En Colombia mueren 21 mil personas cada año por culpa del tabaco

En Colombia mueren 21 mil personas cada año por culpa del tabaco

Mayo 31, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Colprensa

Las enfermedades atribuibles al consumo del tabaco le cuestan al país cerca de 3.2 billones de pesos, mientras que el recaudo anual de los impuestos al tabaco es de 400 mil millones de pesos.

Acorde con un estudio de opinión sobre consumo de cigarrillo realizado por el ministerio de Protección Social y Salud, y el Instituto Nacional de Cancerología, el 82% de los colombianos no fuman. Sin embargo, 21.765 personas mueren cada año por enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco.8.595 de esas muertes fueron causadas por enfermedades isquémicas del corazón; 4.584 con afecciones crónicas de las vías respiratorias inferiores; 4.337 por accidentes cerebrovasculares y 3.076 por cánceres de pulmón, bronquios y tráquea. Todas ellas fueron atribuidas al tabaco, por consumo o exposición.Según la ministra de Salud y Protección Social, Beatriz Londoño, el gasto en salud de este tipo de enfermedades relacionadas con el tabaco es de alrededor de 3.2 billones de pesos, mientras que el recaudo anual por los impuestos que se perciben de la industria tabacalera es de 400 mil millones de pesos, es decir ocho veces menos.Sin embargo, la ministra explicó que hay muchos gastos ocultos en este tipo de enfermedades porque en algunos casos no se tiene en cuenta la incidencia del tabaco en las personas que no lo consumen, pero que viven en ambientes contaminados por el humo de cigarrillo.“Somos más sin tabaco”En el estudio citado, el 82% de encuestados manifestaron que se sienten molestos por el humo de cigarrillo en el ambiente y el 95% dijo que apoya los derechos de los no fumadores a respirar aire libre en los lugares de trabajo y espacios públicos como restaurantes y bares.Para estimular a la ciudadanía a ejercer sus derechos a tener un aire libre de tabaco, el ministerio lanzó con ocasión del Día Mundial sin Tabaco la campaña “Generación más, somos más sin tabaco” , con la cual se busca que los jóvenes se movilicen a favor de su control.“La idea de la campaña es invitar a la gente para que lleven el sello que apoya el control integral de tabaco, símbolo que lo evidencia como una persona más evolucionada, más conectada con el planeta, más positiva, más participativa y más decidida”, dijo Londoño.La campaña se enfocó en la población joven teniendo en cuenta que hay una incidencia alta de consumidores que son menores de edad. Acorde con el último estudio de sustancias psicoactivas del 2001 el 17.36% de los jóvenes entre 16 y 18 años fuman, un hábito que también tiene el 10.4% de los adolescentes entre 13 y 15 años.Interferencia de la industria tabacalera Este año los esfuerzos de la Organización Mundial de la Salud están puestos en educar a los dirigentes políticos y a la ciudadanía en general sobre las tácticas que está utilizando la industria tabacalera para contrarrestar las medidas que están tomando los países para que sus ciudadanos no se acerquen al tabaco.Según el informe presentado por la OMS, en algunos países la industria han optado por demandar a los gobiernos que intentan impulsar medidas para proteger a sus ciudadanos y mantener espacios libres de humo, alegando que dichas advertencias afectan sus marcas o que las restricciones pueden generar un comercio ilícito.“En los últimos años, las empresas tabacaleras han emprendido sin el menor pudor y ética una serie de acciones legales contra gobiernos que han estado a la vanguardia de la guerra contra el tabaco. Tenemos que respaldar a estos gobiernos que han tenido el valor de cumplir con el deber de proteger a sus ciudadanos”, dijo la directora de la OMS, Margaret Chan.Y es que según la OMS, el consumo del tabaco mata cada año a seis millones de personas en el mundo. Se estima que la cifra ascenderá en el 2030 a ocho millones de habitantes, y que cuatro de cada cinco de estas defunciones serán de un país pequeño o mediano como Colombia.Un dato preocupante de la OMS es que la mitad de los niños respiran regularmente aire contaminado con humo de tabaco, y más del 40% tienen un padre que fuma. En el 2004 casi una tercera parte de las defunciones a causa del tabaquismo secundario (pasivo) correspondieron a niños.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad