Eliminación de visa Schengen será una realidad en el 2015

Eliminación de visa Schengen será una realidad en el 2015

Febrero 10, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra, reportero de El País
Eliminación de visa Schengen será una realidad en el 2015

La embajadora de la UE en Bogotá, María Antonia Van Gool.

La embajadora de la UE en Bogotá, María Antonia Van Gool, dice que el acuerdo político para eliminar la visa Schengen es el mayor paso, pero el proceso se tomará otros meses del 2014. Más turismo y negocios.

Más de un colombiano ha soñado, quizás desde su juventud, con conocer París, Madrid, Roma y otras grandes capitales europeas. Sin embargo, ese anhelo ha sido complicado en los últimos años, ya que la Unión Europea mantiene muy restringido el ingreso a los 26 países que conforman ese bloque comunitario.Pero luego de una propuesta que lideró desde el año pasado, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, la dirigencia política de la UE acordó eliminar la llamada visa Schengen para los nacionales que viajen al Viejo Continente. Sin embargo, aún faltan varios pasos, que se agotarán en el 2014, para que ese sueño sea una realidad en el 2015.La embajadora de la UE en Bogotá, María Antonia Van Gool señala que se trata de un importante avance para dinamizar en los próximos años el turismo, los negocios y la cultura entre Colombia y Europa.La eliminación de la visa Schengen por parte de la Unión Europea alegró a los colombianos, pero ¿qué falta para que ese sueño sea una realidad?Ese proceso agotó tres fases. La primera fue la preparación y la introducción de Colombia en la lista de países que no necesitan la visa Schengen. Esa preparación finalizó el año pasado. El segundo paso era el más duro y fue el acuerdo político entre el Consejo Europeo, el Parlamento y la Comisión para aceptar las condiciones bajo las cuales se puede eliminar la visa. Por fortuna, ese acuerdo se dio y es lo que estamos celebrando porque era lo más importante y difícil de superar. Luego de esta fase faltan otras condiciones, no son trámites, sino pasos legales e institucionales que deben cumplirse para que la abolición de la visa sea una realidad. En la práctica, ¿cuáles son esos pasos finales que deberán agotarse?Primero es que se otorgue una aprobación formal por parte del Parlamento y el Consejo Europeos del acuerdo político logrado. Ese paso se dará en el Parlamento en abril próximo. Luego el cambio de exigir y no exigir la visa estará sujeto a un informe que debe redactar la Comisión Europea indicando por qué la situación en Colombia ha cambiado en forma positiva. Ese informe irá al Parlamento y al Consejo para su visto bueno, lo cual tomará unos meses. Para ello la embajada colombiana ha proporcionado todos los datos necesarios, pero es un trabajo que debe ser muy serio para que sea aceptable por parte del Parlamento y el Consejo. Los elementos de ese documento ya han sido base de la discusión sobre si se podía o no eliminar la visa Schengen. Una vez presentado ese informe, la Comisión pedirá un mandato para negociar un acuerdo bilateral con Colombia donde se fijarán las condiciones para la eliminación del visado. Ese acuerdo luego se traduce en varios idiomas para ser aprobado por el Consejo Europeo y el Congreso colombiano. Ese será el último paso.En mayo habrá elecciones para el Parlamento Europeo. ¿Eso significa que el proceso de aprobación podría tardarse quizás todo el 2014, o no?Eso evidentemente afecta el proceso. Pero hay que tener en cuenta que todos los anteriores pasos necesitan traducción en todos los idiomas y verificación jurídica de los textos, lo cual podría demorar un poco. ¿Es decir, que quienes tengan planeado un viaje este año a Europa todavía necesitarán la visa Schengen, o deberán aplazarlo? Todas aquellas personas que piensen viajar este año a Europa deberán tramitar la visa. Puede que el proceso vaya muy rápido, pero aunque ello se de, para la temporada de verano que viene, aún será necesario contar con la visa. Puede que haya sorpresas, y si el proceso se acelera las mismas embajadas y consultados se encargarán de avisar de la no exigencia de la visa. Lo claro es que por ahora quienes vayan a viajar en cualquier temporada del año es mejor que saquen su visa. Si todo sale bien, ¿es factible que se pueda gozar de ese privilegio para finales del 2014?Es una opción, pero personalmente no jugaría sobre ella. Pero, en el 2015 será una realidad...Sí. El año tiene doce meses así que hay mucho tiempo todavía para jugar.¿Qué vendrá en adelante a la hora de viajar a cualquier país de Europa?La visa que se va a eliminar es la de corta estadía, es decir, de máximo 90 días. El no visado es para hacer visitas familiares y de turismo, además para realizar un primer contacto con posibles socios de negocios, y no es para trabajar ni para estudiar. En caso de que quiera hacerlo se debe tramitar una visa especial de permanencia, trabajo o residencia como se hace actualmente. Siendo así, ¿qué beneficios habría para los colombianos?Las personas que quieran visitar a sus familiares podrán hacerlo sin problema, pero deberán comprar un tiquete de ida y regreso. Las nuevas exigencias serán diferentes a las de antes, pero recomendamos fuertemente que las personas tengan un seguro de viaje, en caso de que se enfermen. Y al ingresar a Europa es probable que las autoridades aduaneras y de control les pregunten sobre cuál es el propósito de su viaje, tal como se hace hoy.Otro de los beneficios es que, en virtud del Acuerdo Comercial entre la UE y Colombia, muchos empresarios pequeños y medianos podrán verificar allá cuál es el mercado y sus ventajas, algo que es ahora un poco engorroso porque hay que tramitar la visa Schengen y planificar con mucho tiempo anticipado una visita. En adelante, quien tenga un socio potencial de negocios podrá viajar y conocerlo para sostener un primer contacto. Quizás la ventaja más importante es que con la visa eliminada la imagen que en Europa tienen muchas personas sobre Colombia va a cambiar. Queremos que Colombia sea un país más amigo, mucho más accesible pues la gente tendrá en mayor medida la oportunidad de conocer, de viajar y hacer turismo allá, ya que la visa siempre es como una barrera sicológica. A propósito de imagen, ¿cree que Colombia avanzó lo suficiente para ganarse un espacio en Europa, a pesar de sus problemas de seguridad?La percepción ha mejorado, lo mismo que su situación, pero es muy difícil juzgar, porque uno está aquí por corto tiempo y es complicado comparar. Lo que es un hecho es que el país ha hecho grandes esfuerzos por mejorar su seguridad, de tener claro dónde están los problemas, orientar a los turistas a dónde se debe ir o no, además de una mayor protección a la población. Esa apertura mental e institucional es un elemento que da seguridad a nuestros gobiernos de que podemos contar con un socio que nos brinda confianza, y con el cual queremos intensificar relaciones en todos los campos.¿Qué ventajas percibe en el campo cultural, ya que hoy a muchos artistas se les imposibilita mostrarse en Europa por no tener visa?Habrá muchas, pero siempre hay un elemento de costos. Por ejemplo, llevar grupos musicales, bailarines, entre otros, es costoso, pero en adelante los intercambios culturales se podrán incrementar más con esta apertura.De las más de 100.000 visas que tramitaron los colombianos el año pasado para ir a Europa, ¿cuántas se negaron y aprobaron?Lo importante aquí es que se negaron muy pocas, es decir, no más del 5 % de las solicitudes dependiendo de cada país. La expedición de visas de corta duración fue de 103.000 y las solicitudes sumaron 114.000.Al derribarse la barrera de la visa, ¿qué posibilidades se abren en el campo académico?Si usted quiere estudiar allá, y tal como lo exigen muchos países, deberá demostrar que tiene fondos y dónde alojarse. Salvo para nosotros en la Unión Europea tenemos hoy libre circulación de personas y libre establecimiento. Es decir, que un europeo gracias a la unión existente puede trabajar, estudiar y residir en cualquier país de la comunidad. Además de la seguridad, ¿cuál es hoy la percepción de la UE sobre la economía colombiana?Las cifras macroeconómicas son interesantes y las envidiamos a veces. Colombia tiene un buen crecimiento, además de que es un país que paga juiciosamente sus compromisos, y por eso tiene buena reputación. Si mejora su infraestructura vial y portuaria, Colombia dará mayores saltos en su desempeño económico.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad