Eliminar la discriminación contra mujeres y niñas, una lucha que persiste en Colombia

Octubre 11, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

El Icbf durante la conmemoración del Día Mundial de la Niña indicó que la discriminación en general hacia las mujeres, es una realidad de tiempo atrás que se ha perpetuado en el tiempo.

[[nid:472281;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/10/ninas-foto-espaldas.jpg;full;{Según la ONU Mujeres, más de 62 millones de niñas en el mundo en edad escolar no estudian porque no tienen acceso o deben trabajar día y noche para aportar económicamente en sus casas. Foto: Elpais.com.co | Archivo}]]

Por cuarto año consecutivo, este domingo se conmemora el Día Mundial de la Niña, con distintas actividades que tienen como objetivo visibilizar la situación de las niñas, para potenciar el desarrollo de sus capacidades y promover la eliminación de las brechas que aún persisten. 

Este año niñas de Bolívar, Sucre, Nariño, Chocó, Cauca, Valle del Cauca y Cundinamarca se reunieron en Bogotá para dialogar sobre su rol específico en la construcción de una paz estable y duradera.

 La igualdad de género fue uno de los temas clave durante el encuentro, donde el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Fundación Plan, ONU Mujeres, Unicef, Unfpa y la Alianza por la Niñez, reafirmaron su compromiso con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 En esta oportunidad también se hizo énfasis en el quinto objetivo de la agenda de desarrollo sostenible de la ONU para 2030 que exige eliminar cualquier forma de discriminación contra las mujeres y niñas; toda forma de violencia contra la población femenina, incluida la violencia de carácter sexual y la mutilación genital.

 Reclama además promover la oferta y por ende el acceso de las niñas y mujeres a los servicios públicos y de protección social; asegurar el empoderamiento de las mujeres y niñas en todos los ámbitos de sus vidas; proveer acceso universal a una buena educación sexual y a mecanismos que salvaguarden la salud.

 En resumidas cuentas, demanda la reforma de la legislación necesaria para implementar políticas que potencien el goce efectivo de los derechos humanos de las mujeres y niñas. 

Las entidades recordaron que para Colombia, el desafío de implementar los Objetivos de desarrollo sostenible y su correspondiente Agenda 2030 llega en el momento en el que el país ve la posibilidad de un Acuerdo de Paz con la guerrilla de las Farc y un futuro cercano de postacuerdos que permitan la terminación de un conflicto interno de más de 50 años.

“El Estado colombiano ha reconocido la importancia de las mujeres en la construcción y sostenibilidad del país, por ello tenemos claro que todo lo que hagamos para garantizar los proyectos de vida de nuestras niñas, nos permite no sólo asegurar un futuro pleno para ellas, sino impactar de forma positiva en el desarrollo del país y en nuestra anhelada paz”, dijo la directora del Icbf, Cristina plazas. 

Igualmente, mencionó que la discriminación hacia las niñas, y en general hacia las mujeres, es una realidad de tiempo atrás que se ha perpetuado en el tiempo a través de prácticas culturales como el machismo en las que se ve y se trata a la mujer en una posición inferior a la del hombre, limitando entonces sus oportunidades de progreso en iguales condiciones a las de los hombres.

 "Los derechos de niñas y niños prevalecen por igual y eso es algo que nuestra sociedad debe comprender y practicar. Nuestras niñas deben ejercer plenamente sus derechos, educarse, hacer sentir su voz, ser protegidas y respetadas, solo tratándolas en igualdad de condiciones podremos concretar ese sueño que todos tenemos por una paz justa y duradera”, manifiestó.

 Para Gabriela Bucher Balcázar, presidente Ejecutiva de la Fundación Plan, “Si queremos que la paz sea sostenible será vital que consideremos e incluyamos a las niñas, los niños y la juventud del país, quienes con su capacidad y entusiasmo como agentes de cambio, son los llamados a contribuir a las transformaciones que les permitirán vivir en un país que responda a sus ideales”. 

Agregó que una de estas grandes transformaciones será que los roles tradicionales masculinos y femeninos, que se exacerban con la violencia armada, se puedan replantear para que haya una nueva forma de relacionamiento basada en el respeto y la aceptación de las diferencias. 

A su turno, Viviana Limpias, representante Adjunta Unicef Colombia, señaló que “si las niñas reciben apoyo eficaz durante la infancia y adolescencia, tienen la posibilidad de cambiar el mundo”. 

Dijo también que toda inversión destinada a otorgar ese poder a las niñas respalda la vigencia actual de sus derechos y constituye una promesa de un futuro más equitativo y próspero. 

Jorge Parra Vergara, representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) documentó que el principal desafío para una construcción de paz estable y duradera es superar las inequidades frente a las niñas, dada la desigualdad de oportunidades que ellas viven en dependencia de su nivel de riqueza, su nivel educativo, su zona de residencia, su pertenencia étnica, su condición o no de discapacidad.

 “Cada niña debe poder transitar hacia la adultez de manera sana, feliz y en condiciones de bienestar. Igualmente trabajar en alianza con otras organizaciones, para que las niñas tengan oportunidades de realizar sus sueños y crecer libres de violencia y así participar como ciudadanas activas en la construcción de la paz”. 

Finalmente, Flor María Díaz, Oficial Nacional de Programa de ONU Mujeres manifestó que, “ONU Mujeres entiende que la paz se construye también impulsando el desarrollo de las mujeres desde la niñez, y por eso apoya procesos de transformación cultural y se hacen esfuerzos para reforzar a la institucionalidad. Trabajamos teniendo en cuenta como foco poblacional a las niñas, adolescentes y mujeres. Trabajamos por la transformación de la cultura sexista que niega y sigue negando un lugar a las mujeres desde su temprana infancia”, concluyó. 

 Pese a las constantes campañas de las principales ONG del mundo, las cifras siguen preocupando y mucho. Según Onu Mujeres más de 62 millones de niñas en edad escolar no estudian porque no tienen acceso o deben trabajar día y noche para aportar económicamente en sus casas.

 Dice que muchas son explotadas laboralmente y forzadas a trabajar por inhumanas jornadas laborales, a cambio de salarios miserables que apenas alcanzan para una comida diaria. 

Además, afirma que menos de la mitad de las mujeres en el mundo tienen trabajo y solo perciben el 76% de lo que ganan los hombres.

A ello se suma que según una encuesta realizada en 16 países, el 10% de las niñas de entre 5 y 14 años realizan tareas domésticas para subsistir.

 En cuanto a la violencia doméstica, la entidad advierte que cada 10 minutos, en algún lugar del mundo, una menor muere como resultado de violencia. 

Indica también que casi la mitad (el 44%) de las adolescentes de todo el mundo de entre 15 y 19 años de edad piensa que un marido o compañero sentimental tiene derecho a pegarle o golpear a su esposa o compañera en determinadas circunstancias. 

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que una de cada tres mujeres son víctimas de violencia sexual, sin contar los casos de acoso sexual en escuelas y en la calle. 

A nivel mundial, argumenta que el 30% de las chicas entre 15 y 19 años han experimentado violencia de pareja, mientras que el 98% de los 4,5 millones de personas forzadas a la explotación sexual son mujeres y niñas, y el 55% de 20,9 millones de menores víctimas de explotación laboral son mujeres. 

Finalmente, reveló que 133 millones de niñas y mujeres han sufrido mutilación genital femenina en los 29 países de África y Oriente Medio donde esta práctica resulta habitual. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad