Encuentran cadáver de niño atacado por un caimán en Santa Marta 

Abril 27, 2017 - 06:46 p.m. Por:
Redacción de El País 
Sierra Nevada de Santa Marta.

El ataque se presentó en uno de los ríos que bajan desde la Sierra Nevada de Santa Marta. 

Colprensa- El País.com.co

Hacia las 10 p.m. de este miércoles las autoridades de socorro hallaron el cuerpo sin vida del niño Sebastián Alvarado Granados, de 8 años, que fue atacado por un caimán cuando jugaba con dos amigos en el río Piedras, zona rural de Santa Marta. 

Según la Corporación Autónoma Regional del Magdalena, Corpamag, el ataque se presentó el miércoles en horas de la tarde en el sector conocido como Los Naranjos, en jurisdicción del Parque Nacional Natural Tayrona, a la altura de la desembocadura del río Piedras.

Igualmente la Corporación señaló a través de un comunicado que "desde hace dos años se vienen adelantando campañas de prevención y advertencia a la comunidad que habita este sector por la presencia de caimanes y cocodrilos en los ríos que bajan de la Sierra Nevada". 

Yulieth Prieto Rodríguez, biológa de Corpamag, encargada del manejo de conflictos de Fauna Silvestre, sostiene que la situación de peligro en las áreas habitadas por los caimanes en el sector del parque Tayrona, se agudiza más para esta época, a razón de que entre enero y mayo se cumple el período de anidamiento de estas especies, tiempo en que el animal pone sus huevos y asume una actitud de defensa de sus crías. 

Asimismo, la funcionaria reiteró que un caimán, a pesar de ser un animal altamente depredador, no ataca a una persona a no ser que se invada su territorio y, cuando lo hace, es por defender su cría.

“Normalmente son las hembras las que hacen esa defensa y eso ocurre en la época entre enero y mayo que es cuando están en anidamiento; un caimán no decide hacer un ataque sino se va a comer a su presa, las hembras son las que adoptan actitud de protección de sus huevos y de defensa”, afirma.

Prieto Rodríguez indicó que comúnmente cuando el cocodrilo atrapa la presa, la sumerge para ahogarla y aprieta sus mandíbulas hasta destrozarlas. 

En el caso particular del niño, según versiones de las autoridades, se encontraba jugando en la desembocadura del río, se lanzó desde una piedra al agua y cayó cerca del caimán que lo atrapó y lo haló hacia el fondo, pero no le causó destrozos, pues su cuerpo fue hallado sin heridas profundas. ​

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad