"Es errado decir que en la corte hubo divisiones": Jaime Arrubla

Diciembre 06, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Andrea Barrero I Elpais.com.co

El magistrado le compartió a El País su tranquilidad al poder finalizar el 2010 ya habiendo superado la elección del fiscal. También habló sobre la necesidad de seguir avanzando en una verdadera reforma a la justicia.

La elección de Viviane Morales como nueva Fiscal General de la Nación no sólo terminó con más de 16 meses de interinidad en ese organismo. También llamó la atención la maratónica jornada que adelantó la Corte Suprema de Justicia para elegir al titular del ente investigador, al presidente del alto tribunal y las cinco vacantes de magistrados en las distintas salas.El presidente de esa corporación, el magistrado Jaime Arrubla Paucar, le compartió a El País su tranquilidad al poder finalizar el 2010 ya habiendo superado este proceso. También habló sobre la necesidad de seguir avanzando en una verdadera reforma a la justicia. Finalmente el país termina el año con la buena noticia de tener Fiscal General de la Nación, ¿qué sensación le deja este logro?Mucha satisfacción porque se demostró que la Corte Suprema, a pesar de ser un organismo plural, colegiado, compuesto por 23 magistrados, puede llegar a consensos para el bien del país, para el bien de la Fiscalía y para el bien de la administración de Justicia.¿Cómo logra la Corte salir en un solo día del embotellamiento en que se encontraba la elección de Fiscal?El proceso no fue solamente de un día porque lo empezamos la semana anterior. Lo más importante fue la voluntad inquebrantable de los 18 miembros que estábamos. Ningún magistrado se quedó atrás, todos queríamos superar esta página de dificultad. Entonces, el reglamento dice que se requieren las dos terceras partes de los miembros de la corporación para ese tipo de decisiones, o sea, 16 votos. Se presentó una tesis que dice que la norma reglamentaria debería interpretarse no con el número potencial de magistrados, sino con el número real que en ese momento estábamos, que es de 18. Esa fue la que se acogió. Y las dos terceras partes de 18 fueron 12 votos.¿Por qué no ocurrió lo mismo con la terna anterior, donde Margarita Cabello hubiera podido salir elegida?En ese momento no se habían retirado los cuatro magistrados de la Corte, o sea que no se podía aplicar esa tesis, porque éramos 22 magistrados. Los magistrados se retiraron el 31 de octubre y otro se retiró el 30 de noviembre, o sea que el vacío en la Corte fue de hace un mes y el proceso de la doctora Cabello venía desde enero.¿Cree que el cambio de terna ayudó a agilizar la elección de Fiscal?La anterior terna, que también estaba compuesta por tres eminentes juristas, la Corte la declaró viable y la estaba votando, pero ya había votado más de 20 veces y ninguno acogía la mayoría que se necesitaba. ¿Por qué? eso no lo sabe nadie porque el voto de los magistrados es secreto. El Presidente (Juan Manuel Santos) en su total autonomía decidió cambiarla. Nosotros no entramos a decidir si tenía razón o no. Serán las autoridades competentes las que decidan si lo podía hacer. A la Corte le llegó una terna que desplazaba la anterior, votó y aquí salió el fiscal y eso es lo que cuenta.¿Hubo divisiones en la Corte que impidieron avanzar en su momento en la escogencia de Fiscal titular?Cuando hay un cuerpo colegiado es precisamente para que haya confrontación, análisis, deliberación y lo importante es que al final se llegue a los consensos. Yo creo que es errado decir que en la Corte hay grupos. El gran problema es que nosotros tenemos que evacuar todos los grandes conflictos de la Nación, entonces alrededor de nuestra labor empiezan a tejerse presiones, amenazas y hasta llegamos a que nos intercepten las comunicaciones.¿Qué le puede decir a quienes hablaron de que se estaría politizando la elección de Fiscal? Eso no es cierto. En la Corte no somos políticos de partido ni nos interesa. Somos juristas y lo que hacemos es jurisprudencia. Lo que pasa es que cuando las decisiones que se toman impactan la sociedad, los que se perjudican tratan de descalificar al juez. El ex presidente Álvaro Uribe se refirió sobre las pocas garantías que ofrecía la justicia en el país... El señor ex presidente es libre de expresar sus opiniones, de defender su gobierno, sus funcionarios. Nosotros los jueces no somos contestatarios de lo que digan columnistas de opinión, ni editoriales y menos declaraciones de los señores ex presidentes. Las observamos con respeto y no tenemos absolutamente que contestar nada.¿Qué tan desgastante resultó este año que termina, con tantas responsabilidades a su cargo?Ha sido un año de muchas tensiones. Yo diría que no ha sido desgastante, ha sido enriquecedor todo este período. Lo que ha sido es tensionante, pero de todas maneras en la vida personal, como abogado, como colombiano, como magistrado, me ha llenado de experiencias y satisfacción.¿En qué ha avanzado la Corte sobre las propuestas para una reforma a la justicia en el país?Los principios que deben inspirar una reforma a la justicia deben ser precisamente que haya un mayor acceso a la justicia para los colombianos, que la justicia sea pronta y cumplida, que se descongestione, que esté bien dotada. Que sea independiente y autónoma. Estamos los comisionados trabajando arduamente; nos reunimos los lunes y los jueves y lo vamos a seguir haciendo este resto de año.Otro tema importante para la Corte es el de la Ley de Justicia y Paz...Yo creo que tenemos que avanzar más, tenemos que buscar que esta ley sea más eficaz. Hay que crear una Comisión de la Verdad, tenemos que preocuparnos más por las víctimas. La Corte siempre ha tenido ese tema como preocupación. ¿Ahora sí podrá disfrutar con tranquilidad de sus vacaciones?Con absoluta seguridad que eso es lo que pienso hacer. Además que tengo unas vacaciones ordenadas por el médico y tengo que confesarle, no he cumplido esa orden.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad