para nosotros saber que acogeremos a exguerrilleros.

Por lo mismo, ha existido un trabajo con los miembros de las Farc para conformar la nueva estructura de protección especial. Así mismo, se han establecido mesas de trabajo para verificar que no les sean vulnerados los derechos humanos a los desmovilizados y a los miembros de la UNP.

¿Cómo tomaron los escoltas de la Unidad el ingreso de desmovilizados?
Como tal no se ha generado una molestia en el ingreso de los desmovilizados. Sin embargo, sí existe cierta preocupación en los más de 3400 escoltas catalogados como tercerizados ya que ninguno cuenta con estabilidad laboral. Es decir, en dado caso que se acabe un esquema de protección y no se establezca que hay un proyecto similar en curso, el escolta quedará desempleado.

Y lo mismo sucede con el esquema de planta denominado de libre remoción porque definitivamente no se tiene estabilidad laboral.

La poca estabilidad es quizá una de las quejas que más se genera dentro de la entidad. Porque contrario a todo ello, los empleados de la entidad cuentan con todas sus garantías de salud y demás prestaciones de ley.

En términos generales no hay ninguna diferencia entre los escoltas antiguos y los nuevos.

¿Cuál es el pago a los desmovilizados por sus servicios?
Los escoltas del programa de protección devengarán salarios de hasta $1.850.000 más prestaciones. Estos valores no excederán nunca los pagos de un escolta tercerizado y uno de planta.

La Unidad Nacional de Protección desmiente categóricamente que senadores, magistrados, congresistas y defensores de Derechos Humanos cuenten con un esquema de seguridad en el que hagan parte los reinsertados del grupo guerrillero.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad