En la CIJ Nicaragua dijo que Colombia busca "evitar responsabilidades"

Septiembre 29, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co|Colprensa

El cuerpo diplomático del país Centroamericano argumenta que Colombia ha denunciado el Pacto de Bogotá y con ello ha rechazado que ese tribunal sea competente para resolver el litigio.

En el segundo día de audiencias orales en la Corte Internacional de Justicia, por el diferendo limítrofe entre Colombia y Nicaragua, la defensa del país Centroamericano acusó al Gobierno colombiano de querer “evitar” su responsabilidad y obligaciones en relación a la disputa binacional por el mar caribe. Lea también: Colombia acusa a Nicaragua de hacerse la "víctima" en diferendo marítimo.En su intervención, el embajador de Nicaragua en Holanda, Carlos Argüello, le dijo al tribunal que Colombia ha denunciado el Pacto de Bogotá, que declara la jurisdicción de la CIJ en el caso, y con ello ha rechazado que ese tribunal sea competente para resolver el litigio. "Colombia no solo no acepta el carácter obligatorio del dictamen que la CIJ emitió en 2012, sino que está adoptando acciones que son ‘una violación’ de lo acordado” indicó Argüello. A esto agregó que Nicaragua sí estaría de acuerdo en la firma de un tratado que permitiera resolver la disputa, pero que el gobierno no vio otra salida a la discusión, que volver a llevar la disputa a la Corte. 

Sin embargo, el mayor argumento de ese país fue que la clave del litigio reside en la "interpretación del artículo 56 del Pacto de Bogotá.

Según esa disposición, el pacto puede ser denunciado mediante aviso anticipado de un año, transcurrido el cual cesará en sus efectos para el denunciante. En ese sentido Nicaragua contradijo a Colombia, en la interpretación que sostiene que la Corte tiene competencia sobre el asunto. Precisamente en sus intervenciones en La Haya el agente de Colombia ante la CIJ, Carlos Gustavo Arrieta, y su grupo de abogados asesores, cuestionaron la posición nicaragüense “de hacerse pasar como víctima y su actitud hipócrita al tratar de fabricar una controversia inexistente”. Arrieta insistió en que Colombia había aceptado el fallo de la Corte Internacional de Justicia y que la Corte Constitucional había ordenado su incorporación al Derecho colombiano por medio de un tratado, que tenía que ser definido por las vías diplomáticas. A su turno, el abogado Michael Reisman argumentó que al momento de presentarse la demanda, no existía una disputa concreta entre Colombia y Nicaragua; por lo que al no haber existido una controversia, no hay motivos para que la Corte deba pronunciarse en el caso. En la segunda semana de audiencias se discutirá la otra demanda con la que se pretende una ampliación de la plataforma continental entre Nicaragua y Colombia, más allá de las 200 millas náuticas medidas a partir de la costa nicaragüense.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad