¿Es conveniente eliminar la figura de la Vicepresidencia en Colombia?

¿Es conveniente eliminar la figura de la Vicepresidencia en Colombia?

Agosto 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Bogotá y Colprensa
¿Es conveniente eliminar la figura de la Vicepresidencia en Colombia?

La comisión de siete congresistas que visitará al vicepresidente Angelino Garzón la integran Roy Barreras, Karime Motta, Jorge Ballesteros, Gilma Jiménez, Liliana Rendón, José Correa y Édgar Gómez.

La posibilidad de eliminar esta figura, que ya se tramita en el Congreso de la República, abrió el debate por cuenta de los problemas de salud de Angelino Garzón.

La propuesta para abolir la Vicepresidencia, que fue radicada este martes en la Cámara de Representantes por el congresista conservador Telésforo Pedraza, y que, según él, podría tener el respaldo del presidente Juan Manuel Santos y el aval de la Unidad Nacional, abrió el debate sobre la conveniencia de esta figura.Pedraza afirmó que “lo principal es devolverle al país una figura que demostró ser buena para la marcha de la institución presidencial en Colombia y eliminar la figura de la Vicepresidencia”, lo que sería a partir del 2014.De ser aprobado, el Designado será elegido de terna que lleve el Presidente al Congreso, su periodo será de cuatro años, tendrá la misma filiación política del Mandatario y no recibirá sueldo ni tendrá plantilla de personal.Para Pedraza, la figura del Vicepresidente no ha funcionado históricamente en el país, tras aclarar que “yo he venido planteando el proyecto hace tiempo, independientemente de la salud del Vicepresidente. Esto no es en contra de nadie”.El tema divide posiciones. La principal crítica provino de la presidenta del Polo, Clara López, quien la calificó de la búsqueda del “unanimismo absoluto”. Algunos congresistas expresaron su reserva sobre la viabilidad actualmente.El representante Germán Varón dijo que aunque se puede evaluar la figura, no cree que sea el momento político para hacerlo. El senador Luis Fernando Velasco consideró que la propuesta podrá tener eco en el Legislativo, pero que “hay que respetar el periodo actual del Vicepresidente”.El presidente de la Cámara, Augusto Posada, dijo que al proyecto se le dará trámite y las bancadas decidirán. “El Partido de la U no ha discutido el tema. A mí me gusta la figura del Vicepresidente. Creo que le da estabilidad política y jurídica a la figura presidencial”."Se convirtió en una figura que incomoda", representante a la CámaraAl considerar que la figura del Vicepresidente no le aporta nada a la democracia, el representante Telésforo Pedraza ya radicó el proyecto para acabar con este cargo, del que dice que ni siquiera tiene funciones.¿Cuál es el objetivo del proyecto que usted radicó?He planteado la necesidad que se elimine la figura de la Vicepresidencia, porque eso no ha sido un instrumento que haya contribuido al fortalecimiento de la democracia. Por el contrario, se ha venido convirtiendo en una figura que incomoda, más que ayude al buen éxito y a la buena gestión que tiene que cumplir el Presidente.A su juicio, ¿el Vicepresidente se muestra como un ‘convidado de piedra’ al interior del Gobierno?Esto no se trata de ir en contra de nadie, quiero que eso quede muy claro. Yo he planteado esto hace rato, en el mismo gobierno del presidente Álvaro Uribe y sus diferencias con Pacho Santos, en ese momento lo propuse, pero no radiqué el proyecto como tal. En esta oportunidad, hace como cuatro meses lo volví a plantear. En estos momentos yo lamento mucho la enfermedad del vicepresidente Angelino Garzón, pero no está encaminada contra nadie, sino que simple y llanamente me parece que dentro de la democracia hay que eliminar, limpiar o renovar las cosas cuando son necesarias para la buena marcha del Estado, que es lo que nos interesa. ¿Es muy onerosa la existencia de la Vicepresidencia para el país?Por supuesto, pero lo fundamental es el escaso aporte que le ha hecho al buen funcionamiento de la democracia. Francamente, no tiene ninguna justificación esa figura.¿O sea que usted advierte que la figura sobra en las democracias?Pues fíjese usted en Argentina el conflicto que hay entre la Presidenta y el Vicepresidente, ese encontrón que está también en Panamá, en fin. Creo entonces que la historia hay que pasarla, hay que revisarla para no volver a cometer los mismos errores.¿Cómo funcionaría el Designado?Deberá ser mejor, porque hay que recordar que cada vez que los presidentes salían del país, el Designado se tenía que posesionar con toda la pompa. Ahora que se implementó la figura del Ministro Delegatario pues ya el Presidente, con una agenda internacional tan activa como la que se vive en el mundo de hoy, es reemplazado por el Ministro Delegatario, que de conformidad con el último fallo del Consejo de Estado debe pertenecer a la misma filiación política del Jefe de Estado. De tal manera que el Designado solamente ocuparía la Presidencia en caso de faltas absolutas o temporales del Presidente."El riesgo es que sea cortina de humo": Alejo Vargas, doctor en ciencia políticaCon la certeza de que es ‘sano’ abrir el debate, pero con reservas sobre la conveniencia de la propuesta de eliminar la Vicepresidencia, el analista Alejo Vargas aseguró que en momentos de crisis esta alternativa se muestra como una “cortina de humo”.¿Cómo ve usted la propuesta de acabar con la Vicepresidencia?Me parece pertinente la discusión, pero creo que lo que no podemos es volver a caer en la misma equivocación de la tal Reforma a la Justicia. Que se abra una discusión sobre las ventajas y las desventajas de la Vicepresidencia y del Designado. Creo que aquí tenemos un problema con la Vicepresidencia y es que fue una figura que se estableció sin darle funciones.¿Es viable ese debate?La ventaja que tiene la Vicepresidencia es que tiene una gran legitimidad, porque es producto de una elección popular, lo que no pasa con el Designado; un designado vale menos, es decir que él solo va a entrar a ejercer cuando reemplaza al Presidente, es una figura de menor legitimidad, porque es elegida por el Congreso.Pero, ¿le suena la propuesta?Lo que hay que hacer es una reforma a la Vicepresidencia y establecerle unas funciones precisas, pero no lanzarse a que de repente a mí no me gusta y voy a proponer su eliminación. Ese es el tipo de legislación que fastidia más a los colombianos.¿Será que quieren bajarle el tono a la crisis actual?Ese es el riesgo que, por ahora, eso sea una cortina de humo para tratar de bajar la presión de la crisis política y saciar el debate, pero a lo mejor eso termina complicándoles más la vida, porque se genera todo un movimiento ciudadano de defensa de la figura y lo que va a pasar es que quedan arrinconados y pierden más prestigio. ¿Será que la figura se volvió incómoda para los mandatarios?Los problemas vienen de atrás. Samper con De la Calle, el único que no tuvo problema fue Bell con Pastrana, porque Bell es un hombre tranquilo. Pero si una figura de ese peso no tiene nada que hacer pues obviamente hace ruido y eso no le gusta a los presidentes.¿Es inconveniente hablar del tema, más cuando el Vicepresidente se encuentra convaleciente?Obviamente, eso es diplomacia de camioneros como diríamos, con el perdón de los camioneros, pero es lo más antidiplomático que hay. Creo que hasta que no se resuelva el estado de salud del Vicepresidente no tiene ningún sentido plantear ese tema. Es una cosa que suena más a cortina de humo por la coyuntura de crisis y no realmente a la idea de proponer una reforma institucional importante.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad