El voto en blanco, otro 'candidato' a vencer en las próximas elecciones

El voto en blanco, otro 'candidato' a vencer en las próximas elecciones

Febrero 27, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País, Bogotá
El voto en blanco, otro 'candidato' a vencer en las próximas elecciones

Por primera vez en muchos años, en las encuestas, el voto en blanco ha alcanzado cifras del 30 % en las tendencias.

Defensores dicen que este sufragio ya es visto como una amenaza, mientras que los detractores lo ven como un ‘oportunismo’.

El crecimiento progresivo que ha tenido el voto en blanco, de acuerdo con las últimas encuestas que se han realizado, han puesto a pensar a los candidatos al Congreso y la Presidencia, que ya lo ven como un contendor más a vencer en las elecciones.En contraste con los comicios anteriores, el voto en blanco pasó de tener una favorabilidad del 3% al 30% en la actualidad, razón por la cual se han creado grupos de impulsores y detractores de la figura. Uno de los mayores defensores es el periodista y escritor Gustavo Bolívar, quien recorre el país tratando de explicar a los colombianos la importancia del voto en blanco.“Si hay un triunfo del voto en blanco sería un hecho histórico mundial, porque el mensaje que se envía es que en Colombia hubo una revolución política sin disparar una bala”, aseguró el escritor, quien además manifestó que “las cifras el voto lo único que reflejan es el cansancio de la ciudadanía con la política tradicional”.Aseguró que ante la amenaza del voto en blanco son muchos los candidatos que han emprendido una campaña de desprestigio y acusó de esto a los senadores Roberto Gerlein, Juan Manuel Galán y Jorge Enrique Robledo.En este sentido, el senador y candidato liberal, Juan Manuel Galán explicó que él no está atacando la figura del voto en blanco porque considera que se trata de una expresión ciudadana de inconformismo válida.No obstante, enfatizó que “el camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones como el voto en blanco, pero este termina con un efecto muy perverso porque premia curiosamente a ciertos sectores clientelistas y politiqueros más que castigarlos”.Sustentó esta tesis al argumentar que el voto en blanco es una expresión de opinión “y eso nos afecta a los candidatos de opinión, porque la gente termina marcando el voto en blanco y no por un candidato que represente una alternativa, mientras que los clientelistas, politiqueros y corruptos tienen sus votos asegurados y van a llegar más fortalecidos”.Por esta razón, Galán consideró que “puede haber buenas intenciones, pero en la práctica como no va a ganar lo que hace es que fortalece a esos políticos corruptos y no a nosotros” y agregó que “existe un ingrediente adicional y es que se han creado muchos grupos que buscan dinero a través de la reposición”.Sobre este último aspecto, Bolívar dijo que “en la Registraduría no hay un solo grupo inscrito para promover el voto en blanco para el Congreso, creo que hay uno para Presidencia” y aclaró que “nosotros no tenemos recursos de ningún partido ni de nadie, lo hacemos con lo que tenemos en el bolsillo”.El movimiento que está inscrito en la Registraduría y al que se refirió Bolívar es el denominado Sin Odio Social (SOS) que pretende promover el voto en blanco para la Presidencia de la República.Este grupo está conformado por Carlos Felipe Flórez Alvarado, quien es su vocero, José Ortíz Valencia, Luis Alberto Alvarado Gamboa, Diana Elizabeth Andrea Acuña Pedraza y Leyla Mendoza González, quienes pretenden que los ciudadanos logren las mayorías con este voto y presionar nuevas elecciones con candidatos diferentes.Otro que defendió el fortalecimiento del voto en blanco fue el exmagistrado de la Corte Constitucional, Jaime Araújo, quien recientemente instauró una tutela ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, para que se garantice que el voto en blanco gana con una mayoría simple y no absoluta como dice el registrador Carlos Ariel Sánchez (ver nota anexa).Araújo, al sustentar el nuevo papel de este sufragio, dijo que “mientras el voto en blanco estuvo en niveles del 3 o 4% a todo el mundo le gustaba, pero ahora que está en el 30% o más es malo”.Explicó que esta alternativa democrática “va a barrer con esas prácticas y es un instrumento contra la corrupción”, por lo que advirtió que hoy lo ven como una amenaza que hay que contrarrestar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad