¿Es equiparable a Colombia el legado de paz de Mandela?

¿Es equiparable a Colombia el legado de paz de Mandela?

Diciembre 07, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
¿Es equiparable a Colombia  el legado de paz de Mandela?

En cada calle y cada esquina de Sudáfrica se rinde homenaje a Nelson Mandela, el líder mundial que luchó por erradicar el racismo y por la libertad de su pueblo.

Mientras algunos sectores creen que hay grandes enseñanzas que se pueden replicar en el país, otros creen que son dos situaciones muy distintas y que, por ende, necesitan soluciones muy diferentes.

Arzobispo de Cali Darío de Jesús Monsalve¿Se puede aplicar en Colombia ese legado de paz que deja Mandela?Claro que sí, pero hay que traducirlo a nuestras circunstancias; que son diversas y más complejas en cuanto que son una conjunción de problemas de violencias con mucha complejidad, pero no con la imposibilidad de lograr una solución. Lo importante es tener esa grandeza, voluntad y perseverancia en la búsqueda de esa solución; del liderazgo con constancia y optimismo.¿Y percibe hoy en Colombia esa voluntad de paz que mostró Sudáfrica?Lastimosamente no. Nosotros tenemos un vacío muy grande de liderazgo nacional, colectivo, incluyente de toda la Nación y todavía estamos en la etapa de la exclusión y las polarizaciones.En Sudáfrica la justicia llevó al perdón y la reconciliación. ¿Como hacer que en Colombia ocurra lo mismo?La justicia en este caso no se puede mirar de manera plana. Es decir no puede haber un esquema estricto, homogéneo de justicia, sino una participación de todos que significa renuncia; hay que renunciar para dar pasos y hay que dejar un punto para alcanzar otro y en este sentido conjugar fuerzas con espíritu social y colectivo como Nelson Mandela y fuerzas espirituales como la del obispo anglicano Desmond Tutú.¿Hay en Colombia una persona con un liderazgo medianamente similar que logre sacar adelante la paz?Yo creo que estamos en un momento en que la historia nos exige mucho a todos, encontrémonos en el campo en que nos encontremos. Como dice el adagio latín ‘intelectus apretatus discurri’: ‘Cuando el intelecto es exigido, suelta’. En este momento la inteligencia colombiana, la sensibilidad y la ética del colombiano del común y de líderes institucionales y sociales está urgida para que dé respuestas: Ojalá todos seamos capaces de responder y el país salga del letargo facilista en que ha estado, condecendiendo con la violencia, la degradación y el crimen, sobre todo el narcotráfico.Enrique Serrano, internacionalista.¿Es aplicable el modelo de Nelson Mandela en Colombia?Yo creo que apresurarse a decir que se puede aplicar ese modelo y que se trata de lo mismo es reducir ambos casos al ridículo. Sudáfrica es un país con gran variedad étnica, racial y de lenguaje que originó esa lucha y la situación es muy distinta a la que hay en Colombia.La clave de estos proceso es la voluntad, ¿cree que la hay en Colombia?Creo que no. Aquí hay mucha desconfianza, mucho recelo. Se trata además de personas que han hecho mucho daño (las Farc) a la sociedad misma y parece como si no estuvieran dispuestas todavía a la paz y sus reivindicaciones ideológicas no les da la altura para ser factores de paz, como en Sudáfrica.¿Va a ser la justicia restaurativa fundamental para unirnos?El problema de la justicia es que existe gran desconfianza al respecto. Cuando una injusticia es grande, la respuesta es una gran justicia y entre nosotros no hay nada, o hay muy pocas cosas comparables con la tragedia que vivió Sudáfrica. Allá por suerte se encontró la forma de que los jueces fueran justos, con medidas justas para que crímenes horrendos no quedaran impunes, mientras aquí se quiere una patente de corzo, de perdón y olvido inmediato y eso nos aleja de la paz.¿Puede surgir de algún sector una persona que sea capaz de hacer cosas como las que hizo Mandela?En el país no hay un gran pacificador o catalizador del proceso de paz porque nadie goza de una legitimidad tan grande como la de Mandela.¿Vamos camino a esa sociedad de perdón y reconciliación?El problema es que las Farc ni siquiera han pedido perdón y no parecen avergonzados de los crímenes cometidos y quieren lograr por otros medios lo que la lucha armada no les concedió. Por eso estamos lejos de que el escenario sea favorable a una reconciliación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad