En el primer Congreso de Derecho Penal estará Jaques Vergé, 'El abogado del diablo'

Agosto 03, 2010 - 12:00 a.m. Por:

El abogado europeo en el lanzamiento del primer Congreso Internacional de Derecho Penal, que se llevará a cabo en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada a partir de este miércoles 4 de agosto, hasta el viernes 6.

Con el principio de que hasta los peores criminales necesitan ser defendidos para poder comprender el camino que los llevó a cometer sus crímenes, llegó a Bogotá este martes Jaques Vergé, el abogado francés conocido como ‘El abogado del Diablo’, por haber defendido a personajes tan controvertidos de la historia como Klaus Barbie, ex oficial nazi; Illich Ramírez Sánchez, alias ‘el Chacal’, y Pol Pot, dictador de Camboya.Así lo manifestó el abogado europeo en el lanzamiento del primer Congreso Internacional de Derecho Penal, que se llevará a cabo en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada a partir de este miércoles 4 de agosto, hasta el viernes 6.“Es un hombre que trasciende el mundo del derecho, que va más allá del mundo jurídico para convertirse no solo en una leyenda sino que es un hombre con un conocimiento sobre el comportamiento humano y sobre la relación de las personas con el Estado y con la aplicación de la justicia” , dijo el abogado Abelardo de La Espriella, presidente del primer congreso internacional de derecho penal.El mensaje de VergéAnte los medios de comunicación, el defensor Vergé habló de las causas que no defendería, de si alguna vez ha estado en el lugar de las víctimas y sobre las razones por las cuales defiende a personajes tan polémicos para la historia de la humanidad.Sobre un caso que rechazaría el profesor Vergé, dijo que “ninguno, no existe. Creo que el abogado está para defender a todos, cuando un perro muerde a alguien lo matamos porque no puede dar ninguna explicación, pero cuando un ser humano comete un crimen, podemos pedirle una explicación” .Indicó que esta explicación es necesaria puesto que es el único camino para conocer qué pasaba en la vida del asesino y por su mente y de esta manera poder crear mejores mecanismos para evitar que esas situaciones se repitan.“No es que lo estemos excusando, es que estamos solicitando una explicación necesaria. Porque cuando uno pide una explicación puede comprender el camino que tomó el criminal para llegar al crimen y esto permite que la sociedad enfrente medidas para que otros no hagan lo mismo” , explicó el abogado francés.Sobre si alguna vez había estado en el lugar de las víctimas, el abogado contó la historia de un caso que llevó en Francia sobre sangre contaminada de sida.Vergé narró que representó a un joven que cuando nació, los médicos debieron realizarle una transfusión y fue infectado con el virus del sida.“Comenzaron a usar esa sangre contaminada porque había un sistema que detectaba y neutralizaba el virus, pero era de un fabricante estadounidense el que estaban usando. El centro estaba buscando otro fabricante y entonces por cuestiones de competencia dejaron para más tarde la esterilización de esa sangre y con el descuido mucha gente se contaminó” , narró el abogado.Contó que por 12 años acompañó a la madre y al pequeño en la lucha contra el centro médico y que le impactó mucho ver como la madre guardaba la esperanza de una cura y de hecho lo crió como si no tuviera la enfermedad.“Una de esas víctimas fue una señora farmaceuta que tenía una edad en la que se suponía que no podía tener más hijos. Cuando nació su bebé, hubo un incidente, el niño necesitó sangre y fue contaminado con sida. Ella lo educó como si algún día él fuera a sanar, a mejorar, y a los 12 años el niño falleció regresando de un viaje de invierno” , explicó.Sobre los casos de la realidad latinoamericana que le gustaría defender, el profesor Vergé dijo que prefería no decir nombres porque aseguró que no vino a hacer política.“No vine a hacer política pero en definitiva defendería a todos, porque es el mismo principio, no es el crimen lo que me interesa sino lo que piensa el criminal y la pregunta es: ¿cómo una persona que está en el poder puede poco a poco llega a ser tirano?” , aseguró.Aseguró además que solo una cosa podría hacerlo abandonar un caso: cuando la defensa se convierte en defensa de ideas y no de un ciudadano.“Se puede defender entonces a alguien. Estoy listo para defender a cualquiera, a todos, pero no las ideas de los demás. Si Barbie me hubiera dicho que lo defendiera por la importancia de la superioridad del hombre ariano, yo le hubiese dicho: ‘Me disculpo, pero eso no lo hago’” , agregó.Y explicó que “esto fue lo que pasó con Ramírez Sánchez, alias ‘El Chacal’, por un desacuerdo que tuvimos en la estrategia. No somos marionetas no tenemos que agacharnos, a menudo pensamos que el abogado es la voz de su cliente, pero no es como él, ese es el único límite que yo tengo” .

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad