“En Ralito pactaron con narcotraficantes”: Andrés Pastrana

Marzo 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortíz Rodríguez, El País | Bogotá
“En Ralito pactaron con narcotraficantes”: Andrés Pastrana

Andrés Pastrana, ex presidente de Colombia.

El expresidente Andrés Pastrana asegura que las directivas de la colectividad olvidaron enarbolar las banderas de la moral y la honestidad.

Andrés Pastrana es un ex presidente que habla sin miramientos. No le teme a la controversia y menos a la denuncia, incluso del Partido de su sangre, el Conservador, del que dice se le olvidó enarbolar las banderas de la moral.Tiene claro que no es el jefe natural ni el asesor de la colectividad, rechaza que sus directivas estén vinculadas a escándalos e investigaciones y pide un paso al costado de quienes la dirigen para no entorpecer la labor de la justicia.No descarta que acompañará amigos en la contienda electoral y le enfatiza a sus detractores que hay Pastrana para rato, “eso sí, hasta que me muera”. ¿Cómo ve usted al Partido Conservador?, ¿perdió su norte?Hay un Partido Conservador con más de 170 años de historia. Es el Partido que podemos mostrar de realizaciones en distintos gobiernos conservadores. Para hacer una mención, el Partido es reconocido porque hizo el Plan Colombia, en nuestro gobierno reestructuramos todo lo que es la economía que ha permitido este crecimiento. Nosotros fortalecimos, como nunca, a nuestras Fuerzas Militares; desarrollamos uno de los programas más importantes en política social que ha habido en este país como es Familias en Acción, Empleo en Acción, Jóvenes en Acción que han sido la base social del gobierno de Uribe y hoy lo continúa el presidente Santos; hicimos proyectos tan importantes como la agenda de conectividad; hicimos computadores para educar, en fin, era el Partido de las realizaciones y sobre todo del tema de seguridad y el tema social, pero también de la mano del tema de la moralidad.Entonces, ¿qué pasó?Lo que nos hemos encontrado hoy es un escándalo, que eso no es lo que representa al Partido Conservador. Escándalos como los que estamos viendo hoy y no sólo del Partido Conservador, en eso quiero ser bien claro. Desafortunadamente el Partido se ha visto envuelto en unos escándalos, pero hoy lo que tiene que enarbolar de nuevo son las banderas de la moral y eso es lo que hemos querido nosotros sacar a la luz pública.Hoy estamos viendo cuántos miembros del Directorio Nacional Conservador están siendo investigados preliminarmente o ya la propia Fiscal ha compulsado copias a la Corte Suprema para que abra las investigaciones. Lo que pasó en Estupefacientes y en muchas entidades que manejaron conservadores, al igual que otras entidades que manejaron liberales e independientes. Entonces, lo que tenemos que volver a recuperar en el Partido son los temas fundamentales como son la moral, la autoridad, la honestidad y toda la política social.El representante Alfredo Bocanegra dijo que el ex presidente Álvaro Uribe seduce al Partido Conservador y que usted lo desprecia...No. Ese Partido Conservador sí lo desprecio, no todo el partido, esas directivas que hoy están convertidas en los titulares de prensa por el tema de corrupción, claro que eso es lo que despreciamos y eso es lo que tenemos que combatir al interior del partido. Puede que yo suene arcaico en este momento, es posiblemente lo que el representante Bocanegra no ha entendido, puede que suene arcaico que el ex presidente Pastrana levante las banderas de la moral, pero allá es donde tenemos que volver.Algunos sectores del conservatismo dicen que usted no es el jefe natural, sencillamente porque no ha ejercido...No, es que yo no soy el jefe natural ni aspiro serlo. Yo he ejercido la función de un gobierno, simplemente estoy actuando como un ciudadano y como un conservador raso. Usted sabe y nunca ha sido mi aspiración ni ser jefe natural, ni de ser asesor, simplemente como conservador y como ciudadano lo que he levantado son las banderas, en este caso, de la moral.Hoy buena parte del Directorio Nacional está cuestionado, he pedido su retiro para que la justicia actúe independientemente y que ellos no tengan ninguna de las prebendas que tienen hoy como miembros de la Dirección y que, simplemente, se inicien unas investigaciones. Ojalá salgan todos libres y salgan debidamente absueltos por la justicia, pero hoy todo el país sabe que se han cometido hechos claros, directos con Agro Ingreso Seguro, las chuzadas, Estupefacientes, Ministerio del Transporte, temas como el de las desmovilizaciones y, precisamente, ya como colombiano, no solamente como conservador, tenemos que volver a levantar esa bandera de la moral que es lo que estamos aspirando todos los colombianos, a combatir y erradicar la corrupción.¿Usted cree que, luego de su mandato, el Partido se acostumbró a estar ‘colinchado’ en Presidentes ajenos y renunció al poder?Yo creo que el Partido ha perdido su vocación de poder. Afortunadamente en la pasada elección presidencial volvimos a presentar candidato. Un partido que no presenta candidato para cualquier aspiración llámese Presidencia, Alcaldías, gobernaciones, concejos, asambleas está perdiendo su razón de ser. ¿Cuál es la razón de ser de un partido político? La vocación de poder. Creo que el Partido había perdido la vocación.Afortunadamente nosotros tuvimos candidato en las pasadas elecciones presidenciales y tenemos que tener candidatos, inclusive para la Alcaldía de Bogotá. En la política se gana y se pierde, en ocasiones se demorarán años en regresar al poder, pero hay que hacerlo, hay que tener nuestros propios candidatos porque, reitero, es la vocación que tiene que tener el partido.¿Usted no cree que la vocación de poder que asume el partido hoy es más burocrática?Claro, lo que estamos viendo es que se están haciendo coaliciones burocráticas y no programáticas y a eso es lo que tenemos que regresar, a coaliciones programáticas y no a las coaliciones burocráticas. Alguien dijo que había una indigencia moral en el partido...Yo lo que creo es que en las directivas del partido hay una gran duda sobre buena parte de las actuaciones de los miembros del Directorio y por eso es importante que se haga claridad. Creo que debemos volver a fortalecer a nuestro partido desde el interior. Yo hacía una crítica de dónde ha estado el veedor moral del partido en estos años. Yo desde el Congreso impulsé el Estatuto contra la Corrupción que es fundamental y creo que esas son las cosas que debemos recuperar. Los partidos deben volver a tener credibilidad y ¿cuál partido político puede tener credibilidad si sus propias directivas están siendo cuestionadas?¿No cree que esa ausencia de verdaderas directivas es porque usted no ha asumido las riendas del Partido?Nunca quise aspirar a la dirección del Partido porque he venido haciendo denuncias de lo que ha venido pasando internamente y por eso nunca asumí ninguna posición allí. Es el mismo Partido Conservador el que se ha deslindado de mi gobierno. Usted oyó que hace unos días el propio Directorio dijo que no tenía nada que ver con el gobierno de Andrés Pastrana, lo que muestra precisamente esa actitud de sus propias directivas. El Partido Conservador no se sintió comprometido ni con el Plan Colombia, ni con Familias en Acción, ni con el fortalecimiento de la seguridad y de las Fuerzas Militares, ni con el fortalecimiento de la economía, por lo tanto esa es una actitud del partido.Siempre he sido muy crítico de esas actuaciones. Creo que hoy tenemos un partido en el poder que está concentrado en sus parlamentarios, tenemos que buscar abrir esos propios directorios, abrir la posibilidad para que jóvenes, mujeres, estudiantes, en fin, diversos sectores entren a participar activamente en la política conservadora y no solamente un directorio en el que esté representado solamente los parlamentarios. Del Caguán y Ralito¿Le molesta que comparen la zona de distensión del Caguán con la de Ralito?Claro, porque son dos cosas muy distintas. En el Caguán dialogamos pero no negociamos y en la zona de distensión de Ralito pasó exactamente lo contrario, no se dialogó y pactaron. ¿Con quiénes pactaron ellos?, con los narcotraficantes, buena parte del cartel de Medellín y hoy nos están dando la razón de lo que yo denuncié hace tanto tiempo y es que efectivamente se estaban desmovilizando miembros del narcotráfico que se estaban disfrazando de paramilitares.Hoy estamos viendo que eso fue aún más allá; se disfrazaron frentes de la guerrilla para que se vieran como frentes que se estaban desmovilizando, o más allá, hubo información del pasado gobierno de muertes de líderes guerrilleros que aún están vivos.Son dos cosas totalmente distintas, usted con el Caguán podrá coincidir o podrá discrepar. Se hizo un esfuerzo acompañado de 30 países para hacer la paz, pero nunca llegamos a un fin y no se negoció. En Ralito se hizo exactamente una zona de distensión y, reitero, ellos no dialogaron pero sí pactaron.Se sabe que la mayor parte de las desmovilizaciones de los paramilitares tuvo seguimiento de la OEA ¿será que este organismo fue engañado?No sé si todas las desmovilizaciones tuvieron el acompañamiento de la OEA, no sé cuál fue la información que se le dio a la OEA.Lo que es claro hoy es que ahí no solamente lo que hay de por medio es la farsa en unas desmovilizaciones, sino también hay un peculado porque si usted está desmovilizando gente, dando dineros públicos a quienes no han sido ni paramilitares ni guerrilleros pues lógicamente hay un detrimento patrimonial de la Nación.De amigos y elecciones¿Usted se va a meter de lleno en la campaña electoral que se avecina?Lo que quiero que quede claro es que no aspiro absolutamente a nada, ni a la Dirección del Directorio, ni absolutamente a nada al interior del Directorio.No cierro la posibilidad de que si hay amigos que están de acuerdo con nuestras banderas, la de la lucha contra la corrupción, la de la moralidad, la de la justicia social, pues lógicamente los vamos a acompañar porque esa sigue siendo también la responsabilidad nuestra de seguir trabajando para el país, que es lo que hemos venido haciendo. Desde que yo salgo de la Presidencia, desde diferentes sectores, hemos venido acompañando, en algunas ocasiones al presidente Uribe, en otras ocasiones al presidente Santos y en otras ocasiones de manera solitaria respaldando a nuestro país y haciendo lo que debamos hacer fuera de Colombia para ayudar frente a los distintos hechos que se han presentado en los últimos años.¿Qué le dice usted a sus detractores, que hay Pastrana para rato?Ah, eso sí hasta que me muera (risas). Sobre estos temas uno no dejará nunca de opinar. Creo que esa es la responsabilidad de un ex presidente y esa responsabilidad es que si hay un flagelo como la corrupción que hoy nos está carcomiendo todo lo que podamos hacer para combatirla, hay que hacerlo. Estamos acompañando y lo hemos hecho siempre cuando se ha convocado a la Comisión Asesora, porque hay una política de Estado frente a las relaciones internacionales y hemos acompañado a los distintos gobiernos y hemos estado insistiendo permanentemente a la comunidad internacional en la ayuda para Colombia, en la lucha contra el narcotráfico, la defensa del Plan Colombia, lo hemos venido haciendo desde adentro y desde afuera. Entonces creo que como ex presidente eso es lo que nos corresponde, todo lo que podamos hacer en beneficio de nuestro país vamos a hacerlo y vamos a seguir haciéndolo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad